¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alemania endurece las ayudas para la compra de híbridos enchufables desde 2022

    Alemania endurece las ayudas para la compra de híbridos enchufables desde 2022
    Detalle del enchufe de carga de la batería en los modelos híbridos enchufables de BMWBMW
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Los países europeos, serios apostantes por los híbridos enchufables y los eléctricos, ofrecen subvenciones a los clientes para que compren coches nuevos con estas tecnologías. Alemania es uno de ellos, pero ha cambiado los requisitos para acceder a las ayudas. Los perjudicados son los SUV híbridos enchufables.

    Desde hace meses, el Parlamento alemán discute las propuestas de financiación de los coches híbridos enchufables. El gobierno teutón favorece la compra de coches, sea la carrocería que sea, para rebajar las cifras de emisiones a la atmósfera, una medida que a partir de 2022 será mucho más dura, y con claros perdedores, los SUV equipados con esta tecnología electrificada.

    Una gran mayoría de estos modelos ofrecen autonomías máximas de entre 40 y 100 kilómetros en modo eléctrico. Antes de detallar los cambios en la normativa, cabe explicar el funcionamiento de las ayudas en Alemania. Éstas constan de una parte del gobierno federal y otra de los fabricantes, que no de los concesionarios. Hasta 40.000 Euros, los primeros aportan 4.500 Euros y la segunda 2.250 Euros más. En total, 6.750 Euros, cifra que se rebaja a 5.625 Euros si el nuevo coche se encuentra en el tramo de 40.000 a 65.000 Euros, y es un PHEV o de hidrógeno.

    Adiós al bonus de compra de SUV híbridos enchufables en Alemania

    Además, la prima es un beneficio que se obtiene en el momento de la entrega, no cuando se realiza el pedido o la compra. Además, un plus extra es el de los coches de empresa, que pagan un impuesto de 0,5% si el precio bruto del coche es inferior a 65.000 Euros. Con esta base, el endurecimiento de las ayudas exigirá que el modelo del gusto del cliente tenga una autonomía mínima de 60 kilómetros, 20 más de lo que se exigía hasta ahora.

    Y ojo, porque es una medida progresiva que se duplicará en 2025, por lo que a mitad de la década el mínimo exigido será de 80 kilómetros. De un plumazo, los requisitos más duros sacan directamente a muchos SUV de bajas emisiones de la lista de candidatos. Por ejemplo, modelos como el Volvo XC60 Recharge, que cuentan con 53 kilómetros se quedarán fuera de las ayudas, y también el Q8 TFSI e con sus 41 kilómetros.

    Una lista muy importante pero que satisface al partido político de Los Verdes, pues venían pidiendo desde hace años levantar las ayudas a los potentes SUV deportivos, aunque fueran híbridos enchufables, pero que ha dado unos frutos muy interesantes. Según las cuentas del Ministerio de Economía germano, en el primer semestre de 2021 se abonaron primas por valor de 1.250 millones de euros, más que en todo 2020.

    Fuente: Autozeitung