Secretos del nuevo Audi e-tron: las razones de no usar una plataforma específica para eléctricos

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(6 fotos)

El nuevo Audi e-tron es el primer modelo completamente eléctrico de la firma alemana. No ha tardado mucho en llegar desde que lo vimos por primera vez, pero sí desde que fuera presentado en 2015 como un concepto. Bajo la carrocería se esconden las razones de tal retraso, que podría haber sido mayor si se hubiera optado por una plataforma dedicada. Te contamos uno de sus secretos.

El nuevo Audi e-tron, el primer crossover de la marca alemana, abre un nuevo capítulo

El nuevo Audi e-tron es sólo un anticipo de lo que está por llegar a la firma alemana. Los ingenieros encargados del desarrollo del modelo no sólo se han implicado en tal labor, sino que también ha servido para avanzar en el desarrollo de nuevos modelos que no van a tardar mucho en llegar.

El propio fabricante ha anunciado que, el próximo año 2019, veremos el modelo de producción derivado del concepto e-tron Sportback con las mismas características técnicas que el nuevo Audi e-tron, por lo que ambos compartirán la misma arquitectura modular. Los dos primeros eléctricos de la firma de los cuatro aros serán los únicos en compartir esta plataforma con los modelos de combustión.

El hecho de estar basado en la misma plataforma MLB que el Audi Q7 le hace tener mucho en común con uno de sus máximos rivales, el nuevo Mercedes EQC. Los dos hacen uso de una arquitectura de modelos de combustión -en el caso del eléctrico de Mercedes, usa la misma MRA del GLC- en lugar de hacerlo sobre la nueva plataforma PPE desarrollada junto a Porsche, que habría sido lo ideal, pero hay razones para que no se haya producido.

El espacio de la distancia entre ejes tiene 34 centímetros de altura para alojar las baterías del Audi e-tron

Aunque llega prácticamente al mismo momento que el modelo de la marca de la estrella, lo cierto es que para otros muchos llega un poco tarde en un momento de la historia en el que disponer de modelos electrificados de alguna forma es casi una obligación, basando su tesis de que el primer concepto, el Audi e-tron quattro concept, fue desvelado en el Salón de Frankfurt de 2015 y han necesitado casi cuatro años para desarrollarlo y presentarlo.

Al mismo tiempo que desvelaba el primer eléctrico en forma conceptual, el Tesla Model X  comenzó a llegar a los clientes al mismo tiempo de la presentación del concept, en septiembre de ese año, por lo que Audi decidió acortar el desarrollo utilizando la plataforma MLB y "limpiando" toda la parte entre ejes y los bordes del chasis para lograr un espacio de 2,28 metros de largo, 1,63 metros de ancho y una altura de 34 centímetros donde aloja los 36 módulos de la batería.

De hecho, si te fijas en la siguiente imagen podrás ver que el nuevo Audi e-tron cuenta con un túnel de transmisión bastante generoso, todo lo contrario que los modelos eléctricos que se han desarrollado sobre una plataforma específica y donde el espacio es la clave. El hecho de "acortar" el plazo de desarrollo del SUV eléctrico de Audi tenía que tener alguna limitación y es precisamente esta cualidad. Y, gracias, porque de haber utilizado la nueva PPE se habría retrasado más todavía

El voluminoso túnel de transmisión del nuevo Audi e-tron es consecuencia de modificar la plataforma MLB de combustión y adaptarla a este eléctrico

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto