• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Prueba Opel Mokka X 2017, equilibrio inteligente (con vídeo)

Hemos probado el nuevo Opel Mokka X, uno de los grandes protagonistas en el segmento de los crossovers urbanos. Su equilibrio en todas las facetas lo sitúa como uno de los modelos más interesantes de su categoría ¡No te pierdas nuestro video!.

Si hay un segmento que esté en pleno auge en Europa es el de los crossovers urbanos y uno de los máximos exponentes en esa categoría es el Opel Mokka. El modelo alemán fue lanzado en 2012 y desde entonces se han vendido más de 600.000 unidades en todo el mundo. Tal ha sido su éxito que la planta de GM en Incheon (Corea del Sur) no daba abasto y desde 2014 también se produce en la factoría de Figueruelas (Zaragoza), desde donde han salido ya 160.000 unidades.

Habiendo llegado al ecuador de su vida comercial, el Mokka ha recibido una importante actualización que hemos podido conocer de primera mano en su presentación. Disfruta de numerosos cambios estéticos en el exterior y el interior, ha recibido más equipamiento y su gama se ha ampliado con un nuevo motor de gasolina. Los cambios han llegado incluso a su denominación, pasando a ser el Opel Mokka X.

La adicción del apellido X la veremos en más todocaminos de la marca alemana para subrayar el carácter crossover de esos modelos, siendo el Mokka el primero en estrenar este rasgo diferenciador. Los siguientes en la lista serán los futuros SUV Opel Crossland X y Opel Grandland X, que llegarán el año que viene como parte de los 7 modelos que Opel presentará en 2017.


El apellido X subraya el carácter crossover del modelo alemán

Aumento de calidad y una personalidad más marcada

Exteriormente, el nuevo Mokka X 2017 se diferencia de su predecesor rápidamente. La parrilla y los paragolpes tienen un nuevo diseño que aportan una imagen más robusta. También son nuevos los faros, que pueden ser de led con iluminación adaptativa (AFL Plus LED), y los pilotos también estrenan tecnología led. La gama de colores para la carrocería se ha ampliado con las nuevas tonalidades Rojo Rubí y Naranja Ámbar.

En el interior los cambios son aún más evidentes. El salpicadero es completamente diferente y muestra un diseño mucho más moderno, refinado y elegante. La sensación de calidad es alta, de las mejores del segmento. Se aprecian ajustes precisos, materiales con buen tacto y mandos agradables de utilizar.

El sistema multimedia IntelliLink pertenece a la última generación y, por supuesto, incluye los servicios de Opel OnStar y el punto de acceso WiFi 4G. Se maneja con una pantalla táctil que funciona con precisión. La calidad de imagen es buena aunque si el sol incide directamente en la pantalla se aprecian demasiados reflejos. También ha cambiado el cuadro de instrumentos, donde destaca un nuevo display multifunción mucho más actual y que puede ser a color.


El Mokka X ofrece faros adaptativos inteligentes AFL Plus LED, un 30% más luminosos que los faros halógenos

El restyling del Mokka también ha servido para mejorar el Opel Eye. Este sistema emplea una cámara frontal en el parabrisas, ahora con mayor resolución, que permite hacer el cambio entre luces largas y cortas, sirve para el asistente de reconocimiento de señales de tráfico o activa la alerta de colisión frontal.

Otra novedad son los asientos ergonómicos con certificación AGR (el sello de calidad de una importante asociación alemana de médicos y fisioterapeutas). Son realmente cómodos y brindan numerosas posibilidades de regulación destacando la base extensible y el soporte lumbar ajustable eléctricamente.

El Mokka X es de los más grandes de la categoría con una longitud de 4,27 m. Gracias a eso la habitabilidad interior es destacable, sobre todo delante. Detrás, dos adultos de hasta 1,85 m de estatura también gozarán de mucho espacio. La plaza central trasera está pensada para un uso ocasional, tiene un diseño diferente y es notablemente más incómoda que las de los extremos.


Por calidad interior, el crossover de Opel está entre los mejores del segmento

A pesar de su tamaño, el maletero no es especialmente grande con sus 356 litros de capacidad. El espacio es muy aprovechable por sus formas regulares y por el doble fondo que se ofrece, maximizando el volumen de carga si contamos con kit antipinchazos y prescindimos del portabicicletas integrado FlexFix. El asiento trasero divisible en una proporción 60/40 faculta ampliar la capacidad de carga hasta unos notables 1.372 litros.

Tres acabados muy completos

El Opel Mokka X se muestra con tres niveles de equipamiento disponibles: Selective, Excellence y Color Edition. Desde el más básico se ofrecen elementos como barras de techo, faros antiniebla delanteros, retrovisores exteriores eléctricos y térmicos, volante multifunción de cuero, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, aire acondicionado, radio IntelliLink 4.0 con pantalla a color táctil de 7 pulgadas y llantas de aleación de 17 pulgadas.

La gama mecánica del nuevo crossover alemán se compone de dos motores de gasolina, un diésel y una mecánica GLP. En gasolina encontramos un 1.4 Turbo con 140 CV, bloque que también tiene una variante que puede funcionar con GLP. Se añade un nuevo motor de gasolina también 1.4 pero con 156 CV que está vinculado exclusivamente con el cambio automático y la tracción total.

Por último está el diésel 1.6 CDTI de 136 CV que previsiblemente concentrará un mayor volumen de ventas, en torno a las 40% del total. Esta versión de gasóleo es una buena elección porque tiene potencia de sobra para ofrecer unas prestaciones correctas y el gasto de combustible es contenido. Durante la presentación esta mecánica obtuvo consumo en torno a los 5,5 - 6,0 l/100 km.


La conectividad es uno de los puntos fuertes del Mokka X

La postura de conducción es elevada y se tiene una buena visibilidad en todas direcciones. En general el Mokka es muy agradable de conducir y muestra mucho aplomo. La suspensión muestra un tarado firme lo que repercute en una mayor agilidad. Resta un poquito de comodidad pero no resulta seca aunque rebota un poco más de lo deseable.

La dirección del B-SUV de Opel no es muy comunicativa pero tiene un nivel de asistencia acertado. Además, el cambio manual de seis marchas resulta muy preciso y satisfactorio. Opcionalmente hay una transmisión automática con convertidor de par e idéntico número de relaciones.

Algunas versiones pueden llevar un sistema de tracción total inteligente, lo que aumenta la polivalencia del modelo alemán. Este sistema transmite la potencia al eje delantero en condiciones normales pero cuando hay una falta de adherencia puede repartir el par hasta un 50% en cada eje. El Mokka X se defiende fuera del asfalto en pistas sencillas, pero no es adecuado para superar grandes obstáculos por cotas ni por altura libre al suelo.


El sistema de tracción integral del Mokka X reparte la potencia entre el eje delantero y el trasero de 100:0 hasta el 50:50

El Opel Mokka X ya está a la venta en los concesionarios españoles desde 21.837 euros, pero Opel ofrece numerosos descuentos que reducen la tarifa a 19.506 euros. Además, hasta final de año hay una promoción que permite hacerse con uno de los mejores modelos del segmento por 16.900 euros, lo que constituye una relación precio/producto realmente interesante.

Nota: 7.9

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto