Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP AzerbaiyánMcLaren explica la última parada de Norris que le dio el séptimo puesto a Sainz

El piloto inglés contaba con opciones de presionar a Sergio Pérez por la sexta posición, pero la aparición del coche de seguridad virtual trastocó los planes de McLaren.

El resultado no fue el esperado y, aunque McLaren mantuvo el mismo botín de puntos, Carlos Sainz y Lando Norris intercambiaron sus posiciones.

McLaren sacó por fin pleno provecho de su buen ritmo de carrera y lo hizo en una carrera que sobre el papel no era propicia para ello, pues en temporadas precedentes el Gran Premio de Azerbaiyán ha sido muy caótico e impredecible. Sin embargo, la carrera transcurrió de manera apacible, gracias en cierto modo al superior ritmo de Sergio Pérez y los McLaren en la habitualmente intensa disputa del grupo intermedio.

Ello le permitió a McLaren probar una estrategia alternativa a final de carrera, cuando apareció el coche de seguridad virtual (VSC) como consecuencia del abandono de Pierre Gasly. Lando Norris presionaba a Sergio Pérez, mientras Carlos Sainz rodaba justo a continuación. El siguiente piloto, Lance Stroll, perdía en ese momento 22 segundos con respecto a Norris.

Dicho escenario posibilitaba una parada adicional de Norris en boxes sin perder posición, pues el VSC reducía el déficit de tiempo en unos diez segundos, por lo que el inglés volvería a pista detrás de Sainz y con neumáticos blandos poco usados.

Por desgracia para Norris, la jugada no salió bien y no consiguió mejor ritmo que Pérez y Sainz, por lo que terminó perdiendo la séptima posición para conformarse con la octava, aunque con McLaren obteniendo el mismo premio: diez puntos para el campeonato de constructores.

Gil de Ferran así lo explicaba tras la carrera, resaltando el escaso riesgo que entrañaba la apuesta. “Fue una decisión estratégica que se diseñó de manera agresiva y defensiva al mismo tiempo”, comentó el director deportivo de McLaren Racing. “Obviamente, teníamos una parada gratis y, como no habíamos rodado mucho el viernes, había dudas sobre si los neumáticos se comportarían bien en el reinicio estando tan gastados, con un coche de seguridad en las últimas vueltas. También había preocupación sobre cómo iban a terminar la carrera”, dijo el brasileño.

Ambos McLaren se mostraron muy sólidos en Bakú.

Por todo ello, McLaren ordenó a Norris parar cuando salió el coche de seguridad virtual, buscando así aprovechar el teórico rendimiento adicional de un neumático más blando y menos usado. “Haciendo un pit-stop, nos protegíamos frente a la eventualidad con uno de los coches, y también nos colocábamos a nosotros mismos en una posición en la que si el blando suponía una ventaja al final de la carrera, estaríamos en una posición fuerte para atacar. No ocurrió, pero es un riesgo que corrimos porque teníamos la oportunidad de hacerlo”.

Mientras, Carlos Sainz mantenía las opciones de una estrategia convencional de una parada, manteniendo la posición en caso de que la apuesta de Norris no diera resultado, como así fue finalmente.

Sólo perdí dos puntos y, como equipo, no perdimos ni ganamos. Fue una buena decisión

Lando Norris, lejos de criticar a su equipo por hacerle perder una posición, apoyó la interpretación de sus ingenieros. “Bakú no es un lugar fácil para conectar los neumáticos y hacer que funcionen. Lo principal fue que la temperatura ambiental no jugó a nuestro favor”, lamentó. “Sucedió en los entrenamientos libres y en la clasificación, la gente no era capaz de hacer funcionar los neumáticos una vez que se enfriaban. Apostamos por ello esperando que, tras el coche de seguridad, el resto no fuera capaz de hacerlos funcionar.

Pero no fue así y los neumáticos blandos de Norris fueron los que finalmente pagaron las consecuencias de la llegada del VSC. En realidad casi ocurrió lo contrario a lo que pensábamos. Ganaron ritmo y yo lo perdí incluso en las dos últimas vueltas, no tenía ritmo. Fue una buena decisión, un buen intento como equipo. Sólo perdí dos puntos y, como equipo, no perdimos ni ganamos. Fue lo correcto, simplemente no funcionó como esperábamos”, concluyó.

Tras cuatro Grandes Premios, McLaren se coloca cuarto en la clasificación general de constructores con 18 puntos, uno más que Racing Point, cinco más que Alfa Romeo y seis más que Renault. Haas queda a diez y Toro Rosso a 14.

Fotos: McLaren Racing

Fuente: Autosport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto