¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El XEV YOYO aterriza en España, un coche eléctrico urbano desde 10.690 euros

    El XEV YOYO aterriza en España, un coche eléctrico urbano desde 10.690 euros
    25
    Javier Costas
    Javier Costas5 min. lectura

    A falta de coches eléctricos de mayores prestaciones y tamaño a un precio reducido, la oferta de microcoches se va completando con una oferta más, el XEV YOYO. Este vehículo urbano ya se comercializa por mano de Elecmobility en España y Portugal.

    Hoy se ha presentado en Madrid un nuevo vehículo eléctrico para complementar el ecosistema de movilidad de las ciudades, el XEV YOYO. Es un modelo biplaza que nos recuerda casi a partes iguales al descatalogado Renault Twizy y al smart fortwo, diseñado desde cero para ser eléctrico. La única versión a la venta es un cuadriciclo ligero (L7e) y exige el carné de conducir B.

    El YOYO tiene una concepción muy similar al Silence S04, ya que mide 2,53 metros de largo y 1,5 metros de ancho, por lo que es un poco más largo y algo más estrecho que el modelo español. El Silence S04 sí ofrece una versión limitada para poderse conducir con la licencia AM («sin carné») desde los 15 años.

    Una de las ventajas más evidentes del YOYO es su consumo ridículo de electricidad, 7,4 kWh cada 100 kilómetros, que puede ser la mitad que un coche eléctrico del segmento B homologado como turismo. Parte de la explicación es trivial, apenas pesa más de media tonelada incluyendo las baterías, tres unidades de 24 kg cada una.

    Una de sus características pecularias es que puede fabricarse con tecnología 3D, al menos parte de sus piezas de función estética, por lo que facilita la personalización del coche. El fabricante dice que esta forma de producir es más respetuosa con el medio ambiente. La fábrica de origen no se menciona.

    La gama de colores consta de nueve opciones, de los cuales solo el blanco evita el bicolor exterior, el resto de combinaciones tiene un color de contraste exterior, y el Prototype Grey es tritono. En el interior siempre hay un color de contraste respecto al negro.

    Echando un vistazo rápido a sus especificaciones técnicas, ofrece una autonomía de 150 kilómetros gracias a sus baterías Litio ferrofosfato (LiFePO4) ignífuga y 10,3 kWh de capacidad. Eso sí, las prestaciones son discretas: 15 kW/20 CV de potencia máxima, 32 Nm de par y una velocidad máxima de 90 km/h, por lo que puede rodar por autopista.

    Aunque sus baterías se pueden recargar en 3 horas, también está diseñado para un intercambio rápido de las mismas. En su mercado natal, Italia, se podrán realizar intercambios en estaciones de servicio ENI, y el distribuidor español pretende ofrecer un servicio similar.

    Esta característica es fundamentalmente interesante para usuarios profesionales y flotas de carsharing, ya que en una operación rápida se puede tener un YOYO completamente cargado sin necesidad de enchufarlo ni tener que moverlo del sitio. Para los particulares la operativa es más compleja fuera de grandes ciudades.

    Entre sus elementos de equipamiento encontramos llaves «Keyless», luces LED diurnas, radio con Bluetooth, tres puertos USB, techo panorámico, aire acondicionado, frenos de disco con ABS, elevalunas eléctricos, cables de carga, aviso de abrochado del cinturón de seguridad, pantalla multifunción de 7 o 10", etc.

    Respecto a su nivel de seguridad, el fabricante declara que tiene un habitáculo reforzado contra impactos laterales, frontales y vuelcos con barras de protección de acero rápido (HSS). Este material es una aleación compleja a base de hierro de carbono, cromo, vanadio, molibdeno o tungsteno, y en ocasiones cobalto. Cumple la normativa europea, obviamente.

    Todo esto se ofrece a un precio de 12.690 euros sin ayudas, incluyendo el IVA. En el caso de ser aceptados en el Plan MOVES, particulares y autónomos que entreguen un vehículo para descuace se benefician de un monto de 2.000 euros, por lo que queda en 10.690 euros. Es un importe a financiar (costes aparte), si no, el PVP aumenta en 1.000 euros.

    ¿A cuánto se queda financiándolo? No piden entrada, la comisión de formalización es del 3,5% (487,99 euros), y se puede pedir un seguro opcional de protección de pagos de 1.252,50 euros. A 59 cuotas de 299,48 euros y una cuota final de 299,72 costaría 17.969 euros en total con Cetelem.

    El XEV YOYO aterriza en España, un coche eléctrico urbano desde 10.690 euros