¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Nissan Juke 2020, cuestión de lógica (con vídeo)

9

La segunda generación del Juke mantiene su apuesta por un diseño exterior rompedor y se ha reinterpretado totalmente de puertas para adentro. Ya hemos conducido el nuevo crossover urbano de la marca japonesa y te desvelamos todos sus secretos en vídeo.

Primera prueba en vídeo del nuevo Nissan Juke 2020.

El Nissan Juke ha sido uno de los peores coches que ha tenido la marca japonesa en los últimos años. Era un coche incómodo, con acabados muy simples, unas plazas traseras diminutas, un maletero pequeño… pero tenía una personalidad arrolladora y fue uno de sus coches más populares hasta el punto de que se han vendido más de un millón de unidades en toda Europa.

Tras 9 años en el mercado el primer modelo ya tiene sustituto. La segunda generación del Juke se ha hecho esperar y curiosamente es más Juke que antes apostando por un diseño aún más polarizante y arriesgado. Pero también es mucho más práctico y mucho más habitable así que es un coche con mucho más sentido.

El atrevido espíritu de su predecesor se mantiene inalterado, mostrando unos volúmenes redondeados, líneas muy marcadas y un estilo muy dinámico. Tiene mucho sentido, si algo funciona ¿para qué cambiarlo? Se diferencia así con claridad del resto de competidores, que no paran de crecer en este segmento del que el Juke fue el gran pionero.

El diseño inconfundible del Juke, evolucionado en esta segunda generación

El frontal es toda una declaración de intenciones en la que la parrilla delantera ha ganado en protagonismo y está acompañada de unos grupos ópticos divididos en dos. La parte superior es una fina tira de leds que conforman las luces diurnas e intermitencias y la inferior tiene una silueta circular con los faros principales que proponen una forma de Y. Estos faros son Full LED de serie en todas las versiones.

Por supuesto toda la parte inferior de la carrocería está recubierta de plástico negro como cualquier crossover que se precie, marcando especialmente los pasos de rueda. Unas ruedas que pueden contar con unas llantas de chapa 16 pulgadas para el acabado básico y de aleación de 17 o 19 pulgadas dependiendo del nivel de equipamiento.

¡Sí, 19! Ya sabéis que a los diseñadores les encanta poner llantas gigantes en los coches para que luzca mejor pero en realidad unas dimensiones tan grandes hacen el coche peor y además los neumáticos son más caros a la hora de su sustitución. Desde luego 17 pulgadas es lo más razonable en este caso pero también es cierto que es un vehículo que presume de estilo así que hay que hacer esas concesiones al diseño.

El aspecto atlético del Juke II se subraya con elementos como la flecha que se dibuja en la puerta delantera por medio de pliegues y curvas. Hay que reconocer el mérito que tiene modelar la chapa de esa manera y es uno de los elementos de diseño que más me gustan de este nuevo modelo a pesar de que en un simple vistazo es uno de los detalles que pasan más desapercibidos.

La trasera toma los rasgos principales del Qashqai

El diseño del techo juega un papel muy relevante en la personalidad del Juke. Primero porque, como ya ocurría en el modelo anterior, podemos tener un techo en color de contraste si se desea. Si escogemos esa opción las carcasas de los retrovisores también irán en el mismo color. Y segundo porque aporta dinamismo. Tiene una caída muy deportiva hacia atrás, la luneta trasera continúa la línea en lugar de mostrar una inclinación abrupta y está rematada con un spoiler muy generoso. Otro elemento interesante es que este techo tiene una acanaladura en su parte central, otro guiño que añade deportividad.

La zaga del nuevo Juke es la zona en la que se aprecian mayores cambios de diseño con respecto al modelo anterior. Por ejemplo, en la parte inferior del paragolpes se esconde el escape, ya no está la vista. Además la parte central del portón muestra una forma hexagonal, una vez más jugando con los volúmenes de la carrocería.

Pero los elementos más destacados son los nuevos pilotos que no solo suponen una diferencia en cuanto a diseño sino también una ventaja en cuanto a funcionalidad. La generación anterior tenía unos faros traseros redondeados que comían mucho espacio en los laterales. Estos nuevos faros tienen un diseño muy horizontal lo cual permite dividirlos en dos ¿cuál es la ventaja? Que cuando abrimos el portón tenemos una boca de carga mucho más grande que la que ofrecía la generación anterior.

El maletero más capaz aporta una mayor versatilidad de uso al B-SUV de Nissan

El espacio de carga no solo es más práctico en ese sentido. También aumenta su capacidad hasta los 422 litros implicando un crecimiento del 20% respecto al modelo anterior. El espacio cuenta con un práctico doble fondo y el respaldo de los asientos traseros puede abatirse una proporción 60/40 de manera que se puede ampliar la capacidad de carga.

Definitivamente hay más maletero y, como os adelantaba, también hay más espacio interior, sobre todo en las plazas traseras. Es cierto que este nuevo Juke es un poco más largo, más ancho y más alto que su predecesor pero las diferencias no son muy grandes y de hecho con 4,21 m de longitud sigue militando en pleno segmento B. Una de las claves en la mejora de habitabilidad es que ha crecido mucho la distancia entre ejes empleado la plataforma del nuevo Renault Captur. Las ruedas se han llevado a los extremos, los voladizos son más pequeños y eso permite aprovechar mucho mejor el interior.

A la fila posterior se accede mediante unas manillas escondidas en el pilar C, que está rematado en negro brillante. En las plazas traseras se ha ganado mucho espacio longitudinal algo que era uno de los puntos débiles de la generación anterior, de hecho era uno de los peores modelos de su segmento en ese aspecto. Según Nissan en este modelo hay 6 cm más despacio para las rodillas y claramente se nota más espacioso.

En altura también hay una mejora es mucho más pequeña. Una cuota que seguirá limitando el confort de los pasajeros más altos pero es el precio a pagar por ese techo en forma de coupé. Ahora dos adultos de estatura media podrán viajar con comodidad en las butacas posteriores de este Juke. Y digo dos porque para tres adultos sigue siendo demasiado estrecho a la altura de la cadera como para las cabezas. En la fila trasera del crossover de Nissan no hay ningún reposabrazos, ni salidas de aire propias pero sí una toma USB para recargar dispositivos móviles y unos bolsillos tras el respaldo.

Evolución exterior, revolución interior

En las plazas delanteras las novedades son todavía más abundantes. Delante podemos comprobar que el interior del Juke se ha reinventado por completo. No sólo hay un nuevo diseño sino que además el funcionamiento de los mandos en general es agradable, hay nuevos materiales de tacto suave en el salpicadero y no hay ninguna duda de que supone un gran avance respecto a la generación anterior.

El interior ha mejorado su calidad de realización

Es cierto que se hubiera agradecido que el diseño interior fuera más homogéneo. Curiosamente esa situación queda más patente en el tope de gama donde encontramos una mezcla de materiales que parece bastante aleatoria. Algunos elementos son de cuero, otros de Alcántara, otros de plástico sencillo y duro, otros simulan ser fibra de carbono, hay molduras que simulan un aspecto metálico y otras zonas que están presididas por el odioso plástico negro brillante. Nos encontramos un poco de todo, como si cada pieza se hubiera diseñado por su lado en lugar de que todo sea un conjunto.

El volante del crossover japonés es muy similar al que hemos visto en otros modelos de la marca como el Nissan Qashqai, muy acertado en cuanto a grosor o el tacto y el tamaño de los botones. Y una cosa que se agradece: a diferencia de Juke de primera generación, en éste la dirección es regulable en profundidad ¡ya era hora!

Delante tenemos el cuadro de instrumentos. No hay ninguna versión que pueda tener una instrumentación 100% digital, pero al menos el ordenador de a bordo emplea una convincente pantalla TFT de 7 pulgadas con una buena calidad de imagen. En la lista de opciones del modelo nipón no esperes encontrar un head-up display.

El sistema multimedia no tiene problemas en cuanto a opciones de conectividad

Siendo un coche de corte juvenil resultan trascendentales las opciones de conectividad y entretenimiento. El sistema multimedia goza de una pantalla táctil de 8 pulgadas, es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y tiene servicios online como tráfico en tiempo real, cuenta con compatibilidad con Google Assistant y a través de la aplicación NissanConnect Services se pueden realizar operaciones remotas como abrir las puertas o encender las luces.

El SUV nipón se ofrece en cinco acabados (Visia, Acenta, N-Connecta, Tekna y N-Design) más la edición especial Juke Premiere Edition. El equipamiento puede incluir apertura y arranque sin llave, climatizador (de una sola zona), freno de estacionamiento eléctrico, asientos calefactados, … un despliegue amplio para esta categoría. También está disponible un sistema de sonido firmado por Bose con ocho altavoces, incluyendo dos que van en los reposacabezas delanteros para ofrecer una experiencia envolvente, y la posibilidad de personalizar algunos elementos en un llamativo color naranja.

En cuanto al equipamiento de seguridad se incluyen seis airbags, el sistema anticolisión frontal con detección de peatones, un sistema de cámaras de 360º, el control inteligente de ángulo muerto, la alerta de tráfico trasero, el cambio automático de luces de carretera, el asistente de cambio de carril o el sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

La gama mecánica inicial se reduce a una única motorización

A la hora de elegir el mejor propulsor para el Juke 2020 la recomendación es clara y firme: Quédate con el motor 1.0 DIG-T... más que nada porque tampoco hay más opciones. En el momento de lanzamiento este crossover fabricado en Sunderland sólo tiene una mecánica disponible. Es un propulsor de gasolina con un litro de cilindrada, tres cilindros y turbo.

Podemos asociarlo a una caja manual de seis velocidades o a una transmisión automática de doble embrague y siete marchas. Respecto al anterior modelo se ha dicho adiós al cambio CVT y nadie lo echará de menos. Esta nueva caja automática propone cambios muy suaves, es suficientemente rápida y permite hacer los cambios a través de levas en el volante aunque respecto a la alternativa manual encarece el precio final en 1.400 €.

Este motor 1.0 tiene 117 CV de potencia nos da unas prestaciones discretas pero suficientes. Por ejemplo, es capaz de hacer el 0 a 100 en 10,4 segundos con el cambio manual y en 11,1 con el automático así que no es que corra mucho pero lo cierto es que al volante no se tiene la impresión de que sea un coche lento.

La capacidad de personalización es uno de los puntos fuertes del Juke II

Es un coche marcadamente urbano y como tal otro elemento que se ha perdido en esta reinterpretación del modelo ha sido la tracción total, ya no está disponible. Tampoco pasa nada porque el Juke II no es un coche con espíritu campero, ni mucho menos, está claramente enfocado al asfalto.

La suspensión trasera es de barra de torsión, no es un esquema sofisticado con multibrazos pero resulta muy efectiva al menos en superficies más o menos bien asfaltadas. La amortiguación es firme pero no tanto como la de la generación anterior. De esta manera el Juke muestra una buena agilidad en zonas de curvas pero también hace que se noten las imperfecciones del asfalto. Con la suspensión algo dura y llantas muy grandes el resultado es que los baches se marcan claramente; es cierto que los impactos no son muy secos pero se notan. A cambio es un modelo bastante divertido de conducir.

De todas maneras, para adaptar el comportamiento del coche al gusto o necesidades del conductor, Nissan también propone modos de conducción que se eligen simplemente pulsando la tecla D-Mode. Afortunadamente la marca japonesa no se ha complicado la vida como hacen otros fabricantes que ofrecen mil programas diferentes pero que son casi iguales entre sí. Aquí Nissan pone tres modos porque no hace falta más: modo Eco para gastar poco, modo Sport para aprovechar las prestaciones y un modo Estándar que supone un punto medio. Más que suficiente.

La función D-Mode permite cambiar entre varios modos de conducción

La gran estrella dentro de la dotación de seguridad de Nissan es el sistema ProPilot, un asistente de conducción que interviene en la dirección, la frenada o la aceleración cuando es preciso. Ajusta la velocidad para mantener una distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, frena si hay tráfico denso e incluso detiene el coche si pillamos un atasco. Además también te mantiene en el carril porque va siguiendo las líneas.

Básicamente lo que hace un control de crucero activo y un asistente de mantenimiento en el carril, pero en lugar de actuar cada sistema por separado lo hacen de manera conjunta haciendo que todo sea mucho más fluido y natural. Hay que tener en cuenta que el asistente Propilot sólo está disponible en las versiones con transmisión automática.

El nuevo Nissan Juke mantiene la misma personalidad que el modelo anterior pero ha mejorado todos sus puntos débiles. Tiene un interior de más calidad con un equipamiento muy amplio, han crecido sus plazas traseras, un maletero es de mayor tamaño… en definitiva es un coche más completo, más versátil.

Por supuesto esa mejora también tiene su reflejo en el precio que ha aumentado ligeramente. El precio del Juke 2020 arranca en los 19.900 euros, sin contar las promociones que pueda ofrecer la marca. Si quieres obtener un precio más barato entra en Google Play, bájate la app de Motor.es y ahí encontrarás el mejor precio posible.

Noticias relacionadas

Prueba Nissan Juke 2020, cuestión de lógica (con vídeo)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto