¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Comparativa Honda CR-V Hybrid vs Toyota RAV4 Hybrid, separados al nacer (con vídeo)

12

El Toyota RAV4 Hybrid y el Honda CR-V Hybrid son los absolutos protagonistas a la hora de hablar de modelos híbridos dentro del segmento D-SUV. Tienen muchísimos puntos en común pero sus diferencias son las que les dotan de personalidad.

El RAV4 es el líder europeo en su categoría pero el CR-V tiene armas para enfrentarse de tú a tú.

Toyota es el líder indiscutible en vehículos híbridos a nivel mundial y el RAV4 Hybrid es uno de sus modelos estrella al ser el líder de su segmento en este tipo de tecnología. A Honda tampoco le falta experiencia en ese terreno puesto que lleva 20 años fabricando modelos híbridos desde que en 1999 lanzara el Insight. No ha sido hasta ahora cuando ha estrenado por primera vez en Europa esta tecnología en un SUV. El nuevo CR-V Hybrid se propone como el aspirante al trono.

Son dos coches que tienen muchas cosas en común, tantas que parecen separados al nacer y en el que en determinados aspectos la balanza se inclina hacia un lado o al otro sólo por pequeños detalles. Buen ejemplo de su similitud es que las dimensiones son prácticamente calcadas en todas las cotas incluyendo la distancia entre ejes. Con 4,60 metros de longitud militan en el segmento D-SUV.

A pesar de tener el mismo tamaño los diseños son completamente diferentes. El RAV4 apuesta por una imagen más dinámica con líneas marcadas dónde destaca principalmente un frontal de aspecto muy robusto. El CR-V por su parte plantea una imagen mucho más clásica y uno de sus rasgos diferenciadores los encontramos en la forma de los pilotos traseros.

En cuanto al equipamiento exterior, dependiendo del acabado, sendos todocaminos pueden contar con faros y pilotos LED, raíles de techo, un techo solar panorámico con una sección practicable, cristales oscurecidos y una antena de audio de tipo aleta de tiburón. El SUV de Honda siempre vienen calzado con llantas de 18 pulgadas mientras que el de Toyota puede tener 17 o 18 según la versión.

El Toyota RAV4 Hybrid es el líder europeo entre los SUV híbridos pero el Honda CR-V Hybrid tiene armas para enfrentarse de tú a tú

Entre los rasgos propios cabe señalar que el CR-V esconde detrás de la parrilla delantera unas lamas que permiten abrir o cerrar el flujo de aire según las necesidades aerodinámicas. Por su parte el RAV4 es el único que puede contar con una pintura bitono con el techo en color de contraste aunque queda reservado únicamente a uno de sus cinco acabados.

En el habitáculo ambos modelos japoneses presentan un aspecto muy moderno y con una buena sensación de calidad. Esta calidad interior es aún más notoria en el caso de Honda que genera una impresión formidable desde el primer momento y que poco tiene que envidiar sobre algunos modelos premium de la categoría. En ambos modelos podemos contar con elementos como el freno de estacionamiento eléctrico, el climatizador bizona, diferentes tomas de 12 voltios y USB.

El volante del CR-V puede estar calefactado, algo que no está disponible para nuestro país en el caso del RAV4, y lo mismo ocurre con las plazas traseras. Su rival puede tener un cargador inalámbrico para smartphones y, además un retrovisor interior digital que es una primicia de Toyota en Europa.

Mismas dimensiones, diseños muy diferentes

Tanto uno como otro tienen un asientos delanteros muy confortables, especialmente en el caso del CR-V que son un poco más mullidos. En el caso del conductor pueden tener ajustes eléctricos y función de memoria pero los dos obvian esta comodidad para el acompañante que se tiene que conformar con regulaciones manuales. El espacio es abundante aunque la sensación es aún mayor en el caso del CR-V debido a la forma de la consola central dónde se prescinde de una palanca de cambios tradicional en favor de una botonera.

En cuanto a la instrumentación, sendos todocaminos recurren a una idea similar pero con resultados muy diferentes: En los dos casos tenemos una pantalla TFT de 7 pulgadas que incluye la información principal, mientras que para los dos datos secundarios el RAV4 emplea indicadores analógicos y el CR-V utiliza dos pequeñas pantallas adicionales. Honda, además, dispone de un Head-up Display con una buena calidad de imagen.

La pantalla del sistema multimedia tiene una posición de privilegio en el centro del salpicadero y en ambos casos resulta francamente mejorable. Honda utiliza el sistema Honda Connect que resulta bastante completo, es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y lleva un navegador con mapas de Garmin pero su pantalla táctil tiene solo 7 pulgadas, desaprovechando mucho espacio a su alrededor.

