¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los 25 momentos clave de Fernando Alonso en la Fórmula 1

Poles, victorias, campeonatos... la trayectoria del piloto español en la Fórmula 1 ha estado plagada de momentos brillantes y registros para recordar en los libros de historia.

Por otro lado, su paso por la máxima categoría también tiene como protagonistas momentos para la decepción, la polémica, los accidentes e, incluso, una pequeña 'traición'.

Resulta complicado, quizá imposible, resumir en una sola palabra la trayectoria de Fernando Alonso Díaz en la Fórmula 1, pues no en vano se trata de uno de los pilotos más exitosos de la historia, pero también una de las personalidades más influyentes de las últimas décadas.

Sus inicios en Minardi hacían presagiar que nos encontrábamos ante uno de los grandes talentos del siglo XXI, pero su rendimiento en Renault, McLaren y Ferrari superó posiblemente las expectativas que muchos tenian en aquellos momentos.

Por el contrario, los resultados en la segunda mitad de su carrera deportiva no han sido los que la mayoría de analistas y aficionados esperábamos, primando las decepciones sobre los momentos de felicidad. En cualquier caso, la trayectoria de Fernando Alonso está repleta de victorias, momentos brillantes, polémicas y también decepciones que hemos intentado concentrar en 25 destellos que definen a la perfección a uno de los mejores de la historia.

1. Gran Premio de Japón 2001

En su temporada de debut, Fernando Alonso tuvo que aprender a codearse con los mejores pilotos del mundo con un Minardi ensamblado a última hora y con escasísimas opciones de abandonar la última fila de la parrilla.

Sin embargo, el piloto español supo sobresalir y dejó destellos de enorme clase como el Gran Premio de España en el que finalizó 13º o el Gran Premio de Japón, donde se clasificó por delante de los Arrows, el Prost de Enge y el Minardi de Yoong, para posteriormente terminar undécimo.

2. Gran Premio de Malasia 2003

El primer gran resultado de Fernando Alonso se produjo en su primera temporada como piloto titular de Renault tras un año de probador en el equipo francés. Pronto Alonso captó la atención de la Fórmula 1 en Australia, pero en Malasia él y Kimi Räikkönen dejaron claro que habían llegado a la categoría para desafiar al gran Michael Schumacher. Bajo un calor y humedad asfixiantes, Fernando Alonso logró aquel fin de semana su primera pole y podio (en ese momento el más joven de la historia en conseguirlo) a pesar de competir enfermo y con fiebre alta.

3. Gran Premio de Brasil 2003

El primer gran accidente de Fernando Alonso en la Fórmula 1 llegó a continuación de su excepcional resultado en Malasia. Durante una caótica carrera en Interlagos, muchos fueron los accidentes y el protagonizado por el español dio fin a la prueba.

Tras perder el control de su Jaguar Mark Webber, Alonso llegó a las inmediaciones del accidente a toda velocidad a pesar de ondearse las banderas amarillas, no pudiendo evitar una de las ruedas del coche del australiano e impactando contra el muro del margen izquierdo. El español fue trasladado al hospital, pero fue dado de alta sin secuelas derivadas del accidente.

4. Gran Premio de Hungría 2003

Tras batir los récords de piloto más joven en conseguir una pole position y un podio, llegó el turno de la victoria en Hungaroring. El español protagonizó un fin de semana perfecto arrancando desde la primera posición y ganando tras dominar la prueba y liderar todas las vueltas menos una. Alonso se confirmaba como una de las grandes estrellas emergentes de la Fórmula 1.

5. Gran Premio de Italia 2003

Seguramente ésta ha sido una de las demostraciones menos recordadas de Fernando Alonso en la Fórmula 1, pero lo cierto es que el español se lució en Monza aquel día. El fin de semana se torció en la clasificación al sufrir su Renault problemas eléctricos, obligándole a salir desde la última posición de parrilla.

Ya el domingo, Justin Wilson tuvo que iniciar la marcha en segunda velocidad, acelerando muy despacio y provocando un tapón detrás suyo. Alonso no tuvo tiempo para evitar impactar con el Minardi de Jos Verstappen, dando un enorme salto y cayendo a plomo sobre el asfalto. A pesar de la brutalidad del impacto, Alonso reemprendió la marcha y terminó la prueba en la octava posición, consiguiendo un punto.

6. Gran Premio de Mónaco 2004

Fernando Alonso exhibió desde sus inicios un fuerte carácter competitivo, pero en la edición de 2004 del Gran Premio de Mónaco dio un paso más allá al mostrar de manera muy enérgica su enfado con Ralf Schumacher.

El español luchaba por la victoria con su compañero de equipo Jarno Trulli y con Jenson Button, en aquel momento en BAR-Honda. Al doblar a Ralf Schumacher y su Williams en el túnel, el alemán entorpeció la maniobra de Alonso en la curva, llevándole a la parte sucia y provocando el accidente. Tras bajarse del coche, el de Renault esperó que el alemán pasara de nuevo por esa zona para recriminarle su actitud.

7. Gran Premio de San Marino 2005

Siempre será recordada como una de las grandes exhibiciones de Fernando Alonso en la Fórmula 1: el día en el que se confirmó como el heredero de Michael Schumacher, al que venció en casa de Ferrari tras un agónico duelo en la pista.

Fernando Alonso lideraba el Gran Premio de San Marino con relativa comodidad, pero su motor renqueaba desde los entrenamientos y en carrera la situación empeoró, propiciando que el español tuviera que prescindir de un cilindro y con ello de unos 30 caballos de potencia.

Michael Schumacher lo intentó todo, pero Alonso dio buena muestra de su arte a la hora de defenderse, ralentizando en mitad de las curvas para asegurarse de acelerar con buena tracción y así impedir que el alemán le tomara el rebufo en un circuito en el que era complicado adelantar. Magistral.

8. Gran Premio de Brasil 2005

Aquel 25 de septiembre de 2005, Fernando Alonso se tomó su tiempo para salir del coche, quitarse el casco y aunar todos sus sentimientos en un posterior grito: ¡TOMA!, ¡TOMA! El español se convertía en el primer campeón del mundo de nuestro país tras vencer a Kimi Räikkönen en un apasionante duelo durante la temporada.

9. Gran Premio de Hungría 2006

Hungría 2006 posiblemente será recordado por muchos por 'El tuercas', apodo con el que se llamó al mecánico de Renault que probablemente impidió que una de las mayores exhibiciones de la historia de la Fórmula 1 sobre lluvia quedaran sin premio final.

En una temporada en la que Schumacher y Alonso se jugaban el título, ambos fueron sancionados y condenados a salir desde la 11ª y 15ª posición de parrilla respectivamente. Pero la superioridad de los neumáticos Michelin y la magia del español nos regalaron unas primeras vueltas para el recuerdo con adelantamientos de todo tipo, que sin embargo terminaron tras el abandono del piloto de Renault con una rueda suelta en la vuelta 51.

10. Gran Premio de Brasil 2006

El segundo título volvió a llegar en Brasil cuando el segundo puesto obtenido en Interlagos le permitió coronarse campeón con 13 puntos de margen sobre Michael Schumacher, que se retiraba en aquella carrera. Supuso además la despedida de Alonso de Renault, que ya había confirmado hace meses su fichaje por McLaren para 2007.

11. Gran Premio de Mónaco 2007

La historia de Fernando Alonso con McLaren en 2007 tuvo innumerables altibajos y momentos estrella, pero seguramente el Gran Premio de Mónaco supuso el primer desencuentro público y notorio entre dos bandos bien definidos: el de Lewis Hamilton y el del español.

Alonso dominó la clasificación y la primera parte de la carrera, por lo que McLaren ordenó a sus pilotos tomárselo con calma ante el gran dominio que estaban ejerciendo sobre sus rivales. Pero Hamilton hizo caso omiso de la orden y mantuvo su ritmo, presionando al español. Finalmente el equipo intervino a través de las paradas en boxes y Alonso se hizo con su segunda victoria en Mónaco.

12. Gran Premio de Europa 2007

La caótica carrera de Nürburgring, en la que la lluvia y las condiciones cambiantes hicieron estragos en la parrilla, terminó con un duelo en las últimas vueltas entre Fernando Alonso y Felipe Massa, que acabó desquiciado ante el imparable piloto de McLaren.

Al término de la carrera, Alonso señaló ante las cámaras el golpe sufrido por el Ferrari de Massa, lo que propició una acalorada discusión ante las cámaras en la sala previa al podio y, en cierto modo, empañó una excepcional exhibición de Alonso sobre la pista.

13. Gran Premio de Hungría 2007

El momento que definirá para siempre el caos en el que se convirtió McLaren en 2007 fue el Gran Premio de Hungría, en el que Lewis Hamilton prendió una mecha que le acabó explotando a Fernando Alonso y que decidió el título mundial de aquella temporada, iniciando además el declive del equipo de Woking.

Durante la clasificación, Hamilton se negó a respetar el pacto por el cual su compañero tendría una vuelta de clasificación extra, propiciando que Alonso se tomara la justicia por su mano en boxes al retrasar su retorno a pista e impidiendo que Hamilton aprovechara su desleal ventaja.

Alonso logró el mejor tiempo, pero fue sancionado por la FIA y ello provocó un sinfín de amenazas, escarnios públicos y un divorcio que pasó a la historia de la Fórmula 1 como uno de los más tormentosos y bochornosos del deporte que culminó con el Spygate.

14. Gran Premio de Singapur 2008

Si lo ocurrido en McLaren en 2007 fue bochornoso, la pantomima orquestada por Flavio Briatore y Pat Symmonds en Singapur al año siguiente no le va a la zaga, propiciando lo que posteriormente se denominó Crashgate. El decepcionante rendimiento de Renault ese año desesperó a sus dirigentes, que con la confabulación de Nelsinho Piquet, orquestaron un modo de ganar.

Tras un problema mecánico en la clasificación, Alonso partía 15º en la parrilla. El equipo le ordenó parar en la vuelta 12 para llegar hasta el final de la carrera sin volver a hacerlo y aprovechar un potencial coche de seguridad, algo muy probable en Singapur. Pero Renault no quiso dejar nada al azar y le ordenó a Piquet accidentarse a propósito, dejando a Alonso en disposición de ganar la carrera, como así fue.

15. Gran Premio de Bahréin 2010

Tardó en consumarse el acuerdo con Ferrari que empezó a gestarse en 2007 una vez que el divorcio con McLaren fue un hecho, pero en el Gran Premio de Bahréin de 2010 Fernando Alonso debutó finalmente de rojo y lo hizo con victoria.

El español partió desde la tercera posición, pero pronto comenzó a presionar a Sebastian Vettel tras adelantar a su compañero, Felipe Massa. Finalmente un desvanecimiento de potencia del Red Bull del alemán dejó en manos de Alonso la victoria en su estreno con Ferrari.

16. Gran Premio de Alemania 2010

En plena disputa por el campeonato a cuatro bandas entre los Red Bull de Sebastian Vettel y Mark Webber, el McLaren de Lewis Hamilton y el Ferrari de Fernando Alonso, llegó el Gran Premio de Alemania.

Massa adelantó a Alonso en la salida, pero pronto quedó claro que su ritmo era inferior y el español quiso adelantar sin riesgos, pero el brasileño no lo permitió. Tras varias peticiones por radio, Rob Smedley le comunicó a Massa la orden de equipo de un modo bastante evidente en una época en la que dicho procedimiento estaba prohibido: "Felipe, Alonso es más rápido que tú. ¿Me confirmas que has recibido el mensaje?".

Finalmente Massa se dejó pasar, cediendo la victoria a su jefe de filas, pero colocándole en una situación muy embarazosa y a Ferrari a merced de la FIA. La posterior conferencia de prensa permitió a los periodistas británicos, aún resentidos por lo ocurrido en McLaren tres años antes, cobrarse facturas del pasado.

17. Gran Premio de Singapur 2010

El primer y único Grand Chelem de Fernando Alonso en la Fórmula 1 llegó tras una carrera agónica en la que sintió el aliento de Sebastian Vettel durante toda la carrera, llegando incluso a parar en boxes al unísono.

El español dio una magistral lección de pilotaje en las calles de Singapur, consiguiendo la pole, la vuelta rápida, la victoria y el liderato en todas las vueltas de la prueba asiática.

18. Gran Premio de Abu Dhabi 2010

Tras una temporada excepcional y repleta de intensidad, Fernando Alonso llegaba a la última carrera como líder del campeonato y con serias opciones de convertirse en campeón del mundo por tercera vez.

