¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Zak Brown espera que Honda siga el ejemplo de Renault

    El Director Ejecutivo de McLaren ve similitudes entre ambas marcas y tiene la esperanza de que la firma japonesa consiga superar sus problemas tal y como lo hizo Renault hace dos años, alcanzando posteriormente nivel similar al de sus rivales.

    En 2014, Renault pasó por dificultades parecidas a las de Honda, pues su unidad propulsora inicial carecía de potencia y fiabilidad, dejando a Red Bull, Toro Rosso, Lotus y Caterham en una situación muy complicada con respecto a los equipos motorizados por Mercedes y Ferrari.

    No obstante, contar con cuatro equipos para acumular kilómetros les permitió maquillar la situación y, al año siguiente, todo el mundo esperaba que la marca francesa se uniera a la disputa por las primeras posiciones. Pero el motor volvió a tener muchos problemas de fiabilidad al inicio de la temporada y la relación con Red Bull llegó a su punto crítico, llegando al enfrentamiento público y renombrando los motores suministrados a los austriacos como TAG Heuer, además de cancelar el contrato con Toro Rosso.

    Para 2016, no había grandes expectativas, pero la firma francesa se recuperó de manera notable ayudada por la decisión de invertir en la fábrica de motores de Viry-Chatillon, ya que se había decidido recomprar Lotus para volver a la Fórmula 1 como constructor. En el Gran Premio de Mónaco se introdujo un nuevo motor que supuso un gran paso adelante y Red Bull tardó pocas carreras en renovar su contrato con Renault y volver a firmar uno para Toro Rosso, que este año vuelve a contar con la unidad propulsora gala.

    Zak Brown, Director Ejecutivo de McLaren, considera que Honda debe seguir el camino que recorrió Renault y vencer las dificultades para recuperar su prestigio. “Renault tuvo muchos problemas hace un par de años y han mejorado mucho durante la temporada. Nosotros necesitamos hacer algo así. No es difícil mantener a la gente motivada. Me ha sorprendido la manera en la que el equipo ha reaccionado”, comentó el estadounidense durante su estancia en Australia.

    Brown admite que los problemas surgidos en este inicio de 2017 han sido inesperados en su mayoría y que la decisión de Honda de apostar por un rediseño del motor ha pasado factura, pero confía en que merezca la pena a largo plazo. “La cantidad de problemas que tuvimos en Barcelona no la esperábamos. Con el rediseño del motor se ha arriesgado, con todo lo que ello conlleva. Estamos trabajando mucho en ello. Estas cosas pasan, es un deporte duro. Pero tenemos que esforzarnos para mejorar”, dijo para terminar el máximo responsable del equipo con sede en Woking.

    Fotos: McLaren F1