¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Zak Brown, sin piedad con Ferrari: «Binotto se contradice y no refleja la realidad»

    Zak Brown, CEO de McLaren Racing.McLaren Racing

    El debate sobre el límite presupuestario es cada vez más acalorado, con McLaren y Ferrari como protagonistas principales del mismo.

    Mientras Mattia Binotto se niega a bajarlo de 150 millones, Zak Brown afirma que si no se actúa pronto, varios equipos desaparecerán.

    La crisis propiciada por la pandemia mundial de coronavirus ha reavivado el eterno debate sobre los costes generados por la Fórmula 1, que desde hace tres años tiene en Ferrari y McLaren a dos polos radicalmente opuestos.

    Los primeros abogan por conservar lo que ellos consideran el ADN de la Fórmula 1: primacía tecnológica y libertad de diseño. Mientras, McLaren considera que debe promoverse una categoría económicamente sostenible y con mayor competitividad en la parrilla.

    «No tener prisa por abordar lo que está sucediendo es un error crítico, es vivir en la negación»

    Con todo ello como contexto, finalmente se acordó un nuevo reglamento que incluía monoplazas radicalmente distintos con el objetivo de promover el espectáculo en pista, pero también un límite presupuestario anual de 175 millones de dólares para equiparar los recursos de los más potentes a los de los más modestos y así comprimir el rendimiento de unos y otros.

    Pero la crisis mundial propiciada por el coronavirus ha hecho que no se pueda competir y, por tanto, no se ingresen beneficios derivados de las carreras y los patrocinadores, obligando a varios equipos a ejecutar expedientes temporales de regulación de empleo y rebajas salariales a sus plantillas.

    Mientras Liberty Media actúa para paliar los efectos de la crisis, los equipos discuten la conveniencia de rebajar aún más el límite presupuestario de una temporada 2021 que ya no verá nacer el nuevo reglamento técnico, ya que este ha sido aplazado un año para evitar que los equipos tengan que emplear sus limitados recursos en el diseño e investigación de un monoplaza completamente nuevo.

    El acuerdo fija dicho límite en 150 millones, pero McLaren lidera una iniciativa a la que se unen la FIA y Liberty Media por la cual quieren llevar dicho límite mucho más cerca de los 100 millones de dólares. Algo a lo que Ferrari y Red Bull se niegan, argumentando que ellos gastan más por el hecho de ser suministradores de motores, cajas de cambios y otros elementos mecánicos a equipos como Haas, Alfa Romeo o AlphaTauri. Según Mattia Binotto y Christian Horner, reducir aún más el límite les obligaría a no poder invertir en igualdad de condiciones con el resto de equipos en su propio rendimiento.

    Mattia Binotto está recibiendo críticas desde varios frentes.

    Binotto declaró recientemente que Ferrari tendría que buscar otros campeonatos en los que «desplegar el ADN de carreras» si el límite presupuestario bajaba más, afirmando que no es momento de tomar decisiones precipitadas que dañen la esencia de la categoría. Palabras que han sido contestadas de manera enérgica por Zak Brown, CEO de McLaren, que afirma no entender la postura de la casa italiana.

    De todo ello ha hablado Zak Brown en una videoconferencia organizada para diversos medios británicos y cuyos extractos más relevantes reproducimos a continuación:

    Cambiar un modelo agotado

    «Estamos en una situación en la que si la Fórmula 1 sigue sus viejos hábitos, todos corremos un riesgo extremo. Y creo que si pensamos con anticipación y nos adaptamos a los tiempos, no sólo podemos sobrevivir a lo que está sucediendo en este momento, sino que, en última instancia, creo que el deporte puede prosperar y todos ganaremos».

    «Estoy a favor de un debate saludable, pero creo que los comentarios que se me presentan se contradicen y no reflejan con precisión lo que creo que es la realidad. Desafortunadamente, no hay muchos equipos, si es que hay alguno, que obtengan ganancias».

    «No creo que las personas involucradas en la Fórmula 1 lo estén para generar ganancias: creo que están para generar valor de franquicia. Cada equipo tiene diferentes razones por las cuales está en la F1. Y gran parte de eso es entregar valor a otras empresas, ya sea en el negocio de bebidas o en el negocio de coches de carretera».

    Actuar con urgencia

    «Estoy casi perdido, creo que todos reconocemos que estamos atravesando la mayor crisis que el mundo ha visto en los tiempos modernos. Se han cerrado países. Se ha cerrado la industria y no tener prisa por abordar lo que está sucediendo, creo, es un error crítico. Es vivir en la negación. Creo que casi todos los presidentes, primeros ministros o CEO de todo el mundo están operando con prisa para abordar este problema de frente».

    Los coches cliente

    «La última vez que hubo coches cliente, creo, fue en la década de 1970. Para la Fórmula 1, que trata de ser constructor, no veo cómo esa solución potencial es consistente con otros comentarios de que el ADN de la F1 es el campeonato de constructores y la evolución tecnológica: eso suena como una solución de los años 70».

    La amenaza de Ferrari

    «No entiendo el comentario de estudiar otro lugar en el que competir. No veo que haya ningún otro sitio que tenga el ADN de la Fórmula 1. Conociendo los deportes de motor como los conozco, que creo que es bastante bien, pienso que si compites en otra categoría, te seguirías pasando de personal, así que no estoy seguro de seguir la lógica del ADN y de poner a la gente a trabajar en otras categorías».

    «Estoy a favor de respetar los valores éticos y hablando de ética... creo que sería genial que Mattia (Binotto) comparta los detalles del acuerdo secreto al que llegaron sobre la supuesta ilegalidad de sus motores. Si seguimos con este tema de la ética y la transparencia, creo que estaría bien».

    La F1 sin Ferrari

    «Odiaría verlos abandonar el deporte, ver a alguien dejar el deporte, así que ciertamente no es algo que nos gustaría que sucediera. Sin embargo, creo que el deporte puede sobrevivir con 18 coches en la parrilla. Y creo que hay otros fabricantes de motores que podrían cubrir los dos equipos que actualmente funcionan con ellos (Alfa Romeo y Haas)».

    «Por otro lado, creo que si comenzamos con un límite de presupuesto demasiado alto y eso termina apagando a aquellos que están invirtiendo en F1, no creo que esta pueda sobrevivir con 14 coches en la parrilla. Creo que 16 está justo en límite. Así que creo que podría sobrevivir sin ellos, pero realmente prefiero que se queden en el deporte. Creo que el deporte está mucho mejor con ellos que sin ellos».

    Fotos: McLaren Racing | ScuderiaFerrari

    Fuente: BBC

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto