¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los actuales World Rally Cars competirán en 2022 con potencia reducida

    Los actuales World Rally Cars competirán en 2022 con potencia reducida
    Los actuales World Rally Cars mantendrán su hueco en el Campeonato del Mundo de Rallies del próximo año.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Los World Rally Cars de la generación actual podrán competir en el Mundial de Rallies del próximo año con una potencia reducida.

    La FIA pretende que estos coches caigan en manos privadas para 'engordar' las listas de inscritos de los eventos mundialistas.

    El mundo de la competición es cíclico. También el WRC, como no podía ser de otra forma. Y es que con la llegada de los nuevo 'Rally1' híbridos, surge la eterna pregunta. ¿Qué hacer con los actuales World Rally Cars? Una situación que ya se vivió con el debut de la actual generación de vehículos respecto a sus antecesores y que, en ambos casos, parece que se va a solucionar de igual forma. De hecho, la FIA parece dispuesta a hacer hueco a los actuales World Rally Cars en el Mundial de Rallies de 2022, aunque con una potencia reducida respecto con un doble objetivo.

    Los World Rally Cars que debutarán en 2017 aún podrán competir en rallies del WRC en 2022, si bien lo harán con una potencia reducida. Se estima que los actuales coches competirán con unos 30 CV menos que actualmente con el doble objetivo de no hacer sombra a los 'Rally1' y que sean más manejables en manos de pilotos privados. Esta reducción de potencia se llevará a cabo con una brida de admisión más restrictiva. Una solución sencilla a nivel técnico que se dibuja como perfecta, ya que los World Rally Cars no aspirarán a arrebatar las posiciones de cabeza a los nuevos 'Rally1' híbridos, joya de la corona del campeonato.

    Un portavoz de la Comisión de Rallies de la FIA ha explicado al respecto: «Los actuales World Rally Cars serán elegibles para competir en los eventos del WRC del próximo año. Aunque los equipos de fábrica no han demostrado mucho interés en competir con ellos, estos coches pueden ser una buena solución para pilotos privados y 'Gentleman Drivers' para competir con un vehículo de altas prestaciones en los eventos del WRC. El único cambio en los coches será aplicar una brida de admisión de 33,7 mm. en lugar de 36 mm. Con este cambio, se calcula una reducción de potencia de 30 CV».

    Fotos: Toyota Gazoo Racing