¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El WRC apuesta por los motores actuales para los 'Rally1' híbridos de 2022

    El WRC apuesta por los motores de 1.6 litros Turbo de cuatro cilindros de los actuales World Rally Cars.

    La reunión telemática del Consejo Mundial del Motor de la FIA ha decidido usar la base de los motores actuales en los 'Rally1' del WRC.

    Los coches que reinarán en el Mundial de Rallies desde 2022 utilizarán así los propulsores actuales asociados a un componente híbrido.

    La crisis derivada de la pandemia de COVID-19 ha alterado por completo el normal curso de la temporada 2020 en casi la totalidad de competiciones automovilísticas. Incluso el Consejo Mundial del Motor ha tenido que adaptarse a este periodo de excepción, celebrando su última reunión de forma telemática. Una circunstancia que no ha impedido tomar importantes decisiones de futuro en torno a la Fórmula 1 y el WRC. En lo que respecta al Mundial de Rallies, el organismo ha resuelto una de las grandes dudas que había en torno a la normativa híbrida de 2022, confirmando el uso de los actuales motores en los futuros 'Rally1'.

    El promotor del WRC, la FIA y los fabricantes implicados en el Mundial de Rallies barajaban dos opciones, competir con los motores que montan los actuales World Rally Cars o adoptar una fórmula de menor coste a partir de los propulsores cercanos a la serie que equipan los coches R5. Dos caminos divergentes en los que finalmente se ha apostado por la continuidad. De esta forma, los futuros 'Rally1' híbridos que debutarán en 2022 utilizarán la base de los motores actuales, siempre asociado a un sistema híbrido. Eso sí, se aplicarán las medidas adecuadas para reducir gastos y el desarrollo de los mismos.

    Cabe recordar que los World Rally Cars de la actual generación equipan el denominado motor global, un bloque de cuatro cilindros y 1.6 litros turbo con una potencia de unos 380 CV. Se limita así la anunciada reducción de costes en torno al motor, siguiendo esta vía de una forma más agresiva en áreas como la suspensión, la transmisión o el sistema de frenos. Con todo, estos propulsores podrán emplear algunos elementos derivados de la serie que ahora no son aptos, limitando así en la medida de lo posible la escala de costes que se va a producir de forma irremediable con la llegada de la tecnología híbrida a los 'Rally1'.

    Fotos: Red Bull Content Pool