¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ross Brawn: "No vamos a negociar un acuerdo especial para Honda"

Liberty Media se ha propuesto mejorar las condiciones de los motoristas para un futuro acuerdo, al término del contrato actual.

Brawn afirma que ayudarán a Honda siempre y cuando puedan hacerlo, pero sin alterar la competición en favor de los japoneses.

Las unidades de potencia V6 híbridas dieron un vuelco a la competición desde su llegada en 2014. El equipo Mercedes llevaba varios años preparándose para este giro argumental, y acabaron triunfando junto a Lewis Hamilton y Nico Rosberg, con un liderazgo de los de Brackley que perdura hasta el día de hoy, con permiso de Scuderia Ferrari.

Los costes y el rendimiento de estos nuevos propulsores están en entredicho y causan polémica; son varios ya los amagos de abandonar la categoría que ha ejecutado Red Bull, afirmando categóricamente que el motor Renault está en desventaja respecto al resto de contendientes, algo que no les permite luchar cara a cara contra los dos equipos al frente. Liberty Media se ha propuesto sentarse a hablar tranquilamente con los fabricantes, para alcanzar un acuerdo que beneficie a todos por igual cuando el convenio vigente llegue a su fin.

“Bajo la nueva normativa más allá de 2020, tendremos que considerar a los constructores que ingresen después de la fecha inicial, y admitir que quizás necesiten de un apoyo al principio”, explicó Ross Brawn a Autosport. Establecer un reglamento de motores más atractivo es una de sus prioridades, para que así la máxima categoría del automovilismo cuente con variedad de productores de UP. “Si recuerdas el sistema de tokens, un nuevo participante podría, tal vez, conseguir desarrollar más su motor durante los dos primeros años. Existen varias iniciativas inteligentes que puedes utilizar para fomentar el acceso a la Fórmula 1”.

No obstante, desde Honda han manifestado sus quejas al respecto, pidiendo ayuda al verse en una situación bastante desfavorable frente a los demás suministradores. “No vamos a negociar un acuerdo especial para Honda”, asegura Brawn. “No estoy diciendo que vaya a ir a decirle a Honda cómo deberían diseñar su motor, pero si podemos ayudarles a lograr sus metas, lo haremos. Si desde Honda nos piden ayuda, está dentro de nuestras posibilidades y no es algo que altere la competición, entonces sí que les ayudaríamos”.

No vamos a negociar un acuerdo especial para Honda

En las categorías inferiores, los pilotos disponen de motores y chasis similares, por lo que en carrera prima el talento innato de cada uno de ellos. En Fórmula 1 no es el caso, ya que el presupuesto de cada una de las escuderías integrantes de la parrilla marca la diferencia. El W08 y el SF70H fueron diseñados y desarrollados con una infinidad de recursos, mientras que el C36 se vio limitado por la economía de Sauber. Algo parecido ocurre con los propulsores, sumado al buen hacer de los motoristas, colocando de una u otra manera los componentes de la unidad de potencia, en busca del rendimiento óptimo sin sacrificar la fiabilidad.

“Los años en los que vimos el V8 de Cosworth, el motor sólo era un elemento que separaba el chasis de la caja de cambios, porque todo el mundo contaba con el mismo motor. No creo que eso añadiese nada de valor a la Fórmula 1, creo que es positivo que haya algo de diferenciación”. El objetivo de Liberty era conseguir que los motoristas tuvieran un rendimiento neto entre ellos no superior a tres décimas, pero Honda no estuvo a la altura cuando se realizó la prueba.

“Sin embargo, no debe ser excesiva, ni mucho menos llegar a ser un factor dominante”. Mercedes saca mucha ventaja a sus rivales en recta, en gran medida gracias a su propulsor, algo que no concuerda con la percepción de la regla de Brawn. “Tenemos que encontrar el equilibrio desde el punto de partida, porque tratar de corregirlo a posteriori es complicado, divisorio y frustrante”.

“Ver dónde estamos hoy es un buen catalizador para asegurarnos de que la nueva reglamentación tienen bajo control las posibles diferencias de rendimiento, y son asequibles para más gente”

“Las unidades de potencia actuales son piezas de ingeniería magníficas, pero desgraciadamente, como ha quedado demostrado, cualquier constructor que llegue va a tener complicado llegar a lo más alto”. El director deportivo de la Fórmula 1 debe encontrar el término medio para agradar a los fabricantes actuales, mientras que favorezca la entrada de nuevos suministradores. “No queremos hacerlo demasiado sencillo, simplemente queremos que los nuevos motoristas sean capaces de aterrizar, hacer un trabajo decente y ser competitivos en tres años”.

Fuente: Autosport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto