¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Impuesto de circulación o IVTM: qué es y cómo se paga

    David Plaza
    David Plaza
    5 min. lectura
    Cada año, cada titular de un vehículo debe pagar el impuesto de circulación. Foto: Depositphotos.com

    El impuesto de circulación o IVTM forma parte de los gravámenes asociados a los vehículos matriculados. En España, se instauró por primera vez en 1990 y es obligatorio con carácter general, aunque existen algunas excepciones.

    Cuando adquirimos un coche, recae sobre nosotros la obligación de pagar determinados impuestos asociados al uso del mismo. Hablamos del impuesto de matriculación y del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica o IVTM, también conocido como impuesto de circulación.

    Este impuesto se aplica a todos los titulares de vehículos matriculados, ya que estos son aptos para circular por la vía pública. Con su recaudación, las administraciones pretenden sufragar una parte o la totalidad de los gastos derivados de la construcción y mantenimiento de las carreteras.

    ¿Cuándo y cómo se paga el impuesto de circulación?

    El IVTM se paga anualmente y son los ayuntamientos quienes se ocupan de recaudarlo. Por tanto, cada consistorio establece el importe a partir de unas tarifas base establecidas en la Ley Reguladora de Haciendas Locales. Es decir, que tienen potestad para aplicar un incremento máximo sobre dicha tarifa de referencia.

    Existen algunos casos en los que se aplican descuentos en el impuesto de matriculación o incluso exenciones

    El pago del impuesto de circulación se devenga el 1 de enero de cada año y por lo general el pago se realiza durante el periodo voluntario, que va desde el 1 de abril hasta el 30 de junio.

    Debe pagarse en una oficina bancaria designada por el ayuntamiento correspondiente al lugar en el que el vehículo está dado de alta y también es posible domiciliar el pago.

    ¿Cuánto cuesta el impuesto de circulación?

    Como te hemos adelantado, cada ayuntamiento establece un importe, por lo que dependiendo del municipio en el que el vehículo esté dado de alta, será más o menos caro.

    En cualquier caso, el cálculo se realiza teniendo en cuenta los caballos fiscales y las tarifas base establecidas por ley son las siguientes:

    El motor y las emisiones contaminantes determinan la potencia fiscal, que sirve para calcular el IVTM.

    ¿Quién se libra de pagar el impuesto de matriculación?

    Existen algunos casos en los que se aplican descuentos en el impuesto de matriculación o incluso exenciones.

    Están exentos del pago:

    • Vehículos oficiales
    • Vehículos de representantes diplomáticos
    • Vehículos de servicio sanitario
    • Vehículos para personas de movilidad reducida (grado reconocido igual o superior al 33%)
    • Vehículos destinados al transporte público urbano con más de nueve plazas
    • Maquinaria con Cartilla de Inspección Agrícola.

    RECUERDA

    Al vender o comprar un coche de segunda mano, el IVTM debe pagarlo la persona que figure como titular con fecha 1 de enero del año natural en el que se produce la operación

    Además, se aplican bonificaciones en los siguientes casos:

    • Hasta el 75% según clase de carburante y/o características de los motores y su incidencia en el medioambiente
    • Hasta el 100% para los vehículos históricos con más de 25 años
    • 50% para los vehículos matriculados en Ceuta y Melilla

    En el caso de no pagar el impuesto de circulación en el plazo establecido, deberás hacer frente a un recargo. En caso de persistir el impago, tu cuenta bancaria será embargada o incluso se podría decretar judicialmente el embargo del vehículo.

    Últimas noticias

    ¿Quieres saber más? No te pierdas estos artículos relacionados con el término IVTM, Impuestos