¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Volkswagen afirma que la producción del nuevo ID.3 es más barata que el antiguo e-Golf

    Empleados trabajando en una línea de producción del nuevo ID.3 de Volkswagen en ZwickaReuters

    El nuevo Volkswagen ID.3 ya está siendo producido a marchas forzadas en la factoría central de Zwickau. Desde antes de que fuese desvelado, se nos venía contando que el coche eléctrico es más caro que la combustión. Y de verdad lo es, si bien el máximo responsable de la marca alemana ha señalado que el nuevo ID.3 lo es un 40% más barato comparado con el antiguo e-Golf.

    Los costes de desarrollo, investigación, materiales y producción son la pesadilla de los gestores de una marca a la hora de poner precios a los coches. Mucho antes de que el nuevo eléctrico de Volkswagen saliera al mercado, ya se nos venía diciendo que iba ser muy caro.

    En parte, lo es, por supuesto es más caro que un modelo de combustión. Y el Volkswagen ID.3 es un coche caro por ahora, dado que la firma alemana se ha inclinado por comenzar las ventas de las versiones más exclusivas, lo cual también supone que lo hace con las baterías de mayor capacidad y autonomía, por lo que para las versiones más económicas tendremos que esperar aproximadamente un año.

    Un grupo de trabajadores realizan un montaje para el Volkswagen ID.3 en Zwickau, Alemania

    Queramos o no, todavía el coste es elevado. Pero Herbert Diess, máximo responsable de Volkswagen, ya ha anunciado que el nuevo ID.3 es un 40% más barato de producir que el antiguo e-Golf, señalando a dos componentes tan esenciales: una plataforma dedicada y la batería, a la que también le otorgan una capacidad funcional más que la de alimentar los coches eléctricos: ayuda con la resistencia estructural del vehículo.

    Diess explica que la batería del ID.3 es un componente diseñado especialmente para el primer modelo de Volkswagen ID. por lo que lo se parte de un diseño modular para almacenamiento de energía que permite disponer de ciertas ventajas, que redundan en unas economías de escala que representan entre un 5 y un 10 por ciento de rebaja en los costes si la producción se realiza en una fábrica dedicada única y exclusivamente a estos modelos.

    Volkswagen también ha señalado que el precio descenderá progresivamente. Al menos, es lo que esperan que ocurra a partir de un año cuando la planta de cristal de Dresde, en Alemania, también se transforme en sede de producción de eléctricos a partir de otoño de 2020, uniéndose a la central de Zwickau. En principio, la segunda sede más moderna también estará dedicada al ID.3, por ahora, en exclusiva.

    Fuente: Reuters

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto