¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alfa Romeo empieza los preparativos para un inminente cese de producción del Giulietta

    Alfa Romeo Giulietta MY 2020Alfa Romeo

    El compacto italiano vive uno de los momentos más tristes de su historia. El Alfa Romeo Giulietta sobrevive pidiendo a gritos un relevo, el del tonale, que se está haciendo esperar más de lo debido. Una situación que perjudica gravemente la imagen de la firma italiana con un modelo que no se vende, ni tirando los precios.

    Parece que en Alfa Romeo hacer bien los deberes no es lo normal. Más bien lo contrario, mal y muy tarde, con una imagen de la firma que cada vez más va cayendo en picado con el Giulietta. El compacto acumula 10 años en el mercado y ha hace tiempo que no es considerado atractivo por los clientes. De hecho, es que ni lo consideran en Italia.

    El Giulietta batió récord de ventas en 2011 superando por muy poco las 78.000 unidades vendidas. Tan solo siete años después, en 2018, esa cifra cayó estrepitosamente hasta las 26.600 unidades. El año pasado, el descenso fue peor alcanzando las 15.690 unidades. Cifras que deberían de ser alarmantes para una marca como la del "Biscione", pero que la única medida aplicada ha sido la de reducir la producción, con apenas entre 40 y 70 unidades saliendo de las líneas de montaje.

    El Alfa Romeo Tonale es el salvador de la firma en el segmento compacto. Urge su llegada pero no lo hará hasta 2021, como poco

    Con solo algunos ligeros lavados de cara ha ido superando los obstáculos del camino, aunque ya es hora de la verdadera jubilación. Las malas ventas no hacen más que agravar la situación comercial de un modelo que está agonizando, ni siquiera es una alternativa rebajando sus precios. De hecho, ha habido meses en los que las ventas de Lancia fueron superiores a las de Alfa Romeo en 2019, en algunos mercados.

    Su sustituto, el futuro Tonale, se espera que sea presentado en 2021, y es en el que están depositadas las esperanzas para recuperar el terreno perdido del segmento compacto, aunque llega tarde a uno de las categorías más competidas. Si PSA no aprieta las tuercas, es muy posible que hasta principios de 2022 no llegue a los concesionarios, con lo que eso significa.

    Porque, a pesar de que algunas fuentes hablaban de cesar la producción del Giulietta a finales de 2020 y otros a finales del primer semestre, parece que FCA ya ha puesto las cartas sobre la mesa y no pretenden mantenerlo vivo más allá del mes de marzo. El hecho de que la oferta se haya recortado y apenas salgan de producción menos de 70 unidades es un indicio claro de que el final está más cerca de lo que parece.

    Fuente: Motori Virgilio