¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Peugeot 208 1.6 HDI 115, diseño exterior. Parte I

8

Empezamos nuestra prueba del Peugeot 208 1.6 HDI 115 echando un vistazo a su diseño exterior y a la imagen deportiva y compacta de este modelo urbano. Es extraño, pero la marca francesa ha ido a contracorriente y, en lugar de que el sucesor del 207 sea más grande, es más pequeño.

No es la primera vez que tengo a mi alcance un Peugeot 208, como ya te conté en esta prueba. El pequeño modelo urbano francés ha roto de forma bastante radical con su predecesor. Ha ganado músculo, y también frescura, pero sin embargo es más corto que el jubilado 207.

Se nota especialmente en el diseño frontal, es más chato. Por detrás no se nota tanto, pero la impresión general es la de ser una pequeña bala capaz de cruzar la ciudad de un extremo a otro en un 'pis pas'.

Merece la pena detenerse en la orfebrería del morro. Parrilla, logo, faros y antiniebla forman un todo inconfundible y que rebosa personalidad. Desde algunos puntos de vista me encanta y desde otros me parece barroco. Es francés, al fin y al cabo.

Con un buen tamaño de llanta el coche toma un más aire agresivo, como si fuese el GTI, pero sin serlo. En eso la marca francesa tiene un arma de doble filo. A los clientes de las versiones de acceso les gustará la idea, a los que tengan el modelo más deportivo quizá echen en falta algo más de exclusividad. Aunque la discreción también es un valor al alza en estos días.

Noticias relacionadas

Prueba Peugeot 208 1.6 HDI 115, diseño exterior. Parte I
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto