¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Tomamos un café en un Citroën C6?

    ¿Tomamos un café en un Citroën C6?
    1
    A. Garrido
    A. Garrido

    La Suspensión hidroneumática de Citroën sigue siendo imbatible en confort.

    El Citroën C6 es uno de esos olvidados en el mercado español, para quien busque el máximo confort de marcha y la máxima seguridad. Probablemente, uno de sus puntos flojos sea su diseño que no gusta a todo el mundo, y que por su precio, se puede a aspirar a coches como un Audi A6 2.0 TDI o BMW 520d, a los que nada tiene que envidiar este Citroën, pues viene mejor equipado, y tiene un fiable motor 2.2 HDi de 170 CV. Para su potencia es lento al lado de estos, pero también pesa cerca de 300 Kg más. También consume más.

    Es tan alto el confort que se puede conseguir con la Suspensión hidroneumática de Citroën, que fabricantes que buscan la máxima comodidad en sus vehículos como puede ser Rolls-Royce o Mercedes-Benz emplean sistemas derivados de esta.

    Su funcionamiento a grosso modo consiste en una bomba hidráulica que impulsa la suspensión y otros elementos. La suspensión se adapta automáticamente a las irregularidades del asfalto. Quizás la única pega de este sistema sea su complejo mantenimiento.

    Es tan complejo su funcionamiento, que probablemente no sabríamos explicarlo, y si lo consiguiéramos, igual, lo único que conseguiríamos sería crear más confusión.

    Esta suspensión, aunque por su nombre no nos pueda sonar muy familiar, todos recordaremos los antiguos chevrones que veíamos aparcados con la rueda trasera escondida en el paso de rueda y al arrancar su parte trasera se elevaba, estos, equipaban este tipo de suspensión aunque no tan sofisticada como la Hidractiva 3+ que actualmente montan el Citroën C5 (Opcional) y C6. El primer Citroën en equipar este tipo de suspensión fue el Traction Avant en 1954.

    En el exitoso programa británico Top Gear, también hicieron una prueba de un Citroën C6 contra un BMW Serie 5 equipando el vehículo con una cámara para grabar una carrera de caballos, el resultado, juzgad vosotros mismos.

    Fuente: autoGALERIApl

    ¿Tomamos un café en un Citroën C6?