¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    6 Horas de ShangháiAlonso: "Me siento un poco cansado, pero ya tengo ganas de ponerme el casco"

    Al piloto español sólo le quedan dos de las 26 carreras que ha programado para la presente temporada.

    A pesar de lo apretado del programa deportivo y de márketing del español, afirma que sigue motivado y deseoso por competir en Shanghái y Abu Dhabi.

    A las 24 Horas de Daytona disputadas en enero, el Mundial de Fórmula1 y el WEC, Fernando Alonso debe sumarle los viajes, los actos promocionales y las jornadas de test y simulador necesarias para competir al máximo nivel y cumplir con McLaren, Toyota y sus respectivos patrocinadores.

    No es de extrañar, por tanto, que el piloto español admita estar cansado en este final de temporada al que sólo le quedan dos carreras: las 6 Horas de Shanghái que se disputan este fin de semana y el Gran Premio de Abu Dhabi que cerrará la temporada de Fórmula 1 el último fin de semana de noviembre.

    "Me siento un poco cansado, pero quedan sólo dos carreras, Shanghái y Abu Dhabi”, comentó Fernando Alonso este jueves en China. “Estoy cansado de los viajes, de los cambios horarios y de todo eso, pero aún estoy súper contento cuando me subo al coche. Ya tengo ganas de ponerme el casco mañana y comenzar los entrenamientos libres, porque cada fin de semana es un reto", aseguró.

    Tras competir en Brasil el pasado fin de semana con el McLaren de Fórmula 1, Alonso volverá a afrontar el enésimo cambio de coche y equipo. "Aquí en Shanghái competiré con un coche nuevo en un circuito muy conocido para mí de la Fórmula 1. Cada semana, prácticamente, hay cambios. Si no estoy en un sitio, estoy en otro. Si no son carreras, hay muchos eventos y muchos test que no son tan públicos”, explicó al respecto.

    Alonso, Buemi y Nakajima lideran el campeonato tras la disputa de cuatro pruebas.

    Aunque se trata de dos competiciones muy distintas, Alonso explica que el proceso de preparación es muy exhaustivo. “Los coches son diferentes y se conducen de diferente manera, tienes que adaptarte un poco. Pero creo que me he preparado bien, a principio de año, con mucho simulador y con mucho estudio de cada coche”, relató. Cada vez que llegamos a una carrera, los ingenieros preparan unos documentos sobre cómo va a ir el fin de semana, los objetivos marcados... y también los estudio. Esta noche veré unos cuantos vídeos de la carrera del año pasado. Así que cuando me suba mañana, estaré bastante preparado".

    Tras haber ganado en Spa y Le Mans, haber sido excluidos en Silverstone y ser segundos en Fuji, Fernando Alonso, Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima esperan asentar el liderato del campeonato en tierras chinas. "A ver si aquí podemos luchar por la victoria y estamos delante del coche #7, pero eso lo veremos el domingo. Hasta el domingo va a ser difícil saber quién va rápido o no. En estas carreras de seis horas todo cambia, los coches se comportan mejor o peor, la degradación no la ves hasta el día de la carrera porque en los entrenamientos libres haces 7 u 8 vueltas y luego paras. En carrera tienes que hacer 43, de repente; y de la veinte a la 43 pierdes o ganas respecto al otro coche, y no sabes por qué", admitió.

    Cualquier toque con un GT o cualquier error de pilotaje nos puede llevar a un abandono y eso sería lo peor

    La clave está en no cometer errores y terminar todas las carreras en el podio, pues con un único rival directo como es el otro Toyota de Conway, Kobayashi y López, cada fallo tiene una repercusión considerable en el campeonato. "Hay que seguir como hasta ahora y cometer cero errores. Porque en carreras de esta duración cualquier error se paga caro, cualquier toque con un GT o cualquier error de pilotaje que pueda llevar a un abandono. Y eso sería lo peor", aseguró. "Aunque estas carreras parecen fáciles de ejecutar, son de una concentración máxima. Cuando te subes al coche tienes que hacerlo a la perfección y luego fiarte de tus compañeros”.

    Ante la pregunta de si Toyota es el equipo más profesional en el que ha militado, Fernando Alonso alabó la efectividad de los japoneses. “No ha habido prácticamente ningún fallo, ni ningún imprevisto ante el que no supiésemos reaccionar. Creo que el nivel de preparación, de profesionalidad y de ejecución ha sido muy alto. Es cierto que no tenemos la competencia directa de otro híbrido que nos meta mucha presión y nos pueda inducir a cometer errores. Tenemos un margen que facilita las cosas, pero no sé cuántos pit-stops habremos hecho desde principio de año. Sólo en Le Mans ya fueron treinta y pico. Y que todos salgan bien demuestra la preparación que tiene el equipo", concluyó.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing