¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Diseño InteriorPrueba Peugeot 208 1.6 HDI 115

13

Abordamos el análisis del diseño interior en nuestra prueba del Peugeot 208 1.6 HDI 115. Un coche que sorprende por el espacio que ofrece a sus ocupantes. Además, la marca ha conseguido un muy buen nivel de acabado y calidad interior, con un diseño funcional y juvenil y algunas sorpresas 'táctiles' al alcance del conductor.

Sigo con la prueba del Peugeot 208 y en este capítulo toca hablar del interior. Sorprende como ha conseguido la marca ganar espacio por dentro habiéndolo cedido por fuera. Pero es así, el pequeño y coqueto urbano francés recibe al conductor con una plaza amplia, incluso para tallas grandes.

Nada más apoyar la espalda en el respaldo, la vista de nos clava en el volante y cuadro de mandos. El primero tiene una forma poco habitual, y entonces tienes la imparable necesidad de agarrarlo. Es pequeño, bastante pequeño, y eso hay gente a quien le gusta y otros a los que no les convence. Para unos y otros yo digo lo mismo: es cómodo, que es lo que importa.


En cuanto al cuadro de mandos de este Peugeot 208, la marca ha

innovado colocándolo de tal forma que queda a la vista por debajo

del aro del volante. Se hace extraño y a los que tengan la mala

costumbre de llevar el respaldo muy tumbado no les va a gustar porque

no verán bien el velocímetro y el cuentarrevoluciones.

Por el contrario, si te colocas correctamente no hay problema, de hecho sorprende la postura de conducción que te ofrece el Peugeot 208.

Eso en cuanto al asiento del conductor. El espacio es el mismo para el pasajero. Detrás irán mejor dos que tres especialmente por la anchura del respaldo, ya que el espacio para las piernas es bastante bueno. Hasta aquí la habitabilidad.


En

cuanto al diseño y acabados, hace tiempo que Peugeot da el do de

pecho dentro de los generalistas. Buenos materiales buenas formas, se

lleva la palma la pantalla táctil de la consola. Toda una

demostración de capacidad tecnológica por parte del fabricante.

Dicen algunos compañeros que lo han probado que han intentado

conseguir el tacto de una tablet, pero se han quedado cortos y no

llega a ese nivel de precisión en el manejo.

Es cierto que no es un iPad y que necesita de cierta adaptación a la hora de pulsar sus funciones, pero también puedo decir que se le coge el punto rápido y sus menús son sumamente intuitivos.

Noticias relacionadas

Prueba Peugeot 208 1.6 HDI 115
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto