¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Brawn confía en que Mercedes se quede más allá de 2021: «No veo por qué no»

    El responsable del pilar deportivo de Liberty Media apuesta por la continuidad del vigente campeón del mundo con la nueva normativa.

    Brawn ha trabajado con Wolff en el pasado y conoce la forma de pensar del dirigente austriaco de Mercedes.

    Wolff, Lauda y Brawn celebrando la victoria de Mercedes en Mónaco 2013.

    Competir en la máxima expresión del automovilismo conlleva unos altos costes que han conllevado a la desaparición de equipos como HRT, Marussia o Caterham de la parrilla en el pasado reciente, debido a que estas formaciones no disponían del montante económico suficiente como para abordar su continuidad en Fórmula 1.

    El nuevo límite presupuestario de 175 millones de dólares que entrará en vigor a partir de 2021 pretende contribuir a la entrada de esos nuevos fabricantes que han mostrado interés en la Fórmula 1 pero que se han quedado a las puertas de iniciar dicha maniobra a causa del excesivo peaje a pagar, motivo por el cuál Ross Brawn considera que los actuales equipos top darán la bienvenida a esta medida.

    La rumorología ha suscitado que Renault o Mercedes pueden abandonar el ‘Gran Circo’ con la ocasión de la revolución reglamentaria en ciernes de no ajustarse a sus necesidades; sin embargo, el director deportivo de la Fórmula 1 cree que han sabido contentarles y conseguir que dejen de pensar en esta huida repentina. «En muchos aspectos, a nivel directivo les gusta lo que está ocurriendo, porque tienen seguridad. Cada vez que Toto se reúne con la junta de Mercedes en invierno pide un presupuesto mayor, porque lo necesita para ganar. Así que… ¿qué le dicen? ¿’No, no queremos darte nada más porque no queremos ganar más’?», explicó Brawn.

    Preguntado acerca de si espera mantener a todos los fabricantes de la parrilla del presente más allá de 2021, Brawn mostró su seguridad con rotundidad: «No veo indicios de que no vaya a ser así», espetó, centrándose en Mercedes para profundizar en su análisis. «Ahora van a saber lo que van a gastar, por lo que el mensaje que ha llegado de Ole Kalleniuses sobre este mundo es que quieren un control de costes y certeza sobre lo que necesitan invertir en Fórmula 1».

    Control de gastos

    Mercedes ha demostrado no tener rival desde la implantación de la nueva era híbrida en F1 en 2014.

    Los casi 5 millones y medio de dólares (4,9 millones de euros) que ha tenido que desembolsar el vigente campeón del campeonato de constructores para poder participar en la F1 de 2020 da buena fe de las ingentes cantidades que se manejan en Fórmula 1, unas cifras que Liberty pretende reducir a la mínima expresión para lograr su objetivo. «Queremos que los equipos de Fórmula 1 tengan éxito de una forma mucho más sostenible que ahora», aclaró Brawn.

    «Ellos piensan que lo actual está bien, pero cuando te quedas justo al límite sufres un pequeño temblor y todo se detiene de repente, y eso es lo que no queremos. Queremos que Mercedes sienta que existe una relación calidad-precio tan buena que no haya forma de que se detengan jamás, porque… ¿por qué iban a hacerlo? Con la cantidad que están gastando están recibiendo mucho más retorno que gasto, y si su entorno económico sufriese un pequeño temblor todo estará bien, porque podrán afrontarlo sin problema. Esa es la razón por la que pensamos que hace falta un cambio», añadió.

    «Queremos que Mercedes sienta que existe una relación calidad-precio tan buena que no haya forma de que se detengan jamás, porque… ¿por qué iban a hacerlo?»

    Por último, Brawn especificó que este es el primer paso hacia una sostenibilidad saludable que beneficie a todos los equipos, un escalón previo a otros que irán más allá en caso de ser necesario. «Una vez que consigamos que esté funcionando bien, si sufrimos una crisis económica y necesitamos reducirlo, podremos hacerlo. Puedes decir con razón: ‘ahora es necesario introducir controles más estrictos, y podemos darle una nueva vuelta de tuerca una vez que el sistema esté funcionando’. Por ahora no hay forma de hacer eso; lo que hacemos ahora si hay una crisis económica es prohibir los test, hacemos esto o aquello, que tiene un gran impacto temporal, pero no es sostenible porque entonces los equipos encuentran una nueva forma de gastar ese dinero», concluyó.

    Fotos: Mercedes AMG F1

    Fuente: Motorsport.com

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto