¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP MónacoSainz, rey del grupo intermedio: "Quién me lo iba a decir después de los Libres 3"

    Tras una excepcional carrera en la que McLaren ha sacrificado a Lando Norris para permitir un gran resultado de Carlos Sainz, el español ha terminado sexto.

    Con este resultado Sainz se coloca séptimo del Mundial y McLaren afianza su cuarta plaza en el campeonato de constructores con 13 puntos de margen sobre Racing Point.

    Carlos Sainz estuvo brillante un año más en Mónaco.

    No ha sido fácil el Gran Premio de Mónaco para McLaren, que ha tenido que tirar de estrategia para conseguir sumar algunos puntos en las calles del Principado. Las cosas empezaron bien para Carlos Sainz y Lando Norris, que rodaban bien instalados en el grupo con opciones de puntuar, pero la repentina aparición del coche de seguridad tras el toque de Charles Leclerc con las barreras lo cambió todo.

    Varios fueron los pilotos que aprovecharon tal circunstancia para entrar en boxes y realizar el obligatorio cambio de neumáticos, con Daniel Ricciardo y Kevin Magnussen a la cabeza del grupo intermedio. En cambio, ninguno de los McLaren lo hizo y, cuando el coche de seguridad se marchó, Lewis Hamilton decidió adoptar un ritmo pausado para asegurarse de llegar al final sin tener que volver a detenerse en su garaje.

    Ello propició que toda la parrilla rodara muy por debajo del ritmo que en condiciones normales sería capaz de imprimir, lo que en la práctica impedía que Carlos Sainz abriera hueco con Ricciardo y Magnussen.

    Decisión clave

    En ese punto de la carrera, McLaren corría el riesgo de no puntuar con ninguno de sus pilotos, pues los pilotos que habían parado rodaban en el grupo con comodidad y sin necesidad de volver a hacerlo, por lo que el muro del equipo de Woking tomó la decisión de sacrificar a Lando Norris, que rodaba justo delante de Ricciardo y Magnussen.

    El británico se descolgó intencionadamente del grupo y permitio que Sainz abriera el suficiente hueco como para parar en la vuelta 30 y salir a pista delante de Norris y los pilotos que habían hecho lo mismo aprovechando el coche de seguridad, dejando además al español la pista libre para mantener controlados a los Toro Rosso, que pararían más tarde.

    "Muy contento porque lo luchamos ayer en la clasificación haciendo una vuelta muy buena y lo hemos luchado hoy"

    El resultado fue un excepcional sexto puesto final, que le supo a gloria a Carlos Sainz. “Sin duda, quién me iba a decir que después de ser 15º en los Libres 3 iba a terminar como mejor del resto en sexta posición… muy contento porque lo luchamos ayer en la clasificación haciendo una vuelta muy buena y lo hemos luchado hoy, pasando a los dos Toro Rosso por fuera en la curva 3. Un poco de locura, pero ha valido la pena, y luego buen ‘timing’ de la parada y nos hemos defendido de Kvyat con el ‘graining’, así que perfecto”, explicó el piloto de McLaren.

    Quinta carrera en Mónaco y quinto final en los puntos para un Carlos Sainz que basó su gran resultado en una primera vuelta excepcional. “Ha salido bien y casi paso a Gasly y a Kvyat, pero me he quedado encerrado en la curva 1 y Albon me ha cogido el exterior. He llegado a la curva 3 en paralelo con Albon y me he tirado por fuera tan rápido que he visto que podía pasar a Kvyat también y les he pasado a los dos, contaba.

    Lando Norris ha sido vital para que Carlos Sainz puntúe.

    Tras ejecutar la estrategia a la perfección -con la inestimable colaboración de Lando Norris-, Sainz sólo tuvo que mantener la calma y no cometer errores. “Los Toro Rosso iban muy despacio y yo sabía que tenía rueda para dar un empujón después del ‘Safety Car’ y hemos hecho vueltas muy buenas, hemos abierto un hueco y hemos parado (en boxes). Después P6 y a casa.

    El graining complica las cosas

    Aunque Mónaco es un circuito que permite mantener un ritmo muy lento sin ser adelantado, las últimas 45 vueltas de Carlos Sainz han sido complicadas como consecuencia del alto ritmo impuesto para adelantar a los Toro Rosso cuando éstos pararan en boxes. “He conseguido la vuelta rápida de carrera muy pronto y el problema de estas ruedas es que si tiras mucho al principio abres el ‘graining’, así que no me ha quedado otra que defenderme hasta final de carrera”, admitió.

    Y eso hizo el español, defenderse con calma y sin errores que le dieran oportunidades a los Toro Rosso de adelantarle. El sexto puesto le permite a Carlos Sainz colocarse como el mejor del grupo intermedio en la séptima posición del campeonato de pilotos, algo que sin duda borra el mal sabor de boca de los tres abandonos consecutivos del inicio de la temporada. Ya tocaba después de las tres primeras carreras, en las que teníamos igual o mejor ritmo que en las últimas tres… pero es que así es la Fórmula 1. En las tres carreras en las que tienes buen ritmo te pasan cosas y otras en las que no tienes tan buen ritmo consigues puntos. Este deporte es así”, concluyó Sainz.

    Lando Norris, 11º en meta, no pudo puntuar finalmente tras parar en boxes en la vuelta 47 y perder posición con varios pilotos, que le habían recuperado terreno a consecuencia de su ritmo lento para permitir a Sainz luchar por los puntos.

    Fotos: McLaren Racing