¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Christian Horner tiene para todos: críticas a la FIA, Liberty, Ferrari y McLaren

    Christian Horner, director de Red Bull Racing.Red Bull Content Pool

    El acuerdo privado entre la FIA y Ferrari ha molestado a muchos equipos de la parrilla y Red Bull lamenta la falta de transparencia.

    Además, la petición encabezada por McLaren sobre una reducción drástica del límite presupuestario ha incomodado a Horner.

    Durante el último día de pretemporada, la FIA comunicó que había llegado a un acuerdo con Ferrari en relación a la investigación sobre la supuesta ilegalidad de sus motores, que durante meses fueron puestos en duda por sus rivales.

    Sin embargo, que dicho acuerdo quedara en privado no gustó a los equipos no motorizados por Ferrari, que llegaron a protestar formalmente y exigieron que se revelaran los términos del pacto. Algo que no sucedió, por mucho que el propio presidente de la FIA, Jean Todt, reconociera que el organismo rector pensaba que los italianos habían hecho trampas.

    «Lo más difícil de tratar es la falta de transparencia»

    «El acuerdo de la FIA con Ferrari ha dejado un mal sabor de boca en la gente», admite Christian Horner en relación a dicho asunto. «Lo más difícil de tratar es la falta de transparencia», criticó el director de Red Bull, apuntando a la FIA y Ferrari.

    El límite presupuestario

    Otro tema conflictivo es el de la petición de varios equipos, con McLaren y la propia FIA a la cabeza, de una reducción drástica del límite presupuestario previsto para 2021. La cantidad inicial de 175 millones de dólares fue posteriormente reducida a 150 al llegar la crisis del coronavirus, pero muchos abogaban por llegar incluso a los 100 millones de dólares.

    Ferrari y Red Bull se negaron a ello y, recientemente, Ross Brawn ha confirmado que la cifra quedará fijada finalmente en 145 millones, aunque se negocia una progresiva reducción en temporadas sucesivas.

    Estos equipos argumentan que, al ser constructores de elementos mecánicos para otros equipos, incurren en mayores gastos, por lo que tendría que haber un límite diferente para cada formación de la parrilla en función de sus circunstancias. «La ropa de todos se corta de manera diferente y en este negocio, todos gastarán lo que puedan pagar. Es como un globo: si lo aprietas, el aire irá a otro lado», señala Horner.

    El director de Red Bull va más allá, afirmando que la medida promovida por Liberty Media en realidad es inútil, pues no se podrá controlar lo gastado en empresas multifuncionales como Ferrari, Mercedes, McLaren o la propia Red Bull. «El límite (presupuestario) es una economía falsa y será imposible de vigilar, porque cada entidad corporativa es diferente. Ferrari informa un conjunto de cuentas para todo su negocio, el de coches de carretera y el de F1. ¿Cómo demonios vas a separar eso?», concluyó.

    Fuente: The Telegraph / Fotos: Red Bull Content Pool