¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las razones que han hecho que Allison deje la dirección técnica de Mercedes

    Las razones que han hecho que Allison deje la dirección técnica de Mercedes
    James Allison, director técnico de Mercedes.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Tras contribuir de manera decisiva al éxito sin precedentes de Mercedes, James Allison se prepara ya para ceder el cargo de director técnico a Mike Elliott. El ingeniero británico ha explicado las razones de su marcha.

    La fortaleza de Mercedes desde que comenzara la era híbrida en 2014 ha traspasado límites previamente establecidos y ha trascendido más allá de nombres importantes que han ido dejando paso a otros más jóvenes.

    Fue el caso de Paddy Lowe o Aldo Costa, hombres muy relevantes en el éxito de Mercedes y que ahora recordamos para unir sus nombres al de James Allison, aún director técnico de la formación anglo-británica.

    «Llegué a esta conclusión hace mucho tiempo y luego tardamos un tiempo en encontrar el momento»

    Y es que Allison, que previamente triunfó en equipos como Renault o Ferrari, ha encontrado en Mercedes el escenario ideal para desarrollar todas sus cualidades, triunfando como máximo responsable técnico y mano derecha de Toto Wolff al frente de la organización.

    Pero ahora, con 53 años y tras haber perdido a su esposa en 2016, Allison quiere alejarse del primer plano de la Fórmula 1 y tomarse la vida con algo más de tranquilidad, aunque eso fue algo que estaba planeado de antemano.

    «Era simplemente una cuestión de elegir el momento de una manera que le permitiera a la compañía fortalecerse como resultado de disponer de un ingeniero muy capaz como es Mike Elliott», señala Allison en relación a su relevo como director técnico.

    James Allison explica las claves de su última creación: el Mercedes W12.

    «Y hacerlo de manera que permitiera a la compañía luchar por los campeonatos sin perder el paso. Llegué a esta conclusión hace mucho tiempo y luego tardamos un tiempo en conseguir que todo estuviera en su lugar para poder hacerlo realidad».

    Ahora, Mercedes ya ha encontrado el modo de realizar una transición dulce que permita al equipo mantener su alto nivel en 2022, coincidiendo con la llegada del nuevo reglamento técnico a la Fórmula 1.

    Mejor dejarlo en plenitud

    Allison tenía muy claro que su momento de apartarse del primer plano llegaría en un momento en el que aún rindiera a su mejor nivel, desechando la idea de convertirse en una vieja gloria y un lastre para Mercedes.

    «Prefería dar este paso cuando todavía era útil. Hemos estado trabajando colectivamente para asegurarnos de que la transición de mí a Mike sea un éxito. No es sólo la oportunidad para Mike, ya que hay una especie de efecto dominó en la compañía y generalmente es algo muy saludable para un equipo», asegura Allison.

    «Cuando sentí que esto era lo correcto para mí y lo mejor para que el equipo, pensé que me iría a mi sofá para animar al equipo desde el banquillo. No me imaginé que habría un espacio para mí después de haber renunciado a este brillante trabajo. Felizmente, Toto lo vio un poco diferente. Y entre los dos trabajamos en la forma en que podía contribuir al equipo», celebra el británico, que pasará a la posición de director técnico ejecutivo y se alejará del día a día en los circuitos.

    «Estoy bastante seguro de que podré mirar hacia atrás en este período dorado que he tenido la suerte de vivir al final de mi carrera en la F1 y pensar en la suerte que tuve de enamorarme de este grupo de personas en este momento, y ser el director técnico en lo que sin duda es el equipo de Fórmula 1 más exitoso y sorprendente que ha existido nunca», ha concluido Allison.

    Fotos: Mercedes AMG F1