Alemania potenciará el coche eléctrico aprovechando el #Dieselgate

El objetivo alemán de llegar al millón de eléctricos en 2020 sigue muy lejos, pero últimamente los vientos no favorecen a los motores Diesel. Puede ser una oportunidad de volver a potenciar los eléctricos, y eso exige movimiento de las autoridades.


La apuesta tradicional europea para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) han pasado por favorecer el motor diésel, pero ese enfoque es cada día más cuestionado. Sí, se han hecho reducciones, a cambio de disparar las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas (PM).

Sin embargo, ahí sigue estando el coche eléctrico, que hace un uso mucho más eficiente de la energía y reduce las emisiones de efecto invernadero sin aumentar a cambio otros contaminantes. Es un enfoque más eficiente, pero que necesita un caldo de cultivo adecuado para despegar en ventas.

A los hechos me remito, los eléctricos están creciendo en aquellos mercados donde tienen un trato evidente de favor sobre los de combustión interna o el poder adquisitivo de la población es elevado: California, Noruega, Holanda, etc. Alemania no es un país de los de más arriba de esa lista, pero hay margen de mejora.


El Rheinische Post recoge unas declaraciones de Alexander Dobrindt, ministro de transporte del Gobierno de Alemania. Hablan de un programa de implantación de 10.000 puntos de recarga públicos, con un coste de unos 100 millones de euros, a repartir entre el sector público e inversores privados.

Una mayor facilidad para recargar es, sin duda, un factor importante para aumentar la popularidad de los eléctricos, ya que no todos los desplazamientos pueden ser estudiados y regulares. Tiene que haber margen para la improvisación o los viajes, y ahí la infraestructura es vital.

A finales del año pasado se contabilizaban unos 2.400 puntos de recarga en Alemania, de los cuales, 100 soportan la recarga rápida: en torno al 80% de las baterías cargadas en media hora. Compárese esa cifra con los 19.000 eléctricos que circulan por red vial de la locomotora de Europa. Multiplicaría por cinco el número de puntos de recarga.

Ventas de modelos eléctros e híbridos enchufables en Europa, desde 2010

Esta medida ayudará, pero hay que ir más allá: reducir impuestos, dar mayores facilidades, subsidios... No hace falta subvencionar a todo el mundo, pero una masa crítica de usuarios hace falta para que los números crezcan. Si hay usuarios de coches eléctricos, cada vez más interés habrá del sector privado por brindarles sus productos y servicios.

De momento no se ha tomado ninguna decisión, pero Alemania haría bien en potenciar los eléctricos. Puese ser por una simple cuestión de intereses, varios fabricantes alemanes tienen modelos eléctricos en su oferta, como Volkswagen, Audi, BMW o Mercedes-Benz. Opel ya no tiene el Ampera en su catálogo, aunque antes fue un beligerante a favor de los eléctricos.

En cualquier caso, las ambiciones de las autoridades alemanas deben ser, ante todo, realistas. Con los volúmenes de producción actuales de coches eléctricos, resulta harto complicado llegar a un millón de unidades para un único país, aunque Alemania se quedase todos los coches eléctricos que se fabrican en la actualidad. Los fabricantes tienen flexibilidad para aumentar volúmenes, pero con un límite, y los legisladores deben tener eso en cuenta.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto