¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volkswagen garantiza el futuro de los Golf, Tiguan, Passat, Tayron y T-Roc

    Volkswagen T-Roc, Golf y T-Cross, tres modelos importantes en la marca alemanaVolkswagen

    Hace tan solo unos días que te contábamos el futuro del Volkswagen Golf, uno de los modelos más importantes de la marca alemana, y del que una generación más está garantizada. Ralf Brandstätter ha confirmado en unas declaraciones los modelos que tienen sustitutos planeados en combustión, a pesar de que algunos están más que interesados en matarlos antes de tiempo.

    Es una realidad que Volkswagen se ha metido de lleno en el mercado de los coches eléctricos y que está dedicando una gran partida de recursos a construir una gama paralela a la de combustión. Pero, de ahí a que algunos de modelos tradicionales abandonen el mercado hay un trecho muy grande. Y es que el fabricante se ha visto obligado a confirmar qué modelos en concreto tienen prevista una nueva generación con motores térmicos.

    Unas declaraciones que, una vez más, se han sacado de contexto interpretándose lo que a algunos les interesa. En la reciente convocatoria para dar a conocer la nueva estrategia «ACCELERATE» aprovechando la presentación del «Project Trinity», Ralf Brandstätter señaló que «Todos los modelos principales, incluidos el Golf, Tiguan, Passat, Tayron y T-Roc tendrán sucesores». Al mismo tiempo, ha señalado que «los motores de combustión también se seguirán desarrollando en paralelo a la aceleración de la campaña eléctrica».

    Foto Volkswagen Polo - exterior
    El Volkswagen Polo recibirá una nueva imagen más cercana al Golf en 2022

    La tecnología híbrida enchufable será un obligatorio en todos los futuros modelos

    El mandatario alemán ha señalado los que son una referencia en el mercado, si bien el hecho de que no mencionar concretamente al Polo ha hecho saltar las alarmas, apostando que el modelo dirá adiós en esta generación y que será sustituido por el nuevo modelo eléctrico planificado, el Volkswagen ID.1, ya que el ID.2 es un crossover, como los números pares están determinando para los SUV más familiares.

    El mismo destino correrá el T-Cross, también considerado uno de los «principales», según la declaración de Brandstätter, si bien a este no se ha referido nadie. La realidad es que Volkswagen mantendrá todos los modelos en paralelo hasta que la plataforma «MEB Entry» para subcompactos eléctricos esté lista, y se asegure que el precio puede ser de un máximo de 20.000 Euros. Hoy, y hasta mediados de la década no es posible que el precio de la batería, con una autonomía de 300 kilómetros, baje lo suficiente como para matar al Polo y sustituirlo por un eléctrico.

    Brandstätter también ha confirmado que la combustión seguirá siendo una pieza fundamental en su estrategia, apuntando que «Todavía necesitamos motores de combustión interna y los necesitaremos durante algún tiempo, pero deberían ser lo más eficientes posible, por lo que la próxima generación de nuestros modelos clave, que se ofrecen en todo el mundo, también contarán con la última generación de tecnología híbrida con una autonomía eléctrica de hasta 100 kilómetros».

    Fuente: Volkswagen