¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba CUPRA Formentor VZ5, el lado más salvaje

    Prueba CUPRA Formentor VZ5, el lado más salvaje
    15
    Oscar Magro
    Oscar Magro12 min. lectura

    El Formentor VZ5 es el CUPRA más extremo a nivel de potencia, prestaciones, precio y exclusividad. Con 390 CV extraídos de su motor de cinco cilindros de origen Audi, el modelo español da un golpe sobre la mesa para reafirmarse entre los SUV más deportivos.

    A estas alturas no cabe ninguna duda de que el CUPRA Formentor es todo un éxito comercial siendo el pilar fundamental de la marca deportiva española. El primer modelo desarrollado íntegramente por CUPRA recibe una brutal versión que corona la gama: el CUPRA Formentor VZ5 muestra el lado más radical del SUV deportivo.

    La denominación VZ viene derivada de la palabra «veloz» y el 5 hace referencia al número de cilindros de su mecánica. Un motor que, con 390 CV, hace del el Formentor VZ5 el modelo más salvaje que ha llevado a producción SEAT S.A. a nivel de potencia, prestaciones, precio y exclusividad. Casi nada.

    El Formentor acapara el 70% de las ventas de la marca CUPRA

    Estéticamente no hay grandes diferencias entre el VZ5 y el Formentor más básico. No es algo necesariamente negativo porque, en mi opinión, el SUV de CUPRA es uno de los coches más bonitos que se han diseñado en Martorell. Pero tras un vistazo rápido sí se observan interesantes novedades como los acabados en negro de los pasos de rueda, el marco de la parrilla frontal y la carcasa de los retrovisores exteriores.

    Además, los paragolpes son diferentes, el delantero dando cabida a un splitter inferior en fibra de carbono auténtica y el trasero dejando la presencia de un nuevo difusor también realizado en carbono. La modificación posterior también permite ubicar un sistema con cuatro salidas de escape desplegadas en formato diagonal, una posición algo estrafalaria que a nadie deja indiferente. Por supuesto no falta una insignia VZ5 en negro en el portón.

    Echando un vistazo a los zapatos, el tope de gama del Formentor lleva unas llantas de aleación de 20 pulgadas que combinan los colores cobre y negro en su diseño con cinco radios dobles. Son las más grandes que puede llevar el SUV español (en el resto de versiones el tamaño más grande es 19 pulgadas) y este enorme tamaño es debido a la necesidad de hacer espacio a unos impresionantes frenos del especialista Akebono con pinzas de 6 pistones en el eje delantero y discos perforados de 375 mm de diámetro. Los discos traseros son de 310 mm.

    Los colores exteriores disponibles reducen la paleta a las tonalidades Negro Midnight, Gris Magnetic Tech y Azul Petrol. Del VZ5 se comercializarán 7.000 unidades en todo el mundo pero habrá una edición aún más limitada con solo 999 unidades disponibles que vestirán el nuevo color Gris Taiga y una tapicería de cuero nappa marrón. Lo exclusivo dentro de lo exclusivo.

    El sistema de escape tiene dos salidas dobles dispuestas en vertical y acabadas en color cobre

    De puertas para adentro, la mirada se centra en los asientos. De serie el VZ5 lleva unos asientos de tipo bucket pero de manera opcional se puede optar por unos espectaculares asientos deportivos CUP Bucket firmados por Sabelt aún más envolventes y que también enamoran por diseño. La tapicería puede ser en color negro o Azul Petrol con costuras de contraste en cobre.

    Las butacas proporcionan un aspecto más deportivo a un habitáculo que en realidad difiere poco de cualquier otra versión del SUV de CUPRA. El tipo de asiento y tapicería, junto con el color exterior y la posibilidad de equipar un sistema de sonido premium Beats Audio, son los únicos extras disponibles en la configuración de esta versión que lo trae todo de serie.

    De esta manera, el Formentor VZ5 lleva cristales oscurecidos, acceso y arranque sin llaves, instrumentación digital con pantalla de 10,25 pulgadas, base de carga inalámbrica para smartphones, sistema multimedia con navegador con pantalla de 12 pulgadas y conectividad con Android Auto y Apple Carplay y climatizador de tres zonas, entre otros muchos elementos.

    En el habitáculo apenas hay elementos que diferencien a esta versión del resto

    Cinco cilindros que empujan con rabia

    Echado un vistazo en estático, llega el momento de ponerse en marcha. Pulso el botón de arranque situado en el propio volante sabiendo que me espera una ruta estimulante. El gran aliciente del VZ5 está bajo el capó con la adopción de un motor de cinco cilindros de origen Audi. Que CUPRA tenga ese privilegio denota la creciente importancia del fabricante español dentro del consorcio alemán.

    Este propulsor sobrealimentado desarrolla 390 CV en el SUV de Martorell por lo que el VZ5 aventaja en nada menos que 80 CV al Formentor VZ a secas que hasta ahora se situaba en lo más alto de la gama. Se nota siempre dispuesto a ofrecer un derroche de adrenalina con la potencia máxima liberándose entre las 5.700 y las 7.000 rpm pero el par máximo de 480 Nm llegando a solo 2.250 rpm. Da igual en qué marcha vayamos, siempre empuja con intensidad.

    Esta mecánica no puede estar asociada a una caja de cambios manual, siempre está vinculado a una transmisión automática DSG de doble embrague y siete velocidades. El DSG en general hace un buen trabajo y tiene un funcionamiento agradable, aunque en salidas desde parado se agradecería un poco más de rapidez para tener una respuesta más explosiva.

    Los asientos deportivos CUP Bucket son fabulosos. Por detrás tienen una carcasa de fibra de carbono

    Un punto interesante es que si el DSG se pone en modo manual el motor es capaz de llegar al corte sin cambiar de marcha. Tú decides. Para ayudar al conductor a saber cuál es el momento óptimo para accionar la leva se ha introducido un indicador lumínico que emplea leds en color verde, naranja y rojo, una experiencia casi de carreras. Cuando se acerca al corte las luces led parpadean en rojo.

    En todo caso, el Formentor VZ5 es contundente en aceleración y gana velocidad a un ritmo espectacular. Buena prueba de ello es que es acelera de 0 a 100 km/h en unos fulminantes 4,2 segundos, un rendimiento capaz de poner en evidencia a muchos deportivos pata negra, y la a velocidad máxima está limitada a 250 km/h. Una cifras que marean en el coche de producción en serie más potente que se fabrica actualmente en España.

    Un SUV extremo que depara las máximas emociones al volante siempre acompañados de la buena banda sonora que emana del sistema de escape. Tiene un sonido bonito y grave, pero no exagerado, y gracias a unas mariposas montadas en cada lado del escape varía el tono según el modo de conducción seleccionado. Un punto digno de mención es la capacidad de frenada, tanto por la intensidad como por la resistencia a la fatiga.

    Con el modo Drift activado, el Torque Splitter dirige todo el par a la rueda trasera exterior de la curva, provocando el sobreviraje

    No se trata solo de prestaciones sino de cómo se traslada todo el potencial al suelo. Muchos SUV potentes son rápidos en línea recta pero cuando llegan las curvas tienen que aflojar el paso por culpa de las leyes de la física. Para salvar esto, CUPRA ha dispuesto un sistema de tracción integral 4Drive con tecnología Torque Splitter, un diferencial mecánico trasero con control electrónico que varía el reparto de par para mejorar la motricidad.

    Además de los habituales modos de conducción que tienen el resto de versiones, el Formentor VZ5 añade un modo Drift con el que la tracción total permite hacer derrapajes controlados... siempre que no nos vengamos muy arriba. El sistema funciona enviando todo el par a la rueda trasera exterior a la curva permitiendo deslizar la zaga con facilidad. Un extra de picante si nos sentimos juguetones.

    Los programas de conducción también sirven para ajustar otros parámetros del vehículo, entre ellos la suspensión. El VZ5 adopta una nueva suspensión que reduce en 10 mm la altura libre de la carrocería al suelo respecto al Formentor VZ de 310 CV. Además, el Control de Chasis Adaptativo (DCC) tiene 15 niveles de ajuste para la amortiguación de manera que se puede beneficiar el confort o la estabilidad según las necesidades de uso y la diferencia de ajuste es claramente apreciable aunque su dureza nunca llegar a ser radical.

    Respecto a otras versiones, los ejes del Formentor VZ5 tienen mayor caída negativa y bujes más rígidos para aumentar la agilidad

    Ya a la venta, el precio del CUPRA Formentor VZ5 es de 65.340 euros. Lo que supone unos 15.000 euros más que el Formentor VZ TSI de 310 CV. Una diferencia de precio notable que puede encontrar justificación no solo en sus mayores prestaciones sino en que la fabricación está limitada a 7.000 unidades lo que le convierte en el CUPRA más exclusivo.

    Las mejores ofertas para CUPRA Formentor de ocasión

    CUPRA Formentor de segunda mano / CUPRA Formentor de Km 0
    Prueba CUPRA Formentor VZ5, el lado más salvaje