¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Los datos que afirman que una granja solar de 1 hectárea elimina 410 veces más CO2 que una de bosque

Los datos que afirman que una granja solar de 1 hectárea elimina 410 veces más CO2 que una de bosque
La energía solar está creciendo a todos los niveles.Depositphotos.com
David Plaza
David Plaza6 min. lectura

Las granjas solares están proliferando a gran velocidad en todo el mundo para brindar energía solar verde, aunque el impacto medioambiental que suponen las hace objeto de las críticas. Pero, ¿qué dicen los datos?

Cada vez es más fácil ver un paisaje en el que aparece una granja solar destinada a producir energía verde para las empresas energéticas. Hoy en día, no hay eléctrica en el mercado que no ofrezca el suministro de energía verde proveniente de estas grandes extensiones de paneles solares o de parques eólicos.

Sin embargo, estas dos formas de producir electricidad limpia también tiene sus detractores y, en el caso concreto de la energía solar fotovoltaica, una buena parte de las críticas proviene del impacto medioambiental que genera y de la reducción de zonas verdes que provoca.

El coste de un proyecto solara a gran escala es de aproximadamente 0,89 euros por vatio

En Estados Unidos, el analista especializado Matthew Eisenson ha realizado un estudio para Techxplore.com en el que analiza en profundidad hasta qué punto dicho impacto es real y perjudicial.

Como él mismo indica al inicio del mismo, es importante no perder de vista que los beneficios derivados de los bosques no se reducen únicamente a la reducción de dióxido de carbono (CO₂), sino que también deben tenerse en cuenta aspectos como el filtrado de agua potable, la generación de hábitats críticos para la flora y la fauna autóctonas, lucha contra la erosión u otros beneficios paisajísticos y turísticos que tampoco deben obviarse.

Por qué las granjas solares son beneficiosas para el planeta

Una vez tenido en cuenta ese valor difícilmente calculable, el estudio se centra en otros aspectos más tangibles que determinan el impacto medioambiental de los paneles solares en materia de eliminación de CO₂.

Pero antes de profundizar, señala que en realidad sólo el 4 % de la energía solar instalada en Estados Unidos se ubica en bosques, mientras que el 6 % lo hace en pastizales y el 33 % en tierras de cultivo. Además, el 3 % se instala en entornos urbanos y el resto, algo más de la mitad del total, en zonas áridas.

Combinar racionalmente ecosistemas con granjas solares resulta beneficioso para todos. Foto: Depositphotos.com

Según datos del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, un acre (0,404 hectáreas) de energía solar es capaz de producir entre 394 y 447 MWh anuales. Esto se traduce en una electricidad sin emisiones que ahorra hasta 138 toneladas métricas de CO₂ anuales.

En comparación con esto, la EPA (Agencia de Protección Medioambiental estadounidense por sus siglas en inglés), estima que un acre promedio de bosque estadounidense reduce entre 144 y 166 veces menos que su equivalente de paneles solares.

El impacto de los paneles solares en los cultivos

El estudio de Eisenson también valora la influencia de las granjas solares en los campos de cultivo de alimentos, señalando que actualmente es perfectamente posible que coexistan formando lo que conocemos como energía agrovoltaica.

De hecho, existen estudios que indican que los paneles solares aportan beneficios a las zonas en las que se instalan, pues mejoran el hábitat de los polinizadores y permiten que los animales pasten entre hileras de paneles que generan sombra, reducen la temperatura y retienen la humedad con mayor facilidad. Esto, además de para la ganadería, ya se ha revelado beneficioso para determinados cultivos como el del tomate.

Precio de instalación fotovoltaica en función del cometido de la misma. Fuente: Techxplore.com

Otro dato interesantes es que, en Estados Unidos, 30 millones de acres de tierras de cultivo se destinan a cultivar maíz destinado a producir energía, no alimento. A ese respecto, un estudio de Carbon Brief llega a la conclusión de que un acre para producir etanol derivado del maíz genera entre 48 y 112 veces menos distancia en kilómetros de conducción que su homólogo en paneles solares. Dicho de otro modo, un acre de solar fotovoltaica produce 40 veces más energía que uno de maíz para producir etanol.

En lo que sí sale perdiendo la energía solar es en los costes derivados de su instalación y explotación, algo especialmente costoso en el caso de instalaciones comerciales y residenciales, en las que el precio promedio del vatio solar es de entre 1,56 y 2,65 dólares en Estados Unidos. En el caso de los proyectos a gran escala, dicho coste se reduce a 0,89 dólares por vatio, es decir, unos 0,89 euros por vatio.

Obviamente, lo ideal es compatibilizar los ecosistemas naturales con las energías renovables del modo más suave y beneficioso posible, porque es un hecho que es posible y que otorga múltiples beneficios al planeta.

Y es que los datos hablan por sí solos: una granja solar de una hectárea elimina 410 veces más dióxido de carbono que los árboles de una hectárea de bosque.