¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Wolff dedica el título de Mercedes a Niki Lauda: "Es surrealista que no esté"

    El equipo alemán consiguió su sexto campeonato de constructores consecutivo el pasado domingo en Japón.

    Niki Lauda perdió la vida la pasada primavera tras codirigir Mercedes junto a Toto Wolff durante los años de mayor éxito de la estructura.

    La tradicional gorra roja de Niki Lauda no faltó en la celebración de Mercedes.

    No cabe duda de que el éxito en la Fórmula 1 depende de cientos de personas sin cuya colaboración y conocimientos sería imposible llegar a ganar carreras y campeonatos. Sin embargo, en Mercedes han querido personalizar el triunfo de esta temporada en una persona que ya no está tras su reciente fallecimiento durante la primavera pasada.

    Niki Lauda fue miembro no ejecutivo de Mercedes y la mano derecha de Toto Wolff durante los últimos años, hasta que una complicación respiratoria que desembocó en un trasplante de pulmón en 2018 le apartó del equipo y, posteriormente, propició su empeoramiento de salud.

    “Queremos dedicarle esto a Niki (Lauda) porque ha sido una parte muy importante desde el comienzo del viaje”, señaló Toto Wolff tras la carrera disputada en Japón. “Su presencia absoluta siempre fue muy importante, la mezcla entre apoyo y presión. Era una persona muy especial”.

    Lauda es un icono de la Fórmula 1 y fue una de las personas más apreciadas del paddock, pero también un amigo personal de Wolff. Es muy difícil porque lo extraño todos los días y pienso en él todos los días. Cuando hablamos en nuestro grupo de amigos, es surrealista que él no esté aquí. Porque era una persona más grande que la vida. Me pregunto qué diría él y qué pensaría. Pero eso no compensa la pérdida, simplemente ya no está aquí”, lamentó.

    Superando los malos momentos

    Mercedes no ha pasado por muchas etapas negativas a nivel deportivo en los últimos años, pero los inicios fueron complicados tras la compra del equipo BrawnGP a finales de 2009. No fue hasta la llegada de la era híbrida en 2014 que las flechas plateadas comenzaron a dominar la Fórmula 1.

    “Cuando nos embarcamos en este viaje hace seis o siete años, queríamos ganar carreras más regularmente y luego luchar por un campeonato”, recordó Toto Wolff. "Seis años después, es el sexto campeonato consecutivo. Me siento muy feliz por todos los involucrados, mucho trabajo duro en segundo plano. Muchos momentos dolorosos también. Pero el equipo siempre fue capaz de recuperarse”.

    “Este equipo se ha vuelto tan fuerte porque ha sido capaz de levantarse cuando las cosas no salieron bien"

    A medida que Mercedes ha ido elevando el nivel, la presión por mantenerse en la cima ha sido cada vez mayor y sus rivales cada vez más duros, por lo que Wolff admite que ganar también está siendo duro. “La presión es enorme. Puedes decir que estás luchando lo alto, pero la verdad es que estás poniendo tu propio listón muy alto, así como tus propias expectativas. No cumplir esas expectativas es muy doloroso”, dijo el austriaco.

    Sin embargo, el éxito continuado y la creciente competencia no han doblegado a Mercedes, que ha sido capaz de recuperarse de los malos momentos. “Este equipo se ha vuelto tan fuerte porque ha sido capaz de levantarse cuando las cosas no salieron bien. Como en la clasificación (de Suzuka), y eso es algo en lo que debemos seguir trabajando”, concluyó.

    Fotos: Mercedes AMG F1

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto