¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Bentley Continental GT GP Ice Race, preparado para volar sobre el hielo

    10
    Bentley Continental GT GP Ice RaceBentley Motosport

    Con la base del nuevo Bentley Continental GT, la división de la marca británica presenta la versión especial con la que afrontará un reto: una carrera sobre las heladas pistas de una estación de esquí de Austria, luciéndose con una imagen especialmente deportiva y donde desplegar los 635 CV de su motor de 12 cilindros en W.

    Bentley presenta el nuevo Continental GT GP Ice Race, una versión especial del coupé británico que, por supuesto, no va a llegar a producción, pero sí se ha desarrollado con un fin: el de competir en una pista de carreras congelada de 600 metros, tallada en la nieve de la estación de esquí de Zell am See, Austria.

    La división de Bentley Motosport apunta que ha tratado de conservar la esencia principal del Continental GT, a pesar de que las modificaciones implementadas son importantes para cumplir con las normas de seguridad que impone la competición, por lo que se han eliminado los asientos traseros y se ha integrado una jaula antivuelco trasera, un sistema de extinción de incendios a bordo, asientos de carreras y arneses.

    El Bentley Continental GT GP Ice Race, un desarrollo especial para volar en una carretera helada y repleta de nieve

    Los de Motorsport explican que no han necesitado variar las especificaciones del chasis de serie, dado que tuvieron ocasión de probarlo en nieve cuando el Continental GT era un prototipo de pruebas, superando las expectativas, por lo que solamente se ha aumentado la distancia con nuevos muelles y se han ensanchado 15 milímetros los pasos de ruedas para alojar neumáticos más grandes, unos con clavos Pirelli Scorpion Ice Zero 2.

    Estéticamente, se ha vestido la carrocería del Continental GT con un vinilo decorativo especial, las grandes llantas de aleación se han pintado en negro atrás y azul delante, siguiendo la decoración del vinilo, el techo equipa una barra de luces de alto rendimiento, y el sonido del motor también es más agudo gracias a un sistema de escape específico desarrollado por Akrapovic.

    La edición especial de la prueba, que se realizará sobre una pista de hielo de 600 metros, monta el motor más potente de la gama, el bloque biturbo de 12 cilindros en W con 6.0 litros y una potencia máxima de 635 CV con 900 Nm de par motor, una auténtica bestia que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanzar una velocidad punta de 333 km/h. En la pista de esquí no podrá llegar hasta estos extremos, pero sí contará con ayudas especiales como las barras estabilizadoras adaptativas de 48 Voltios y frenos con discos de hierro.

    El habitáculo del Bentley Continental GT GP Ice Race lleva al deportivo británico a un nivel más extremo
    Bentley Continental GT GP Ice Race, preparado para volar sobre el hielo