• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Prueba Mazda MX-5 2019, descubriendo sus mejoras en Transfăgărășan

La cuarta generación del icónico Mazda MX-5 se renueva con la llegada del MY2019. El roadster japonés recibe una mayor dosis de potencia y aumenta su equipamiento, cambios acompañados de ligeros retoques estéticos. Lo hemos probado en la legendaria carretera Transfăgărășan, un escenario perfecto para el MX-5.

La gama del Mazda MX-5 se actualiza

La marca de Hiroshima quiere seguir marcando el camino de los roadsters asequibles y ya ofrece en los concesionarios españoles el Mazda MX-5 2019, una puesta al día que revitaliza la oferta de uno de sus modelos más legendarios. Para demostrar de lo que el nuevo Miata es capaz la presentación de este modelo ha tenido lugar en Rumanía con una ruta por Transfăgărășan, una de las carreteras más bellas y espectaculares del mundo.

El tiempo pasa pero los orígenes del Mazda MX-5 siempre están patentes. Nació en 1989 con la intención de traer al presente la esencia de los clásicos roadsters británicos de los años 60. La propuesta incluía una carrocería descapotable con encanto y tamaño contenido, un interior de estricto biplaza, motor delantero, propulsión trasera y un precio ajustado.

Sus valores no han cambiado con el paso de sus cuatro generaciones y en estas tres décadas ha enamorado a más de un millón de clientes para convertirse en el roadster más vendido de la historia. En ese tiempo muchos rivales han tratado de seguir su estela pero ninguna ha igualado su seductora propuesta.

El roadster japonés con el motor 2.0 lleva diferencial autoblocante para una mayor efectividad en zonas de curvas

Pero los japoneses no quieren dormirse en los laureles y siguen mejorando su modelo más deportivo. En esta última iteración las modificaciones cosméticas se limitan a ofrecer nuevas tonalidades para la carrocería, entre ellos el flamante Soul Red Crystal Metallic. Las llantas de aleación de 16 pulgadas son más oscuras al modificar su acabado de Gun Metallic a Black Metallic. Estos cambios afectan tanto al MX-5 Soft Top con el tradicional techo de lona como al Mazda MX-5 RF de techo rígido eléctrico.

Para el techo también hay novedades. En la versión soft top se añade la posibilidad de montar una capota de color marrón para sumarse a las tonalidades existentes anteriormente. Esta opción está reservada para la nueva versión especial Mazda MX-5 Nappa Edition. Por su parte, la versión Retractable Fastback puede tener paneles de techo en negro piano o en el mismo color que la carrocería.

En el escueto habitáculo se ha mejorado la ergonomía. El descapotable de Mazda por fin incluye la regulación en profundidad de la dirección. El ajuste telescópico es de apenas 30 mm pero resulta más fácil encontrar una postura de conducción confortable aunque el espacio interior sigue siendo escaso para ocupantes de estatura elevada.

Otros pequeños cambios que ha introducido Mazda son los amortiguadores de las puertas sustituidos por otros que facilitan la apertura y cierre, los posavasos desmontables que han ganado en rigidez y su mecanismo de fijación se ha simplificado y la modificación de la palanca de reclinación de los asientos.

El ajuste longitudinal de la dirección es una de las novedades del MX-5 2019

Los acabados mantienen la calidad visual del modelo precedente y proponen un diseño minimalista y orientado al conductor. La principal concesión tecnológica se muestra en el centro del salpicadero: es la pantalla táctil de 7 pulgadas del sistema de infoentretenimiento MZD Connect compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Las novedades de equipamiento del MX-5 2019 van destinadas a mejorar la seguridad... pero sólo en el caso del RF. El modelo japonés de techo rígido incorpora cinco nuevas tecnologías i-Activsense que inexplicablemente seguirán ausentes para el soft top. Son el sistema de asistencia a la frenada en ciudad con detección de peatones, el sistema de asistencia a la frenada en ciudad trasero, el detector de fatiga, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico y la cámara de visión trasera.

A nivel mecánico también hay interesantes novedades en este MX-5 2019. Los dos motores atmosféricos de gasolina han sido revisados para cumplir los requisitos de las pruebas de homologación WLTP y la normativa de emisiones Euro 6d-temp, conformidad que cumplen sin necesidad de recurrir a un filtro de partículas.

El pequeño Miata adora las curvas

El motor 1.5 Skyactiv-G ha sido actualizado y en este proceso ha variado ligeramente su potencia (+1 CV) y par (+2 Nm). De esta manera entrega 132 CV a 7000 rpm y el par máximo disponible alcanza los 152 Nm a 4500 rpm. Adopta un nuevo sistema de control de las vibraciones de la cadena cinemática, segmentos de pistón asimétricos en forma de barril, pistones con bordes recortados inyectores de atomización de combustible con alta difusión, mayor presión de inyección e inyección multietapa.

Así se mejora la eficiencia y la respuesta, aunque en la práctica no hay diferencias prestacionales con la versión anterior de esta mecánica de acceso. No destaca por unas elevadas prestaciones puras sino por ofrecer un magnífico equilibrio entre consumo y placer de conducción imbatible en el mercado.

Prueba Mazda MX-5 2019 2.0 Skyactiv-G 184 CV Soft Top

En España el 70% de los compradores se decantan por el motor más poderoso de la gama, ahora con más vitaminas que nunca. Los cambios introducidos en el motor 2.0 Skyactiv-G son palabras mayores. La revisión de esta mecánica ha sido más profunda y, además de las novedades de su hermano pequeño, suma varias (y notables) modificaciones.

Desde Mazda explican que han acortado la geometría de los puertos de admisión, la mariposa del acelerador tiene un mayor diámetro, cuenta con un colector de admisión más grande y aerodinámico, un puerto de admisión más ancho con mayor sección transversal, y una válvula de admisión también de mayor diámetro.

El motor 2.0 Skyactiv-G eleva su potencia a 184 CV

El peso de los pistones se ha reducido en 27 gramos y el de las bielas en 41 gramos. Además el árbol de levas de escape disfruta de mayor apertura vertical y válvulas de escape más ligeras, con un ángulo de apertura y una altura de elevación mayores. Los diámetros de las válvulas, los puertos de escape y el colector son mayores.

El MX-5 2.0 también tiene un nuevo volante de inercia bimasa que consigue un menor ruido de la cadena cinemática. El silenciador principal de escape se ha modificado para que absorba mejor las altas frecuencias. El resultado de estos cambios es un sonido del motor más claro, poderoso y vibrante.

Eleva su potencia de 160 a 184 CV a 7000 rpm, mientras que el par máximo ha pasado de 200 a 205 Nm a 4000 rpm. Además, el régimen máximo del motor se ha elevado de 6800 a 7500 rpm. Con 24 CV más las cifras de aceleración han mejorado para ofrecer una respuesta al acelerador más contundente, inmediata y lineal.

Con el MX-5 la diversión al volante está asegurada

Este propulsor de dos litros es el que ha pasado por nuestras manos en la aventura por Transfăgărășan. El paso alpino en los Cárpatos meridionales ofrece al conductor más de 100 kilómetros repletos de curvas de todo tipo, viaductos, túneles y unas vistas impresionantes que permiten exprimir a fondo las cualidades dinámicas del pequeño deportivo japonés.

Con una relación peso/potencia envidiable, el MX-5 2.0 no sobresale por sus prestaciones radicales sino por su sensacional agilidad. Devora las curvas con ansia y con una sorprendente facilidad. A pesar de que buena parte de los tramos transcurrieron sobre asfalto mojado y bacheado, el MX-5 demostró un comportamiento muy noble y aplomado, siguiendo el guiado del volante sin rechistar.

Por supuesto, si queremos que la zaga deslice lo hace con alegría pero sin brusquedades. La rapidísima dirección y la inmediata respuesta del acelerador ayuda a tener todo bajo control. Su capacidad de aceleración (de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos) cumple con creces lo que se espera de un vehículo de corte deportivo.

Un MX-5 RF 2019 en plena ruta por Transfăgărășan 

El cambio manual de seis marchas invita a jugar y el incremento del régimen máximo del motor permite estirar más cada marcha, siempre acompañados del grave sonido del escape. El MX-5 RF 2.0 también puede llevar una caja automática que no deberíamos ni plantearnos. Sí que habrá que reflexionar más sobre la suspensión : la de serie es sorprendentemente cómoda como hemos podido comprobar en el bacheado firme de Transfăgărășan pero con los amortiguadores Bilstein opcionales se obtienen unos virajes más planos y eficaces.

El modelo 2019 está a la venta desde 25.320 euros y ningún otro modelo va a ofrecer tantas emociones por tan poco dinero. El Mazda MX-5 es el placer de conducción con mayúsculas porque no se deja llevar por modas, no ofrece un equipamiento sofisticado, no busca aderezos innecesarios. Se centra en el simple arte de la conducción deportiva, en disfrutar tras el volante regalando una experiencia de conducción envolvente. Por eso es divertido, mucho. Y es adictivo. Por eso sigue siendo el mejor de su categoría.

Nota: 8.5

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto