¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las mulas del Volkswagen ID. Buzz autónomo, listas para sus pruebas

    Mula del nuevo Volkswagen ID. Buzz autónomoVolkswagen / Argo AI

    La primera mula del futuro Volkswagen ID. Buzz autónomo que llegará en 2025 está preparada para iniciar sus pruebas. Equipa la avanzada tecnología de Argo AI, un especialista en conducción autónoma que estrenará su sistema en 2025 con nivel 5.

    El nuevo Volkswagen ID. Buzz ya rueda como mula de pruebas en diferentes ciudades europeas. Las hemos visto a bordo de una plataforma de transporte y rodando por sus propios medios, aunque desde hace tiempo ya existen prototipos con la carrocería y especificaciones de producción.

    La nueva furgoneta eléctrica, reinterpretación moderna del antiguo Bulli, desembarcará en el mercado en el verano de 2022, y dos tres después llegará una variante especial dotada de tecnología de conducción autónoma de nivel 5. Volkswagen ya trabaja en ella, con esta mula que se ha desarrollado en colaboración con una especialista de alto nivel, los de Argo AI. Como puedes ver, la mula está repleta de sensores LIDAR instalados en los extremos del paragolpes, y también en el techo.

    Foto mula Volkswagen ID. Buzz 2022 - exterior
    Una mula del Volkswagen ID. Buzz 2022 en pruebas al norte de Suecia / Foto: CarPix

    El Volkswagen ID. Buzz autónomo llegará en 2025

    Y es que esta parte es una de las claves del futuro ID. Buzz que penalizará a toda la gama, porque no podrá disponer de techo panorámico, un equipamiento que se antoja casi fundamental en este modelo. Las unidades equipadas con la quinta generación de la tecnología de Argo AI serán perfectamente reconocibles por la forma de cúpula del techo, ya que en en el borde frontal, sobre el parabrisas, contará con una cámara de alta resolución, y gran parte de los sistemas extendidos por el panel del techo.

    La marca alemana y el proveedor están empezando las pruebas en condiciones reales en un grandísimo espacio adaptado en las afueras de Múnich, por un período todavía indeterminado. Una vez que se supere esta prueba, entonces los prototipos autónomos recorrerán las carreteras y ciudades alemanas, y después lo harán en otras regiones de Europa.

    El futuro ID. Buzz autónomo entrará en servicio, primero, como parte de los servicios de movilidad compartida de MOIA, la filial de Volkswagen destinada a este servicio de «car sharing», y posteriormente se valorará la posibilidad de ofrecerse a particulares, aunque es algo remoto teniendo en cuenta que solo Alemania cuenta con una ley de conducción autónoma.