¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Pat Symonds critica al Grupo de Estrategia: "No entienden el significado de la palabra"

    Adrián Fernández
    Adrián Fernández

    El ex jefe técnico de Williams ha desvelado que no hubo "un sólo razonamiento" para justificar la introducción del nuevo reglamento, y espera que Liberty Media y Ross Brawn planifiquen mejor.

    Tanto él como Toto Wolff califican los nuevos coches de "espectaculares".

    El jefe de Mercedes afirma que su equipo se ha marcado "objetivos agresivos" para mantener su ventaja.

    En un intento de recuperar la espectacularidad visual y de rendimiento de la Fórmula 1, el nuevo reglamento de la categoría prevee que los monoplazas, que verán la luz del día a finales de este mes, no sólo sean más agresivos a nivel visual, si no que ofrezcan un rendimiento sin igual, muy superior al de los últimos años y mejor que el de cualquier otro monoplaza en la historia, merced a un significativo aumento de la aerodinámica, y que supongan de nuevo un gran reto a nivel físico para los pilotos.

    La Fórmula 1 no vive un periodo de monoplazas con un gran paso por curva desde 2008, el último año antes de la introducción del cambio visual y conceptual que buscaba coches más simples y menos aero-dependientes. Al seguir el camino contrario, y a pesar de que se cuenta con un DRS que no existía en 2008, varios equipos, ingenieros y pilotos han planteado la posibilidad de que los cambios dificulten los adelantamientos. algo que ha sido negado con anterioridad por Charlie Whiting.

    Aún con todo, la razón de ser del nuevo reglamento no fue tan clara en primera instancia, según Pat Symonds. En declaraciones a Motorsport, el antiguo jefe técnico de Williams, ya retirado, ha cargado duramente contra el proceso de toma de decisiones que se ha seguido en la Fórmula 1 estos últimos años, argumentando que el propio cambio de reglamento fue una simple búsqueda de velocidad sin más, sin que se plantease la necesidad del mismo: "Uno puede entender por qué Mercedes no era muy favorable a ningún cambio. Las instrucciones eran hacer que los coches fuesen cinco segundos más rápidos. No hubo un sólo razonamiento de por qué deberíamos hacer eso. Espero que, al menos, tengamos una estrategia en Fórmula 1. Teníamos un Grupo de Estrategia, pero ellos no entienden realmente el significado de la palabra".

    Con todo, Symonds espera que la presencia de Ross Brawn como hombre fuerte de Liberty Media en el terreno deportivo ayude a configurar y diseñar planes consistentes y con una dirección clara y que, al mismo tiempo, no sean inmovilistas: "Con suerte, las cosas podrán ser más razonadas, y se podrá mirar hacia dónde iremos en los próximos años. Siempre he trabajado con planes de tres años. Yo reviso esos planes, no espero hasta el final y empiezo de nuevo: los compruebo pasados seis meses, los extiendo otros seis meses, y veo lo que es válido y lo que no. Creo que la Fórmula 1 necesita hacer algo similar, con cinco años en vez de tres, por la complejidad de ello".

    Coches espectaculares; nada de "cosas horribles"

    Respecto al apartado visual de los monoplazas, Symonds ha sido mucho más positivo, confesando incluso que han superado sus propias expectativas, y descarta que las circunstancias que derivaron en el diseño de frontales poco estéticos hace unos años (como los famosos 'morros de pato' o los apéndices puntiagudos) vuelvan a repetirse, y cree que existe la opción de derribar el orden establecido, aunque no se atreve a pronunciarse sobre cómo serán las carreras:

    "Creo que los coches lucen genial. Dije con anterioridad que estaba preocupado de que pareciesen demasiado retro, pero no es así. Como con todas esas cosas, se podría haber refinado algunas zonas y haber hecho algunas cosas mejor para mejorar la estética de los coches, pero no es como las cosas horribles que tuvimos en 2012. En cuanto a las carreras, eso está aún por ver, pero creo que hay una buena oportunidad de alterar el status quo, y eso es bueno, simplemente porque es un reinicio".

    En la misma línea se ha manifestado Toto Wolff, jefe de Mercedes. Aún así, el alemán, que asegura estar "entusiasmado" por el look de los Fórmula 1 de 2017, hace más hincapié en los cambios técnicos que podrían derribar el dominio de su equipo de estos últimos tres años, asegurando que Mercedes no va a dormirse en los laureles para aprovechar su teórica ventaja:

    "Estoy entusiasmado por ver cómo van a ir los nuevos coches, porque esperamos que sean mucho más rápidos. Lucen espectaculares, y van a ser mucho más físicos para los pilotos. Pero cuando hay un cambio de reglamento como este, surgen oportunidades y riesgos, y hemos marcado objetivos agresivos de hacia dónde creemos que debería ir el coche y el motor. Estamos empujando a tope para conseguir esos objetivos, pero ¿serán suficientes u otros equipos lo habrán hecho mejor que nosotros? No lo sabemos, pero, haya un cambio de reglamento o no, esta es siempre la época del año en la que todos somos muy escépticos y en la que nos cuestionamos a nosotros mismos, o si hemos hecho un trabajo lo suficientemente bueno. Siempre ha sido la mentalidad de nuestro equipo. No hace que nuestros días sean más felices, pero así funcionamos".

    Fuente: Motorsport / Fotos: Williams F1 Team