Tras una mala salida, Alonso rodaba en la cuarta posición con Vettel como líder de la prueba. Pero Red Bull utilizó a Mark Webber como cebo para forzar una temprana parada en boxes del español, lo que ocurrió. Al volver a pista, el Ferrari se vio envuelto en un tráfico contra el que no pudo luchar, propiciando que Sebastian Vettel se convirtiera en campeón por primera vez en su carrera, lo que a su vez supuso una de las mayores decepciones para Alonso, pues se escapó un título que había rozado con los dedos.

19. Gran Premio de Malasia 2012

Fernando Alonso nos ha dejado múltiples exhibiciones sobre pista mojada a lo largo de su trayectoria y la de Malasia en 2012 fue otra de las que merecen la pena ser recordadas. Coches de seguridad, lluvias torrenciales e intermitentes, pista en condiciones variables, banderas rojas... la carrera tuvo de todo y el español fue quien mejor supo desenvolverse sobre el asfalto de Sepang.

20. Gran Premio de Europa 2012

Como él mismo ha reconocido, posiblemente la victoria en el Gran Premio de Europa sea la de mejor recuerdo para Fernando Alonso por cómo sucedió. Obligado a partir undécimo como consecuencia de un mediocre rendimiento de su Ferrari, el español pasó al ataque el domingo y aprovechó a la perfección las circunstancias de carrera, subiendo posiciones progresivamente y dando una lección de adelantamientos y pundonor.

Aquel día piloto y afición entraron en trance en el circuito valenciano, propiciando un recuerdo único para todo aquel que estuvo presente y haciendo que Fernando Alonso no pudiera evitar llorar de emoción al término de la prueba.

21. Gran Premio de Bélgica 2012

En la mítica curva de La Source, Fernando Alonso posiblemente se despidió del título mundial en aquel Gran Premio de Bélgica de 2012 en el que Romain Grosjean prendió la mecha de un accidente escalofriante en el que la tragedia estuvo cerca. El segundo puesto final de Vettel ahondó en una herida que terminó saldándose con sólo tres puntos a favor del alemán al término de la temporada.

22. Gran Premio de España 2013

La última victoria de Fernando Alonso en la Fórmula 1 llegó en la carrera de casa y tras una extraordinaria exhibición que comenzó en la misma salida. Partiendo quinto, tiró de talento y reflejos para colocarse en la tercera posición tras el primer paso por meta y primero al término de la prueba.

23. Gran Premio de Australia 2016

El mayor accidente en competición de su carrera deportiva llegó en Australia 2016 y le impidió tomar parte en la siguiente prueba tras sufrir un neumotórax y la fisura de dos costillas. Fernando Alonso calculó mal el adelantamiento sobre Esteban Gutiérrez, saliendo despedido hacia la escapatoria y comenzando un sinfín de vueltas de campana tras tocar la tierra. Afortunadamente, la seguridad de la Fórmula 1 evitó la tragedia.

24. Gran Premio de España 2017

La época de McLaren contó con muchas exhibiciones poco visibles con monoplazas a menudo lentos y frágiles que le han impedido a Fernando Alonso brillar como se merece.

Seguramente la vuelta de clasificación de la Q3 en el Gran Premio de España de 2017 sea una de las mejores muestras de talento del español en los últimos años, ya que consiguió colocar un coche que el día anterior había protagonizado una de las imágenes más bochornosas de la historia de McLaren-Honda en la séptima posición de parrilla.

25. 500 Millas de Indianápolis 2017

Es obvio que el debut de Fernando Alonso en la Indy 500 no pertenece a la Fórmula 1, pero sí inició el camino de su adiós a la categoría, por lo que forma parte indispensable de su historia en la misma.

Aquel día el español volvió a sentir lo que era luchar por ganar y decidió que quería sentirlo de manera habitual. Allí se plantó la semilla de su apuesta por la resistencia, supresencia en las 24 Horas de Daytona y posteriormente en las 24 Horas de Le Mans como parte de su nuevo objetivo: la Triple Corona. Allí se gestó también su adiós a la Fórmula 1 para volver al óvalo estadounidense en 2019.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto