¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El avisador acústico AVAS, obligatorio para híbridos y eléctricos desde julio

    El avisador acústico AVAS, obligatorio para híbridos y eléctricos desde julio
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Los híbridos, híbridos enchufables y eléctricos deberán estar equipados con el avisador acústico para peatones. La gran mayoría de los modelos a la venta ya cuentan con este sistema desde hace dos años, cuando la Unión Europea obligó a los fabricantes a su implantación. Ahora, desde julio se hace obligatorio para todos los modelos.

    En 2019, la Unión Europea implantó el sistema AVAS, el avisador acústico de peatones para los híbridos y eléctricos, un sistema que trata de evitar los atropellos de estos vehículos cuando ruedan en modo de cero emisiones en el ámbito urbano. El avisador acústico se implementó hace dos años para mejorar la seguridad vial, pero los vehículos de estas características anteriores a julio de 2019 carecían de este sistema, por lo que desde principios del próximo mes será obligatorio para todos.

    El AVAS cuenta con un zumbador que emite un sonido especial, en algunos fabricantes un desarrollo especial y particular, mientras que una gran mayoría ha optado por la fórmula de un silbido, que se mantiene desde el arranque hasta una velocidad máxima de 20 km/h, incluida también la función de marcha atrás. En el caso de los coches híbridos, y enchufables, el sistema no funcionará si el motor de combustión se encuentra encendido.

    Infografía del avisador acústico AVAS
    El avisador acústico AVAS para coches eléctricos e híbridos alertará a los peatones y ciclistas

    El AVAS es obligatorio para todos los híbridos y eléctricos desde julio

    Una velocidad máxima de funcionamiento que puede considerarse baja si tenemos en cuenta que en Japón y en Estados Unidos es ligeramente mayor, avisando hasta 30 km/h. Sin embargo, los 20 km/h son típicos de las zonas urbanas, especialmente las semi-peatonalizadas, por lo que se estima como suficiente, ya que una velocidad superior será perfectamente audible por el ruido de rodadura de los neumáticos en contacto con la superficie.

    La Unión Europea no es partidaria, pero los fabricantes darán la posibilidad a los clientes de apagar el avisador acústico, aunque éste se volverá a conectar cada vez que el vehículo se apague y sea arrancado de nuevo. El organismo europeo también ha señalado en su pliego de condiciones obligatorias que el sonido deberá de ser similar al que realiza un motor de combustión interna.

    El AVAS será obligatorio desde el próximo 1 de julio, emitiendo un sonido constante durante la circulación, y suave, por lo que no escucharemos melodías similares a los rugidos de un motor de combustión a golpe de acelerador. La intención es que sea tan sostenible como el propulsor equipado bajo la carrocería. Pero, a pesar de las recomendaciones, más de uno llamará la atención, ya que fabricantes como BMW han optado por una banda sonora distintiva y característica.