Honda prescinde de la tradicional palanca de cambio y recurre a una botonera

Toyota acierta al colocar la pantalla multimedia en una posición más elevada que la de su rival

Por su parte Toyota recurre al Toyota Touch 2 y, aunque la pantalla es un poco más grande con 8 pulgadas, igualmente la información se ve en pequeño tamaño. Este sistema no es compatible con Apple CarPlay ni Android Auto, aunque sí MirrorLink. El navegador Go de TomTom es especialmente confuso con unos mapas poco informativos e indicaciones vagas en ocasiones. Por supuesto en ambos casos podemos tener una cámara trasera para ayudar al aparcamiento aunque sólo el RAV4 puede tener un sistema de cámaras de 360 grados.

El equipamiento de seguridad es muy abundante y en ambos casos se engloban paquetes muy completos bajo las denominaciones Honda Sensing y Toyota Safety Sense. Los dos ofrecen, según versiones, un sistema precolisión con detección de ciclistas y peatones, un avisador de cambio involuntario de carril, un sistema de mantenimiento de carril, el detector de ángulo muerto, un control de crucero adaptativo, el sistema de alerta de tráfico trasero cruzado o el sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

Las plazas traseras son formidables en ambos coches pero hay que hacer una especial mención a la accesibilidad a esa fila de asientos del CR-V gracias a unas grandes puertas que se abren en un ángulo de casi 90 grados. El espacio para las piernas (sobre todo el CR-V) y para la cabeza es excelente e incluso la anchura es suficiente para que tres adultos viajen con un cierto desahogo si bien es cierto que en ambos casos la plaza central es algo más incómoda debido a la presencia de un apoyabrazos integrado en el respaldo.

Las plazas traseras del RAV4 son formidables por espacio

En el CR-V el acceso atrás es fabuloso gracias a unas puertas que tienen un enorme ángulo de apertura

Con tanto espacio longitudinal habría sido un acierto que las banquetas traseras fueran deslizantes, pero ni Toyota ni Honda ofrecen esa opción. Al menos sí que permiten ajustar la inclinación de los respaldos unos pocos grados. Estas plazas traseras cuentan con sus propias salidas de ventilación y dos tomas USB para recargar dispositivos.

Sólo están disponibles con cinco plazas. En ningún caso podremos equipar una tercera fila de asientos para disfrutar de siete plazas aunque cabe recordar que el CR-V sí que permite esa posibilidad en su versión no híbrida. El RAV4 también, pero sus variantes no híbridas no se ofrecen en nuestro mercado.

Cualquiera de los dos modelos permiten disfrutar de un portón trasero eléctrico y un sistema de apertura manos libres. El CR-V ofrece 497 litros de capacidad y bajo el piso hay un escueto compartimento. El RAV4 por su parte ofrece una capacidad de carga enorme con 580 litros de volumen y un espacio grande bajo el suelo. Tanto uno como otro permiten abatir los asientos traseros en una proporción 60:40, en el caso de Honda utilizando los prácticos tiradores ubicados en el propio espacio de carga. Con los respaldos abatidos el CR-V toma la delantera pues alcanza los 1.692 litros de capacidad frente los 1.633 litros del Toyota.

El CR-V Hybrid tiene un maletero de tamaño generoso...

... pero el RAV4 Hybrid vence claramente con un espacio de carga inmenso

Dos sistemas híbridos muy distintos

El apartado técnico los dos coches presentan diferencias importantes en la configuración de su sistema híbrido no enchufable bautizados con el nombre de Hybrid Synergy Drive para Toyota y sistema i-MMD (Intelligent Multi-Mode Drive) para Honda. En ambos casos se emplea un motor de gasolina de cuatro cilindros que trabaja en ciclo Atkinson, que es el más eficiente en un híbrido, siendo una mecánica de 2,5 litros Dynamic Force con una potencia de 131 kW (178 CV) para el Toyota y de 2,0 litros i-VTEC de 107 kW (145 CV) para el Honda.

En cuanto al motor eléctrico impulsor, el del CR-V es notablemente más potente con 135 kW frente a los 88 que ofrece el RAV4. Una diferencia fundamental la encontramos en el tipo de batería de alta tensión: El CR-V Hybrid emplea una batería de iones de litio, a priori más eficiente que la de su rival puesto que el RAV4 se conforma con una batería de hidruro de níquel, pero también es cierto que la del Honda tiene menos capacidad.

Lo que importa es cómo se comporta todo esto desde el punto de vista dinámico y al volante los dos coches resultan muy satisfactorios desde el punto de vista prestacional. No en vano tenemos dos coches muy potentes al tener 184 CV en el CR-V y 218 CV en el RAV4, si bien esta caballería aumenta a los 222 CV en las versiones con tracción total. La potencia extra del RAV4 se traduce en una capacidad de aceleración superior aunque cualquiera de los dos modelos muestran muchísimo brío y unas prestaciones más que suficiente para el día a día.

Los dos tienen un funcionamiento muy suave y en eso tiene mucho que ver la transmisión. Recurren a una transmisión continua variable desde el punto de vista funcional aunque estructuralmente son muy diferentes porque en el caso del CR-V se emplea una relación de engranaje fijo y el RAV4 lleva un engranaje epicicloidal.

No vamos a entrar en detalles técnicos sobre las transmisiones porque no es el propósito de este artículo. Lo que importa es que, como es habitual en las cajas de tipo CVT, el funcionamiento es agradable haciendo una conducción tranquila pero cuando se hace una solicitud grande de potencia el motor de gasolina se revoluciona con una sonoridad constante y poco placentera. El caso del Honda este efecto está más matizado y el motor de gasolina se oye menos. Es cierto que los dos coches son muy silenciosos pero en el caso del CR-V es aún más destacable porque utiliza un sofisticado sistema de cancelación de ruido.

Ninguno de los dos se muestra especialmente ágil ya que emplean un tarado de suspensión decididamente blando para beneficiar el confort de marcha, además de que la dirección resulta poco informativa y el peso de ambos vehículos ronda los 1.700 kilos, que en realidad no es mucho teniendo en cuenta que los híbridos siempre pesan más que los modelos movidos únicamente por motor de combustión. Sí que transmiten seguridad y un buen aplomo.

Por supuesto hay que hablar de consumos, un aspecto clave en un vehículo híbrido. El sistema híbrido del Honda tiene mucha tendencia a desplazarse de manera únicamente eléctrica y eso resulta beneficioso en territorio urbano pero su batería se agota con más rapidez que la de su rival. En carretera la gestión de Toyota resulta más beneficiosa y hace que sea más sencillo obtener cifras de consumo contenidas.

Decantarse por uno u otro será cuestión de matices y gustos personales

En definitiva ¿cuál gasta menos? Depende de por dónde y cómo nos movamos. Hay que tener en cuenta que el CR-V presenta una horquilla de consumo grande y hay que hacer una conducción decididamente eficiente para conseguir gastar poco. El RAV4 se mantiene dentro de buenos valores incluso en una conducción despreocupada, es fácil gastar poco dejando clara la experiencia de Toyota en este tipo de propulsores.

En ambos casos tenemos diferentes modos de conducción (Eco, Normal y Sport) y un botón que nos permite obligar a que sistema se desplace utilizando únicamente la energía eléctrica. El modo 100% eléctrico podremos circular hasta 2 km aproximadamente, una cifra habitual casi todos los híbridos del mercado. La capacidad de retención se puede regular mediante las levas del volante, un efecto que se nota más en el RAV4 Hybrid.

En la gama de uno y otro encontraremos versiones con tracción delantera o tracción total. En ambos casos las capacidades offroad han mejorado respecto a la generación anterior pero siguen siendo modelos con aptitudes camperas limitadas. El eje trasero puede recibir hasta un 60% del par en el caso del Honda y hasta un 80% para el Toyota. La distancia libre al suelo es generosa con 190 mm de altura para el RAV4, y el mismo dato para las variantes 4x2 del CRV (el CR-V AWD aumenta la cota hasta los 200 mm). En cualquier caso, fuera del asfalto es mejor limitarse a caminos sencillos y sin grandes obstáculos.

El marcaje que se han hecho los dos modelos entre sí llega hasta el punto de calcar prácticamente sus precios de salida puesto que el Toyota RAV4 Hybrid está a la venta desde 33.000 € mientras que el Honda CR-V Hybrid empieza en los 33.050 €. Encontramos mayores diferencias si nos vamos al otro extremo de la gama ya que el con el nivel de equipamiento más completo y la tracción total el RAV4 se ofrece por 42.500 € mientras que el CR-V sube la tarifa hasta los 45.700 €.

En general resultan dos coches muy satisfactorios para quien busque un todocamino familiar híbrido, por supuesto con etiqueta medioambiental Eco, y tienen muchos puntos en común. El RAV4 destaca especialmente por su diseño atractivo, el enorme maletero y lo fácil que resulta conseguir buenos consumos mientras que el CR-V brilla por la calidad interior, unas plazas traseras magníficas y un gran confort especialmente por ser muy silencioso ¿Con cuál te quedarías tú?

Noticias relacionadas

Comparativa Honda CR-V Hybrid vs Toyota RAV4 Hybrid, separados al nacer (con vídeo)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto