¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El WRC vive la era del campeón Sébastien Ogier

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho

    Sébastien Ogier ha conseguido su tercera corona en el WRC y lo ha hecho de la mano del tercer título de constructores de Wolkswagen Motorsport en el Mundial. Sólo tres pilotos tienen más títulos y uno más victorias de rally. El WRC está en la era Ogier.

    Sólo hay 17 pilotos que han ganado el Campeonato del Mundo de Rallies desde su fundación en 1973. Algunos con un sólo título son recordados por todos los aficionados al WRC como Richard Burns, Colin McRae o Didier Auriol y otros a pesar de haber conseguido una corona mundialista, no tienen tanta repercusión en las generaciones futuras, como pueda ser Björn Waldegard. La lista se reduce a ocho pilotos si buscamos los que han ganado más de un título, auténticas leyendas de este deporte que en muchos casos han marcado una etapa. En 2015, Sébastien Ogier ha confirmado su propia era.

    Este fin de semana con su victoria en el Rally de Australia, Sébastien Ogier se ha convertido en tricampeón del WRC. Tres coronas, a los 31 años y a los mandos de un Volkswagen Polo R WRC que promete ser el coche de referencia al menos un año más. El francés, digno heredero de Sébastien Loeb, está siendo el auténtico 'dictador' del campeonato y desde que recaló en la formación alemana -año con el Skoda Fabia S2000 al margen- ha conseguido 24 victorias en los 36 rallies que se han disputado a lo largo de las tres últimas temporadas. Un porcentaje de efectividad del 66%.

    Los números hablan por sí mismos. A tres rallies de la finalización de la temporada y con opciones de seguir sumando registros en su cuenta personal, Sébastien Ogier ha conseguido 31 victorias de rally, 44 podios y 387 scratch, en tan sólo 94 participaciones en el WRC. Algunos registros como el número de podios o scratch están todavía lejos de los pilotos más laureados de la historia del WRC, pero a día de hoy Sébastien Ogier es el segundo piloto con más victorias del WRC sólo por detrás de Sébastien Loeb (78).

    Aunque Sébastien Ogier ya es el cuarto piloto con más títulos del WRC por detrás de Loeb, Mäkinen y Kankkunen, quizá lo más importante es el dominio que está exhibiendo el piloto de Gap. Como en los años finales de la década de los 90, en el que los distintos Mitsubishi Lancer EVO de Tommi Mäkinen reinaba en los tramos del Mundial o más recientemente los distintos Citroën de Sébastien Loeb no daban opción, la dupla formada por Volkswagen y Sébastien Ogier están dominando con mano del hierro, dibujando una nueva era que puede prolongarse si Volkswagen da en la tecla con su Polo R WRC 2017.

    Quizá con un aire más romántico y añejo -como el buen vino- se recuerdan las victorias de los grandes emblemas de la época del Grupo B, los títulos de Carlos Sainz o el poderio de Juha Kankkunen, pero lo cierto es que estamos viviendo una época que las próximas generaciones conocerán como la era de Sébastien Ogier. Bien es cierto que tras nueve títulos de Sébastien Loeb con Citroën algunos pueden estar viviendo un 'deja-vu', pero los grandes pilotos no saben de épocas, de leyendas o de promesas futuras. Y Sébastien Ogier con su tercer título bajo el brazo ya forma parte de las primeras.