Motor.es

Ferrari y Renault explican la ausencia de actualizaciones en sus motores

Mientras Mercedes y Honda han podido mejorar los motores que iban a competir en Australia, Ferrari y Renault han tenido que conformarse con las mismas especificaciones, que ya no podrán ser mejoradas hasta la temporada que viene.

Ferrari y Renault explican la ausencia de actualizaciones en sus motores
Mattia Binotto y Cyril Abiteboul, en una conferencia de prensa en Austria. - Renault Sport

4 min. lectura

Publicado: 03/07/2020 20:30

Durante las últimas semanas hemos estado informando de los movimientos que los respectivos departamentos de motores de Honda y Mercedes han realizado en sus respectivas unidades de potencia para 2020.

Durante el mes de marzo, Ferrari mejoró los niveles de potencia de un propulsor que había perdido potencia con respecto a 2019 a consecuencia de la investigación realizada por la FIA y que terminó con un acuerdo confidencial entre ambas partes. Gracias a eso, Ferrari esperaba estrenar dicha evolución en Australia, pero al no haberse disputado, dicho motor ha tenido que esperar a Austria.

«Sé que otros fabricantes tuvieron la oportunidad de continuar trabajando y evolucionar»

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

«Tenemos los mismos motores que teníamos en Australia», confirma Mattia Binotto. «Cerramos la fábrica durante mucho tiempo, por lo que ha habido muy poco tiempo para evolucionar. No trajimos nada diferente y ahora el motor está congelado para toda la temporada».

Pero, mientras Ferrari sufría las duras consecuencias de la pandemia de coronavirus en Italia, más el cierre obligatorio de 63 días impuesto por la FIA, Mercedes y Honda se las han podido arreglar para presentar una versión actualizada de sus motores de pretemporada.

En el caso de los alemanes, el nuevo motor introduce mejoras de fiabilidad derivadas de los problemas de los test de febrero, mientras que los japoneses han incrementado un poco más la potencia.

Renault y McLaren deberán conformarse con el motor actual para todo el año.

«Sé que otros fabricantes tuvieron la oportunidad de continuar trabajando y evolucionar, somos conscientes de que eventualmente podrían tener una ventaja», admite el director de Ferrari. «Eso es parte del juego y guarda relación con todos los compromisos que hemos aceptado durante el cierre, mirando hacia el futuro por el bien del deporte».

Renault, en pausa

Cyril Abiteboul ha confirmado lo mismo que Binotto, admitiendo que Renault tampoco ha podido trabajar en su motor durante el estado de alarma en Francia, señalando como prioridad la estabilidad financiera.

«Es consecuencia de las compensaciones y sacrificios que hemos hecho para manejar una crisis que ha sido extremadamente severa», apunta el director de Renault. «Estamos hablando de una reducción muy grande del fondo de premios, también estamos en conversaciones con patrocinadores que han sido muy leales, pero que se enfrentan a desafíos en su propio negocio».

Así pues, con los motores congelados para lo que resta de campaña 2020 -excepto por razones de fiabilidad y bajo aprobación de la FIA-, Renault y McLaren deberán conformarse con la primera especificación de 2020, que ofreció mucha fiabilidad en los test, pero que sigue sin estar al mismo nivel de potencia que Mercedes o Ferrari. «Tuvimos que tomar algunas decisiones y una de ellas fue pausar el desarrollo del motor. Eso significa que no esperamos ninguna actualización del motor este año», concluye Abiteboul.

Fotos: Renault Sport

Pixel