Motor.es

La creciente amenaza para los coches eléctricos: nuevos impuestos para que sean más rentables para las arcas públicas

En muchas regiones del mundo los vehículos eléctricos empiezan a ser tratados de una forma diferente, perdiendo poco a poco el trato de favor por parte de los políticos que otrora habían concedido ciertas licencias en forma de ayudas o excepciones.

La creciente amenaza para los coches eléctricos: nuevos impuestos para que sean más rentables para las arcas públicas
Se empieza a notar una tendencia creciente a implantar nuevos impuestos hacia los vehículos eléctricos.

5 min. lectura

Publicado: 03/04/2024 11:00

Una de las formas primordiales para convencer a los conductores de pasarse a los coches eléctricos es la de conceder ayudas y beneficios a su compra, al menos mientras sus precios, sus alcances y la infraestructura de recarga acompañen y faciliten su vida diaria.

Así lo hemos visto en los últimos años y así lo seguimos viendo en muchas partes del mundo. En España, que tampoco es un gran ejemplo de cómo está penetrando el vehículo eléctrico en el mercado, contamos con ayudas a la compra de coches nuevos con el Plan MOVES III y acaba de introducir una exención fiscal en el IRPF para particulares.

Sin embargo, empezamos a notar una tendencia contraria en algunas regiones. Y es que no debemos olvidar que, la exención de pago de algunos impuestos relacionados con la compra o movilidad de este tipo de vehículos, significa también que las arcas públicas se vean afectadas.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
Nueva Jersey anuncia dos nuevos impuestos contra los conductores y compradores de coches eléctricos.

Nueva Jersey, el último en amenazar a los coches eléctricos

El pequeño estado de Nueva Jersey, en los Estados Unidos, está siendo noticia por anunciar no uno, sino dos nuevos impuestos relacionados con el vehículo eléctrico. Este se suma a otros que han protagonizado medidas similares, como Iowa: aquí, el nuevo impuesto provocará que estos paguen el doble que un coche de gasolina.

Aquí en Europa, por ejemplo, ha sido ya noticia Noruega, el país con la mayor tasa de compra de vehículos de este tipo en Europa: allí su gobierno decidió eliminar hace no mucho las ayudas a su compra. En Alemania, sin alcanzar las mismas cotas, también eliminó estos incentivos este mismo año.

Pero regresando al Estado Jardín –apodo que se le da a Nueva Jersey–, aquí se ha destapado una nueva medida que ya está siendo polémica. A partir del mes de julio, los propietarios de vehículos eléctricos tendrán que pagar una tasa anual de 250 dólares como impuesto de circulación. Esa tasa será 10 dólares más cara cada año hasta llegar a los 290 dólares en 2028.

Algunos conductores de eléctricos pagarán el doble de impuesto de circulación que los de coches de gasolina.

Para más inri, el estado exigirá que los que adquieran o arrienden un vehículo eléctrico tengan que pagar los cuatro primeros años por adelantado. Es decir, que deberán sumar a su factura de compra 1.060 dólares, unos 984 euros al cambio. Una medida que no ayudará a que la gente se anime a comprar un vehículo con esta tecnología.

El objetivo que persigue su gobernador, Phil Murphy, es el de compensar la pérdida de ingresos por impuestos al combustible en la región. Algo que llama la atención cuando allí los coches eléctricos representan apenas el 1,8 por ciento de la flota de turismos.

El estado de Nueva Jersey también anunció que la eliminación gradual, durante los próximos 3 años, de la exención del impuesto sobre la compra de coches eléctricos nuevos. Una exención, no obstante, que disfrutaban allí desde el año 2004, además de unas ayudas del estado de hasta 4.000 dólares.

Las organizaciones locales ya están pidiendo a la Administración Murphy que reconsidere estas medidas y modifiquen el nuevo impuesto a «algo más razonable». Y es que allí, con este nuevo impuesto, el conductor de un Chevrolet Bolt EV pasará a pagar el doble en comparación con el de un Honda Civic de gasolina equivalente.

Fuente: InsideEVsFotos: Freepik

Compártela en:

Pixel