¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Williams no quiere convertirse en el equipo B de Mercedes y defiende su autonomía

    Sergi Rosell Montagud
    Sergi Rosell Montagud7 min. lectura

    Ante la propuesta de Mercedes de presar el mismo servicio que Ferrari realiza con Haas, Williams no valora esta alternativa porque no encaja con la filosofía del ente.

    Los británicos trabajan de manera contaste para disminuir sus carencias esta temporada 2018.

    El equipo Williams no está pasando, nuevamente, por uno de sus mejores momentos históricos en el gran circo. De hecho, los de Grove todavía no habían puntuado en este 2018 hasta el GP de Azerbaiyán, donde Lance Stroll se posiciono en octava posición. Ante un momento de depresión como el actual, los rumores sobre nuevas fórmulas para reavivar al conjunto británico no han tardado en salir.

    La Directora de Williams, Claire Williams, ha negado tajantemente que su conjunto vaya a ser como una especie de filial para Mercedes. La inglesa ha advertido que no van a ir por la misma vía que Haas F1 que, además de comprarle los propulsores a Ferrari, adquieren todas las piezas posibles que permite el reglamento. Esta ecuación de recursos ayuda a recortar en personal y en los costes.

    Según una publicación alemana, Lawrence, el padre de Lance Stroll, está presionando para que el equipo fundado por Frank Williams opte por agarrar esta vía pero con los de Brackley, ya que de este modo obtendrían tecnología de la marca de la estrella. Igualmente, Claire Williams ha insistido en que la filosofía de trabajo dentro de la entidad no variará.

    "No sé de dónde viene esa historia. Somos un constructor, Frank y Patrick Head lucharon por nuestra independencia durante décadas e hicieron un trabajo increíblemente bueno. Una de mis responsabilidades es proteger nuestra independencia, lo cual es increíblemente importante para nosotros", ha explicado a Motorsport.com. Con un apoyo notable hacia los planes de Liberty Media más allá de 2021, la dirigente reconoció que la escuadra británica debe de generar ingresos para asegurar su futuro a medio plazo.

    Lance Stroll, de Williams, ganó en la cita de Bakú sus primeros puntos de la temporada.

    "Siempre estás mirando tu presupuesto cada año, asegurándote tener lo máximo para competir el año siguiente. No es diferente este año al anterior, o al de hace 10 o 30 años. Las cosas no han cambiado. Anunciamos nuestros resultados anuales la semana pasada y fueron muy positivos, así que no creo que nadie esté demasiado preocupado por Williams. Asimismo, necesitamos esas propuestas de 2021, no hemos ocultado este hecho. No sólo lo decimos por nuestro equipo, sino también por el futuro del deporte", ha subrayado.

    El Director de Mercedes, Toto Wolff, ha comentado que a su escuadra le gustaría prestar a sus dos clientes, Force India y Williams, el mismo servicio que la Scudería Ferrari le facilita a Haas, ya que han visto que este nuevo modelo funciona con éxito en la máxima categoría. El dirigente austríaco ha abierto las puertas a los dos conjuntos, aunque ha asegurado que no es tarea fácil coordinar todo el montante de producción. "Hemos visto que el sistema entre Ferrari y Haas funciona. Por supuesto, nuestros pensamientos van en esa dirección si Williams o Force India quieren colaborar".

    "Igualmente, no estamos tan avanzados. No sólo tiene que ver con la producción, sino también con no distraerse. Hay que hacerlo de manera adecuada, sería un proyecto a largo plazo. Necesitas dos o tres años para ponerlo en marcha. Si lo haces bien, puede ser beneficioso. Pero necesitas hacerlo de manera correcta porque tienes que tener un buen equilibrio entre distracción y optimizar sinergias", ha avisado el mandamás de la marca alemana al portal especializado.

    El reto de los de Grove sigue encarrilando en recuperar la competitividad perdida en este arranque de temporada. El Director Técnico, Paddy Lowe, ha confesado que el FW41 arrastra diversos problemas que provocan que sus discípulos estén en el fondo de la parrilla; sin embargo, los distintos departamentos tienen puesto un operativo en marcha para abordar las trabas. El ingeniero británico ha defendido a sus pilotos, ya que, según su criterio, el foco que causa la dificultad no son ellos, sino la máquina.

    Sergey Sirotkin, de Williams, es el único piloto que no ha puntuado en 2018, junto con Romain Grosjean.

    "Estamos realmente satisfechos con ellos. Creo que ambos tienen el potencial de crecer en la F1 y hoy, dentro de nuestras limitaciones, están demostrando eso. La falta de resultados de Williams hoy es un problema del monoplaza, no de los pilotos. Depende de nosotros resolverlos", ha concretado. Lowe ha asegurado que Williams no necesita más personal para progresar, debido a que la solución se encuentra en coordinar de forma efectiva a los activos ya existentes.

    "Contratamos a Doug McKiernan en febrero, así que no tengo pensado traer a más personas. El desafío es coordinar a los empleados que tenemos de manera correcta. A veces las cosas no funcionan. Surgen problemas que nadie espera y no están relacionados con la forma en la que los ingenieros están trabajando. Los equipos de F1 siempre atraviesan momentos buenos y difíciles. Mira la parrilla y verás que sucede en todas partes", ha finiquitado.

    Fuente: Motorsport.com / f1i.com / Fotos: Williams F1 Media