¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Indy 500Fernando Alonso sufre el primer accidente de la semana en Indianápolis

    La nueva decoración del piloto español sufrió daños en su segundo díaIndyCar Media

    El piloto español golpeó el muro en la salida de la curva 4 tras trazarla demasiado por el interior.

    Los daños no son muy extensivos, y el chasis será reparado de cara al viernes.

    «Los muros vienen hacia ti muy rápido, así son las cosas».

    La segunda jornada de entrenamientos libres para las 500 millas de Indianápolis ha terminado por deparar el primer accidente de la semana, más tarde de lo que es habitual, y ha tenido como protagonista a Fernando Alonso. El piloto español, que se encontraba en plena preparación de carrera junto al resto de la parrilla, ha salido ileso de su monoplaza tras encontrar el muro en la salida de la curva 4, la misma contra la que su coche fue a dar en su accidente de 2019.

    A falta de 48 minutos para el final de la larga jornada de 6 horas y media, Alonso buscó maximizar su velocidad al salir de la curva 4, metiendo la rueda delantera izquierda en una franja de cemento situada en el interior de la curva. El piloto asturiano apuró demasiado ese interior y perdió el control de su monoplaza ligeramente, lo justo para irse largo en la salida de la curva y golpear el muro con el lateral derecho del coche, siendo la parte trasera izquierda la que más daño recibió.

    A posteriori, el coche se desplazó varios cientos de metros sin control hacia la entrada al pit lane, consiguiendo evitar una colisión con el atenuador que separa el muro de pits de la recta de meta que no es nada inusual en accidentes de este tipo. En ese momento, Alonso ocupaba la sexta posición en la tabla de tiempos, habiendo llegado a ser cuarto durante el día y el segundo piloto que más vueltas había completado, 126 en total.

    En declaraciones a NBC Sports posteriores al accidente, el piloto español aseguró encontrarse bien, alegando que había «perdido el agarre del coche. Los muros vienen hacia ti muy rápido en este sitio, así son las cosas y ha vuelto a pasar hoy». El piloto español cree que los daños no deberían ser muy extensivos, y que el equipo podrá reparar el chasis en lugar de recurrir a uno nuevo para los entrenamientos de mañana.

    «Mejor que pase ahora y no el domingo 23 (día de la carrera). Aprenderemos de ello, y mañana empezaremos de nuevo. Más o menos hemos estado bien hoy, se ha hecho un buen trabajo, y esperamos no tener más problemas», culminó un Alonso algo decaído que no ha podido aprovechar la última hora de rodaje intenso del día. Mañana, el aumento de las presiones del turbo hará ver velocidades muy superiores de cara a las sesiones de clasificación del sábado y del domingo.