¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP Estados UnidosRed Bull y Toro Rosso desconfían del nuevo motor de Renault

La marca Renault lleva al Gran Premio de Estados Unidos un motor evolucionado, en el que han empleado once de los doce tokens que tenían disponibles. Sin embargo, tanto Toro Rosso como Red Bull aseguran que no merece la pena utilizarlo y ser sancionados, así que es poco probable que lo monten.

Foto: Toro Rosso

Renault ha utilizado once de los doce tokens que aún tenían para esta temporada. Así, han renovado una unidad de potencia que han puesto a disposición de sus equipos para este fin de semana. Sin embargo, Red Bull y Toro Rosso, que han sido lastrados a lo largo de toda la temporada por la fiabilidad del propulsor francés, sobrepasaron ya el cambio permitido de motores, y hacerlo de nuevo derivaría en una sanción para la carrera de Austin, en la que tendrían que salir al fondo de la parrilla e intentar remontar. Por ello, el suministrador anunció que negociaría con sus dos socios la opción de montarlo y ser penalizados, y que la última palabra sería de los equipos de las bebidas energéticas.

Y parece que la respuesta es 'no'. Carlos Sainz ha revelado que Toro Rosso no montará en el Circuito de las Américas el nuevo motor y, si no es necesario, tampoco en las otras tres carreras restantes (al menos en su monoplaza): "Vamos a seguir el resto del año con la antigua especificación. Hemos tenido en cuenta los valores que han dado, que supondría otra penalización en la parrilla y empezar atrás. Los últimos circuitos no son los mejores para nosotros, pero podemos estar muy cerca de los ocho o diez primeros". El madrileño no quiere arriesgarse a remontadas que pueden resultar muy complicadas, y prefiere quedarse como está: "Empezar el último no vale la pena, por lo que voy a comprometerme con la actual especificación, es suficiente para terminar el año. Es importante el final de la temporada, porque ya he perdido muchos puntos y, siendo honesto, no quiero más sanciones".

Daniel Ricciardo estaba convocado a la conferencia de prensa de la FIA y, en ella, dejó dudas sobre los beneficios de la nueva unidad de potencia: "Está disponible, pero desencadenaría en penalización, y tenemos que saber si vale la pena. He oído que la ganancia de rendimiento no es enorme, así que mi opinión es que quizás no sea lo mejor. No creo que ganemos lo suficiente en tan poco tiempo, y empezar atrás supone que sea difícil recuperar el terreno". Aunque Renault ya mira a 2016, sería curioso que ninguno de sus dos equipos utilizaran el nuevo motor en el Gran Premio de Estados Unidos. Ni Red Bull ni Toro Rosso han confirmado oficialmente su decisión, pero Rémi Taffin, director de operaciones de la firma gala, ya declaró que serían las escuderías las que tomarían la decisión. Y pinta a negativa.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto