¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes explica el origen del caos de los boxes en el GP de Sakhir

    Mercedes explica el origen del caos de los boxes en el GP de Sakhir
    George Russell sale de boxes tras cambiar los neumáticos.Mercedes AMG F1
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    El Gran Premio de Sakhir tuvo múltiples momentos de interés a lo largo del fin de semana, pero sin duda el más incomprensible fue el vivido por Mercedes durante la doble parada en boxes de George Russell y Valtteri Bottas. Esto es lo que pasó.

    Mercedes dominaba a placer la carrera en Sakhir y George Russell parecía destinado a obtener su primera victoria en la Fórmula 1, pero en un momento todo se desmoronó y lo mejor que el equipo campeón pudo sacar de la carrera fueron un octavo y noveno puesto.

    Todo comenzó cuando Jack Aitken perdió el control del Williams ‘prestado’ de George Russell, golpeando la barrera de protección de la escapatoria de entrada a meta y rompiendo su alerón delantero.

    «Cuando Ron llamó a los mecánicos, hubo varias transmisiones en ese momento en el sistema de radio».

    Eso propició la aparición del coche de seguridad y, con el ánimo de no perjudicar a ninguno de sus pilotos, Mercedes ordenó una doble parada en boxes para cambiar neumáticos y afrontar el final de carrera en las mejores condiciones posibles.

    Sin embargo, cuando Russell se detuvo en su posición de parada, los mecánicos le colocaron los neumáticos medios que debían ser para Valtteri Bottas. Cuando el británico salió y llegó Bottas, el desconcierto se hizo evidente porque los neumáticos que debían colocarse no estaban en su lugar.

    Finalmente, Bottas acabó saliendo a pista con los mismos neumáticos duros usados con los que había entrado, mientras que Russell debió volver a entrar para cambiar los neumáticos de su compañero por los correctos y así no incurrir en una infracción aún mayor.

    Mal funcionamiento del sistema de radio

    El resultado de todo ello fue el octavo puesto final de Bottas y el noveno de un Russell que perdía así la que iba a ser su primera victoria. Pero, ¿qué ocurrió? Andrew Shovlin, director de ingeniería de Mercedes, ha explicado la causa de todo ello.

    «No hemos tenido tiempo suficiente para obtener una comprensión absoluta y completa de lo que sucedió, pero hemos encontrado una pistola humeante», admite Shovlin. «Tiene que ver con la forma en que el sistema de radio prioriza los mensajes. Cuando Ron (Meadows, director deportivo) llamó a los mecánicos y les pidió que preparasen los neumáticos para los dos pilotos, hubo varias transmisiones en ese momento en el sistema de radio».

    «El sistema sabe priorizar los mensajes que vienen de Ron, porque lo más importante es que los neumáticos estén ahí: más que lo que diga un piloto o cualquier otro miembro de la tripulación», explica el ingeniero británico. «Pero parece que hubo un período en el que el sistema decidió dejar pasar el mensaje priorizado y nos perdimos una parte clave de la transmisión».

    «Esto significó que la mitad de los mecánicos que cogen los neumáticos no entendieron el mensaje. Y parece que la otra mitad de ellos sí. Por lo tanto, teníamos a los coches llegando sin estar listos todos los neumáticos en el pitlane».

    De ahí que Russell saliera a pista con los neumáticos equivocados y que, en el momento de cambiarle las ruedas a Bottas, no hubiera neumáticos suficientes ni los que había fueran los correctos.

    «Obviamente, parece un desastre que no comprendamos realmente lo que estamos haciendo, pero el problema se reduce a este tipo de causa raíz en la que perdimos un mensaje clave en un punto clave», lamenta Shovlin. «Hubo muy poco tiempo entre el coche de seguridad y la llegada de George a boxes».

    «Esto es algo que podría habernos sorprendido en cualquier momento de los últimos tres años. Y podría habernos sorprendido en la primera carrera del próximo año. Es algo que ha estado en el sistema. Y fue muy desafortunado para los pilotos y desesperadamente desafortunado para George que nos pasara en este momento», finaliza el británico, que a buen seguro no conseguirá acallar las teorías conspiratorias de muchos aficionados.

    Fuente: Autosport / Fotos: Mercedes AMG F1