¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Leclerc, encantado con Sainz: «Estoy aprendiendo mucho de él»

    Leclerc, encantado con Sainz: «Estoy aprendiendo mucho de él»
    Carlos Sainz precede a Charles Leclerc en Portimao.
    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    La relación profesional entre Carlos Sainz y Charles Leclerc es óptima y de ello se está beneficiando Ferrari, que olvida ya los roces surgidos entre el monegasco y su antiguo compañero, Sebastian Vettel.

    Charles Leclerc es el claro líder de Ferrari, al menos en lo que a estatus respecta dentro de la empresa. Pero, en los circuitos, tanto él como Carlos Sainz trabajan en igualdad de condiciones y con plena colaboración entre ellos.

    Eso ha propiciado que ambos se beneficien de las cualidades del otro y que Ferrari pueda trabajar en armonía, algo muy necesario en un momento delicada para la Scuderia. «Hasta ahora, siendo sinceros, estamos siendo bastante abiertos el uno con el otro y eso hace que las cosas vayan bien y haya un ambiente saludable en el equipo. Vamos a seguir empujando en esa dirección y seguir aprendiendo», señala Carlos Sainz a ese respecto.

    Aprendizaje mutuo

    Charles Leclerc, por su parte, admite que el modo de trabajar de Carlos Sainz es distinto al de Sebastian Vettel, por lo que puede aprender cosas nuevas del español.

    «Carlos conduce muy diferente a cómo Seb (Vettel) conducía el año pasado. Siempre es muy interesante verlo trabajar con los ingenieros, la forma en que trabaja y su punto de vista sobre las cosas. Definitivamente, estoy aprendiendo mucho de él», declara el monegasco.

    Lo mismo dice Sainz, que ve en Leclerc un buen punto de referencia en el que fijarse. «He aprendido mucho de Charles en el modo de hacer algunas curvas y aplicar un cierto estilo de conducción o ir en una dirección de configuración concreta y luego probar una diferente. Siempre hay cosas que aprender».

    El español tuvo un gran sábado en Portimao, pero en la carrera las cosas no funcionaron y la degradación de sus neumáticos le apartó de los puntos. «La de Portimao fue mi primera carrera difícil con Ferrari, mi primer domingo en el que las cosas no funcionan. Habrá mucho pensamiento, análisis y autocrítica tratando de ver qué podemos hacer mejor en el futuro. Es una curva de aprendizaje empinada en la que estoy ahora mismo y que debe continuar», concluye Sainz.

    Fotos: Scuderia Ferrari