¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Stella, el hombre de confianza de Alonso que se hace fuerte en McLaren

    La marcha de Eric Boullier de McLaren ha propiciado que Stella ocupe, una vez más, un puesto diferente en el equipo.

    La evolución del ingeniero italiano en Fórmula 1 va acorde a los pasos que ha ido dando Alonso en la categoría reina.

    En Fórmula 1 es vital rodearse de personal competente y de confianza que contribuya a llevar adelante al equipo, para que así los resultados sean el fruto de un ambiente de trabajo estable y proactivo, que de pie a adelantarse a cualquier clase de acontecimientos que puedan poner en peligro la posición de la escudería en la categoría reina.

    Fernando Alonso es sabedor de ello, y es por eso que ha apuntado a una persona en particular como uno de los componentes clave de su núcleo más cercano: Andrea Stella. El italiano ha ido cambiando de rol escalonadamente desde que conoció al piloto asturiano de primera mano, y con el reciente anuncio de la dimisión de Eric Boullier de la estructura de McLaren, éste vuelve a reubicarse en las entrañas de la formación en la que milita el bicampeón.

    2010-2014: Ferrari

    Alonso se quedó a tan sólo 4 puntos de Sebastian Vettel en su primer año de rojo, 2010.

    Todo comenzó cuando Fernando Alonso y Andrea Stella, entonces en Ferrari, comenzaron a trabajar codo con codo en cada una de las pruebas que daban forma al campeonato. Stella arrancó como ingeniero de carrera de Alonso, guiando al #14 a través de sus mensajes por radio en lo que finalmente fueron tres subcampeonatos del mundo en su cuenta personal.

    La buena relación que se inició entre ambos iba a dar paso a toda una alianza que perduraría en el tiempo, sin importar el hecho de que Alonso mutase de equipo y pusiera rumbo hacia otra casa que no fuera la Scuderia del Cavallino, dando buena fe del nexo tan férreo que se había establecido.

    2015: McLaren-Honda

    La tensión por la escasa fiabilidad del propulsor japonés era palpable en el ambiente.

    El descontento de Alonso con Ferrari, tras varios intentos fallidos de intentar pelear por el Mundial, provocaron que pusiera rumbo al equipo que tantos quebraderos de cabeza le había propiciado en el pasado, McLaren, pero la idea de reeditar los éxitos que vivieron los de Woking junto al fabricante nipón pesó más en su decisión final.

    El kart más importante para el español, ubicado en su museo personal, porta los colores del MP4/4 de Ayrton Senna, un monoplaza con el que el brasileño tocó la gloria a finales de la década de los ’80, una reliquia de la cual Alonso quedó prendido durante su infancia mientras crecía viendo la Fórmula 1 en televisión.

    En esta etapa, Stella dejó Maranello para embarcarse en toda una nueva aventura en McLaren, ocupando el cargo de responsable de los ingenieros de pista, comandando las acciones que llevarían a cabo los propios ingenieros de pista de cada piloto. No obstante, poco después terminaría desempeñando el papel de responsable de operaciones, tras adquirir una importancia mayor en el interior de la escudería anglosajona. Algo más tarde, Stella pasó a ser la cara visible de McLaren ante la FIA, al mismo tiempo que mudaría de puesto hacia el rol de responsable deportivo.

    2018: restructuración en McLaren

    Brown ha aprovechado al máximo sus conocimientos de marketing en McLaren.

    El camino tortuoso de toda una escudería histórica como McLaren de la mano de Honda llegó a su fin tras tres largos años, y la bienvenida a Renault se produjo con Zak Brown como uno de los hombres con mayor fuerza en el seno interno del equipo. El dirigente americano, piloto a tiempo parcial, se ayudaría de Boullier como mano derecha en el día a día en los circuitos, una persona de confianza que además trabajó con los de Enstone en el pasado.

    Sin embargo, y a pesar de mensajes tan potentes y significativos como aquel “We will win again” (“volveremos a ganar”) por parte del responsable galo en el acto de presentación del bólido naranja, su trabajo comenzó a estar en entredicho, con el desenlace fatal que culmina en su salida de las filas de McLaren. Todo esto deja a Stella como el nuevo director de rendimiento, al tanto que Gil de Ferran pasa a ser el director deportivo, terminando de moldear un organigrama inmenso en un intento de simplificarlo todo.

    El futuro de Alonso continúa en el aire, con las opciones del WEC y la IndyCar cobrando un peso notorio sobre la mesa además de la Fórmula 1, categoría a la que el español ha dedicado prácticamente toda su vida, pero por el momento sigue contando con gente que le haga sentirse cómodo esté donde esté, algo de importancia mayúscula de cara a adentrarse en cualquier experiencia que se precie.

    Fotos: McLaren | Scuderia Ferrari