¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El diseño del BMW Concept XM estrenará una nueva personalidad en los modelos de lujo

    El diseño del BMW Concept XM estrenará una nueva personalidad en los modelos de lujo
    BMW Concept XMBMW
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    El BMW Concept XM ha sido presentado. Un adelanto del SUV más deportivo que los bávaros están gestando y que hemos visto en pruebas. El futuro modelo llegará al mercado en 2023, con un diseño que está generando más controversias de las esperadas, pero que distinguirá a los modelos de lujo con un llamativo secreto.

    El BMW Concept XM ha generado más controversias de lo que la marca bávara esperaba. El adelanto del nuevo SUV deportivo desarrollado por la división deportiva ha sorprendido y no de forma tan grata precisamente, siendo el diseño frontal el área que más disgusta a los fans de la marca de Múnich, pues la trasera tiene mucho más de concept que la delantera.

    El departamento de diseño de BMW se ha embarcado en una nueva estrategia que emergió con el nuevo formato de la característica parrilla ovoide implantada en los Serie 4, i4 e iX. Un estilo del que ya avisó que solamente se ofrecerá en determinados modelos, por lo que abre una nueva identidad para una nueva generación de modelos y cada uno dispondrá de una personalidad especial. El objetivo es romper la barrera del «visto uno, vistos todos». Pero con el Concept XM ha subido muchos escalones de golpe y porrazo, adelantando un estilo que será muy diferente en los buques insignia.

    Foto BMW XM Concept - exterior
    Detalle de los faros principales del BMW Concept XM en un segundo y más discreto plano

    El BMW Concept XM muestra el distintivo diseño de los modelos de lujo

    Llámese Serie 7, i7, X7 y XM. Los cuatro ya han dejado ver en las fotos espía un aire más de vanguardia, a medida que se han ido destapando. Unos faros más finos para la luz diurna y los intermitentes en la parte superior, y los proyectores principales de las luces de cruce y carretera en un nivel inferior. Un diseño por capas como le gusta llamarlo a BMW. Y así se demuestra en el frontal del XM, cuyos faros han pasado más que desapercibidos, pero los puedes ver claramente en la imagen sobre estas líneas.

    La gran pregunta es por qué esconder los faros, algo que tiene una respuesta. Y es que los de Múnich, si bien dan una gran importancia a la tecnología de iluminación, también han decidido que pase a un segundo plano. Los famosos «angel eyes» han sido una seña de identidad durante años y han ido evolucionando, por lo que ahora el protagonismo serán estos finos faros y la parrilla del radiador más poligonal y angular, cuyos bordes estarán iluminados.

    Esta es la clave que caracterizará los futuros modelos de lujo de la marca alemana, y que los distinguirá del resto, cuyo diseño sí será más convencional. De hecho, en el desarrollo del nuevo BMW Serie 5 que llegará en 2024 ya se intuye esta línea, una evolución del canon actual frente a la auténtica revolución que experimentarán los más grandes. Lo que está por ver es si los alemanes también la emprenden de igual manera con el relevo del Serie 8 cuando cumpla su ciclo de vida comercial, previsto para 2025, pues con el facelift que está a punto de ser desvelado no han seguido la misma estrategia que con el X7.