¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    6 horas de SilverstoneBuemi hace de héroe y mantiene el pleno del Toyota de Alonso en el WEC

    Control total de los grandes favoritos del campeonato en una carrera en la que se disputaron la victoria entre ellos desde la primera curva de la prueba.

    El suizo remontó una ventaja de más de 20 segundos perdidos en el último stint.

    Doblete de los DC Racing de Jackie Chan en LMP2, con el Ferrari 51 del AF Corse ganador en LMGTE Pro y el Porsche 911 del Dempsey-Proton en LMGTE Am.

    El equipo Toyota mantiene el reinado del Mundial de Resistencia, tras conquistar un nuevo doblete en las 6 horas de Silverstone. Desde el principio la pelea fue sólo entre ellos, como estaba previsto, pero no fue hasta la última hora cuando se decantó definitivamente la victoria. Sebastien Buemi fue esta vez el comandante frente a Kazuki Nakajima y Fernando Alonso, tras culminar una espléndida remontada en la que sometió a tal presión a Kamui Kobayashi que hizo perder la victoria al Toyota #7 tanto para él como para José María López como Mike Conway.

    No fue, ni mucho menos, una carrera exenta de incidentes. Nada más comenzar, Stepháne Sarrazin con el SMP Racing #17 bloqueó el paso de los dos Rebellion, dejándoles fuera de opciones de podio para la primera parte de la prueba.

    Mientras, por delante Toyota se escapaba. Tardaron apenas 20 minutos en irse a una distancia superior al minuto, con el #7 por delante del #8 y Kobayashi mantiendo a raya a Buemi. Más se apretó la situación en el segundo relevo. Con Fernando Alonso al volante de su prototipo y Mike Conway al del líder, el español empezó a empujar aprovechando no sólo los doblados, sino usándolos para ponerse líder. Este a tres, una de las imágenes de la prueba.

    El liderato de Alonso con respecto a Conway duró lo que su relevo. Cuando 'Pechito' López se puso al frente del Toyota #7 y Kazuki Nakajima en el #8. El prototipo de los líderes del campeonato empezó a fallar de manera inesperada, algo que ya había barruntado Alonso previamente cuando señaló algo de sobreviraje.

    Los más de 20 segundos que se llegó a dejar Nakajima frente a López en este relevo empezó a disminuir cuando le cambiaron el morro al Toyota #8. En ese momento la sangría de tiempo empezó a disminuir, lo que unido a un par de 'full course yellow' permitió que Buemi sacara lo mejor de sí en la parte final de la prueba frente a Kobayashi.

    Coches de seguridad, varias zonas de 'FCY', banderas amarillas y la presión a la que Buemi sometió a sus rivales hizo que con menos de una hora para el final, aún quedase por decidir la victoria: menos de 4 segundos entre los dos Toyota.

    La presión de Buemi a Kobayashi fue tal, que el japonés se salió de pista nada más cruzar la frontera de la última hora. Aunque el Toyota #7 salió sin mayores problemas de la zona exterior, se vio afectado por dicha excursión y el corredor suizo mordió a la yugular y se hizo con el liderato de la prueba a 46 minutos.

    El error fue clave: Buemi no soltó el liderato hasta el final, mientras que benefició a una Toyota que esta vez ni siquiera tuvo que pensar en órdenes de equipo para decidir.

    La excelsa labor de Buemi fue clave para que Kobayashi sucumbiera a la presión. Las caras de Conway y López en el podio, que completó el inesperado Rebellion 3 (uno de los afectados en la salida) pilotado por Thomas Laurent, Mathias Beche y Gustavo Menezes.

    Doblete de Jackie Chan en LMP2; emoción en LMGTE-Pro

    El resto de categorías no defraudaron. La de plata, los LMP2, estuvieron dominados por los Oreca de Jackie Chan, con Ho-Ping Tung, Richelmi y Aubry por delante de sus compañeros del otro prototipo del actor hongkongués.

    Mucha más pelea hubo en la categoría de LMGTE-Pro. Con el Ferrari #51 del AF Corse, el espectáculo final lo dieron Tincknell con el Ford #67 y Christensen con el Porsche #92. Prueba de ello, fue esta pelea al límite incluso del reglamento por la última posición del podio.

    Tras el Ferrari de Pier Guidi y Calado, el segundo puesto fue para el Porsche #91 de Lietz y Bruni, con el Ford #67 de Priaulx y Tincknell llevándose el bronce de la categoría.

    Los LMGTE-Am tampoco dejaron atrás el espectáculo. El Dempsey-Proton de Campbell, Andlauer y Ried se impusieron en la lucha frente a al Aston Martin #90 de TF Sport pilotado por Yoluc, Adam y Eastwood, con el clásico #95 AMR de Lamy, Dalla Lana y Lauda completando el podio.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto