¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El séptimo título le costó a Mercedes 376 millones de euros

    El séptimo título le costó a Mercedes 376 millones de euros
    Mercedes ha sabido gestionar el impacto de la pandemia.
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    Mercedes AMG F1 ha presentado las cuentas de la temporada 2020, en la que la pandemia generó menos ingresos y un Mundial reducido de 17 Grandes Premios. A pesar de eso, la formación anglo-germana obtuvo 16 millones de beneficio.

    Las temidas cuentas del ejercicio 2020, muy alteradas por la pandemia en la mayor parte del panorama financiero mundial, han sido muy satisfactorias para el equipo Mercedes, que a pesar de verse obligado a invertir 324,9 millones de libras (unos 376 millones de euros) en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, obtuvo unos beneficios sólo ligeramente inferiores a los de 2019.

    La clave de estas cuentas tan positivas reside en que Mercedes consiguió minimizar la reducción de ingresos, pues en 2019 recibió 363,6 millones de libras, sólo 8,1 millones más que en 2020. A consecuencia de ello, los beneficios se vieron reducidos ligeramente, sólo 1,1 millones de libras después de impuestos: de los 14,7 de 2019 a los 13,6 de 2020.

    «Los beneficios se vieron reducidos ligeramente, sólo 1,1 millones de libras»

    A pesar de la llegada del límite presupuestario de 145 millones de dólares (unos 120 millones de euros) para esta temporada 2021, Mercedes ha incrementado su plantilla, llegando a los 1063 empleados en su sede de Brackley (la división de motores de Brixworth queda excluida al operar de manera independiente).

    Adaptación y diversificación.

    Toto Wolff señaló que «en 2021 el equipo continuará desarrollando su sostenibilidad financiera, ayudado por la máxima competitividad bajo las nuevas regulaciones, diversificando y aprovechando la capacidad del equipo a través de la división de Ciencias Aplicadas».

    Mercedes está llevando a cabo varios proyectos más allá de su principal actividad en la F1, incluyendo el ciclismo y los programas de la America’s Cup de Vela asociados con INEOS, la compañía que recientemente fue anunciada como tercer accionista del equipo.

    En lo relativo al impacto del COVID-19 en las cuentas, Wolff señaló que «gracias a la gama de flujos de ingresos, la compañía todavía es capaz de mantener la rentabilidad y cumplir con todas las obligaciones financieras».

    «Se seguirá adoptando un enfoque prudente con respecto a los posibles impactos en el negocio, y los planes de contingencia se revisan periódicamente para mitigar los efectos del virus en el negocio».

    «Como un negocio de alta tecnología que es, el equipo puede adaptarse competitiva y comercialmente a los cambios en su entorno operativo y continuará invirtiendo en su capacidad y cultura para asegurar el éxito a medio y largo plazo tanto dentro como fuera de la pista», ha finalizado Wolff.

    Mercedes también dejó claro que su programa de F1 sigue teniendo un impacto positivo en el conjunto de la compañía. «Paralelamente al éxito del equipo en las últimas temporadas, la marca Mercedes ha crecido en valor desde los 31.900 millones de dólares de 2013 a 49.300 millones de dólares en 2020, con la F1 contribuyendo de manera relevante al estatus de la marca como la octava más valiosa del mundo».

    Fuente: Mercedes AMG F1 / Fotos: Mercedes AMG F1