¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Este invento utiliza la gravedad como solución al principal problema de las energías renovables

    Este invento utiliza la gravedad como solución al principal problema de las energías renovables
    Así es la grúa instalada en Arbedo-Castione.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    La startup Energy Vault ha presentado un proyecto que plantea soluciones al principal escollo que tienen las energías solar y eólica para convertirse en la respuesta definitiva: su variabilidad en función de las condiciones meteorológicas.

    En ocasiones, las soluciones más sencillas son la respuesta a los problemas más complejos y en cierto modo eso es lo que propone la empresa tecnológica Energy Vault, una startup de origen suizo y estadounidense que ya está realizando pruebas prácticas en el municipio suizo de Arbedo-Castione.

    El invento en sí se sirve de la gravedad para generar energía y, en el caso de la localidad situada a pocos kilómetros al norte de Milán, Italia, está siendo representado con una grúa de 70 metros de altura provista de seis brazos que sostienen enormes y pesados bloques de hormigón de 35 toneladas.

    Cómo funciona el invento de Energy Vault

    En esencia, la gran torre de acero funciona como un sistema de almacenamiento de energía mecánica que, cuando la demanda de energía de la red eléctrica suiza es baja, aprovecha el excedente de la misma para elevar los bloques de hormigón.

    En cambio, cuando llega la noche o existe un déficit de energía a consecuencia del bajo rendimiento de las instalaciones solares y/o eólicas, se desbloquean los soportes de los bloques y la gravedad hace su trabajo. Durante esa bajada, se genera energía que es volcada a la red eléctrica.

    Pincha en la imagen para ver cómo funciona el Resiliency Center de Energy Vault.

    «Hay un gran impulso para implementar las energías renovables», dijo Robert Piconi, fundador de Energy Vault, a CNN Business, y agregó que las empresas están bajo una creciente presión de los gobiernos, inversores y empleados para descarbonizarse.

    Pero las energías renovables no están en condiciones de crear una red eléctrica estable y fiable de manera permanente, pues dependen en exceso de las condiciones meteorológicas. Proyectos como el de Energy Vault pretenden reducir o eliminar estas limitaciones para impulsar las energías renovables.

    «Para competir con los combustibles fósiles, es necesario hacer que las energías renovables sean predecibles», dice Piconi, lo que se traduce en almacenar el exceso de energía y poder utilizarla cuando sea necesario. Algo que las baterías de litio no pueden hacer más allá de los coches eléctricos u otros mecanismos de baja exigencia.

    Un método centenario

    La base del invento de Energy Vault decidió es la energía hidroeléctrica de almacenamiento por bombeo. Durante los períodos de menor actividad, una turbina bombea agua de un depósito en un terreno bajo a uno en un terreno más alto, y durante los períodos de máxima demanda, se permite que el agua fluya a través de la turbina, generando energía eléctrica.

    «Energy Vault se basa en la gravedad de la misma manera, pero en lugar de usar agua, estamos usando estos bloques compuestos», dice Piconi. De ese modo, la topografía del terreno no influye y no es necesario excavar embalses o crear presas.

    El próximo paso proyectado por Energy Vault es la creación de edificios modulares de 20 pisos. Estos utilizarán los mismos bloques y tendrán alrededor de 100 metros de altura. Los bloques se moverán hacia arriba y hacia abajo dentro del edificio en carros, controlados por un sistema de inteligencia artificial que identifica los tiempos óptimos para cargar o descargar energía, dependiendo de la oferta y la demanda.

    Además, serían instalados en lugares donde el espacio no es un problema, como lugares adyacentes a plantas eólicas o solares ya existentes.

    Este año, Energy Vault comenzará a construir este tipo de edificios para los combustibles DG, que quiere un suministro continuo de energía renovable para crear combustible de hidrógeno verde para la industria de la aviación.

    También ha firmado acuerdos por valor de hasta 880 millones de dólares con compañías como Saudi Aramco, el mayor productor de petróleo del mundo, la compañía de fundición de metales Korea Zinc y el gigante minero BHP. Hasta ahora, los clientes se han inscrito en proyectos que equivalen a 2,5 GWh de almacenamiento de energía.

    Fuente: CNN / Fotos: Energy Vault