¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Presentación y prueba nueva gama AUDI A3: Impresiones al volante y motores

    9

    La siguiente parte de nuestra prueba consiste en las sensaciones al volante de la gama A3. Tuvimos la oportunidad de probar las tres carrocerías con motores diferentes. Por lo general el nuevo A3 es más ligero, potente y seguro respecto a su antecesor. Probamos motores tanto diésel como gasolina además del S3 de 300 CV.

    Tras hablar como es el nuevo Audi A3 visto desde el exterior y desde el interior, hoy hablamos de las sensaciones al volante de este compacto. De los modelos que estaban disponibles tuve la ocasión de conducir tres carrocerías diferentes y tres motores. El A3 Sedán contaba con el bloque motor 1.8 TFSI de 180 CV, el A3 Sportback 2.0 TDI 184 CV y por ultimo el 2.0 TFSI de 300 cv del S3.

    Uno de los detalles de los que más se enorgullece Audi es el aligeramiento de peso del nuevo A3. De media el nuevo A3 es 90 Kg menos pesado que la anterior generación, de los cuales 37 Kg de reducción son logrados gracia a la nueva estructura de múltiples componentes como el aluminio. También contribuye un elaborado interior en el que se ha usado materiales como el magnesio y asientos de menor peso.

    La reducción de peso es una de las claves por la que el nuevo A3 es más ágil y dinámico que el anterior sin la necesidad de prescindir de las comodidades y seguridad ofrecidas por el compacto premium. De hecho el nuevo A3 gana en dimensiones, equipamiento y sistemas de asistencia.

    En lineas generales las tres carrocerías se comportan muy bien independientemente del motor aunque hay que tener en cuenta que las versiones de acceso -motores de 105 cv 1.2 TFSI y 1.6 TDI- cuentan con un eje trasero torsional de brazos interconectados.

    Las demás ofertas de motor vienen asociadas a un esquema de suspensión independiente de cuatro brazos. Opcionalmente el cliente puede equipar suspensiones rebajadas en 15 o 25 mm como es el caso de la unidades de prueba llevadas a Málaga.

    El nuevo Audi tiene un excelente aplomo en todo tipo de vías indiferentemente del tipo de carrocería. Su agarre en general y sobretodo su paso por curva da una extraordinaria confianza al conductor, demostrando que el A3 es capaz de ofrecer mucho en manos expertas.

    Durante el recorrido a bordo del A3 el confort para el conductor y el resto de ocupantes es excelente. Con el Audi Drive Select en modo "Confort" las suspensiones y la dirección se vuelven sensiblemente más blandas mientras que los cambios de marchas se ajustan a un régimen de vueltas inferior para reducir los consumos y ofrecer una experiencia al volante más relajada.

    En cambio el modo "Dynamic" cambia totalmente el comportamiento del vehículo. Las suspensiones se vuelven más duras, las marchas son aprovechadas lo máximo posible puesto que no queremos una conducción eficiente sino divertida y la dirección se endurece considerablemente para hacerla más precisa.

    El habitáculo se ha insonorizado de manera muy efectiva. A la velocidad máxima legal circulando por autopista la rumorosidad del interiores leve y se limita a una mezcla entre el sonido propio de la rodadura y ruidos aerodinámicos. La insonorización también beneficia a la confortable experiencia al volante.

    1.8 TFSI

    Este motor fue el primero que tuvimos ocasión de probar concretamente en la carrocería que más interés tenia por ponerme al volante, el A3 Sedán. Este propulsor de gasolina turboalimentado ofrece 180 CV de potencia junto a 250 Nm de par máximo, un motor que se muestra muy flexible durante la conducción al ofrecer la cota de par máximo desde las 1.250 rpm hasta las 5.000 rpm.

    El A3 Sedán se muestra con este bloque muy silencioso a un bajo régimen y se hace notar a altas vueltas, sin embargo el sonido no llega a ser molesto sino más bien todo lo contrario. El consumo medio de este motor es de 5,6 litros a los 100/km pero claramente lo superamos al estar probando diversos aspectos del vehículo.

    Durante los procesos de adelantamiento la caja da cambios automática S-Tronic de siete relaciones baja rápidamente de marcha para darle más vida al vehículo. Con el modo S de la caja accionado puede llegar a bajar de tres o cuatro marchas desde la séptima dependiendo de la circunstancia.

    Por lo general es un motor adecuado tanto por prestaciones como por confort y dinamismo. Podemos conseguir consumos contenidos y poseer potencia de sobra dependiendo de nuestras exigencias.

    2.0 TDI

    En equivalencia al motor del sedán encontramos una potencia similar en el propulsor diésel 2.0 TDI en el A3 Sportback. Este motor rinde 184 CV de potencia y 380 Nm de par máximo. Esta unidad a diferencia del sedán contaba con tracciónQuattro.

    La unidad de pruebas equipaba la transmisión S-Tronic de seis marchas, un cambio muy preciso con el cual podemos subir y bajar marchas con facilidad y rapidez sin interferir demasiado en la continuidad de la aceleración.

    Lo sorprendente de este motor es el escaso ruido característico de los propulsores diésel. El ruido del motor y el empuje parecen muy bien trabajados y en definitiva les ha quedado muy redondo siendo una opción muy a tener en cuenta por sus prestaciones y bajo consumo.

    Aunque personalmente con casi la misma potencia me sigue pareciendo mejor opción el 1.8 TFSI de 180 CV al ser un propulsor más alegre en un amplio rango de revoluciones.

    2.0 TFSI

    El motor del S3 lo pudimos probar en la carrocería de tres puertas. La unidad montaba el 2.0 TFSI de 300 CV de potencia entre 5.500 y 6.200 rm y 380 Nm de par máximo desde las 1.800 rpm hasta los 5.500 rpm. El conjunto lo complementa la tracción Quattro y el cambio automático S-Tronic de 6 relaciones.

    He de confesar que el S3 es una bestia a la que puedes sacarle mucho partido sin necesidad de un entrenamiento especifico, pero además con las manos adecuadas el rendimiento que se puede alcanzar es altísimo en comparación.

    Con una capacidad de aceleración que alcanza los 100 km/h en tan solo 4,8 segundos y la tracción integral Quattro, el S3 es capaz de pasar por curvas a altas velocidades con no mucha dificultad. Los asientos específicos del acabado deportivo con reposacabezas integral sujetan al conductor extraordinariamente.

    La conducción dinámica del S3 transmite mucha confianza y seguridad como en el resto de propulsores. El sistema de frenado es capaz de detener los 1.395 Kg del S3 de tres puertas de manera contundente si así lo precisa y sin apenas movimientos en la carrocería.

    Por desgracia fue el vehículo con el que menos tiempo dispuse, sin embargo también fue la unidad que mejor disfruté. El vehículo se muestra dócil en conducción normal y picante una vez que le buscamos un poco las cosquillas al acelerador.

    Respecto al anterior S3 este vehículo es más potente y menos pesado por lo que su agilidad está mejorada notablemente. De momento solo esta disponible en las carrocerías de tres y cinco puertas aunque muy pronto podremos optar por este motor en carrocería sedán.

    En el próximo capitulo hablaremos de las conclusiones tomadas durante las pruebas y supondrá el capitulo final para la presentacion del nuevo Audi A3.

    Presentación y prueba de la gama Audi A3, índice de capítulos:

    Presentación y prueba nueva gama AUDI A3: Impresiones al volante y motores