¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Arranca la producción del nuevo BMW iX, el SUV eléctrico inicia su andadura

    Las primeras unidades del nuevo BMW iX salen de la factoría alemana de DingolfingBMW

    El nuevo BMW iX ya está siendo producido en la factoría alemana de Dingolfing. El nuevo SUV eléctrico, buque insignia de los bávaros, está empezando a salir de las líneas de producción para después del verano llegar a los concesionarios europeos. Lo hará a partir de otoño, estrenando estilo y con dos potentes opciones mecánicas.

    La producción en serie del nuevo BMW iX ya ha arrancado en una de las factorías más avanzadas de los bávaros. En Dingolfing, la misma cadena de producción en las que se fabrican los Serie 5, Serie 7 y Serie 8, y que se han adaptado para la producción de eléctricos durante los próximos años.

    La misma sede de fabricación en la que también se producirá el nuevo BMW i4, la variate más eficiente del nuevo Serie 4 Gran Coupé. Durante estos meses, BMW fabricará una importante flota de unidades para satisfacer la demanda y pedidos del nuevo modelo de cero emisiones, por lo que las primeras entregas están previstas para el próximo otoño, entre finales de octubre y principios de noviembre.

    Foto producción BMW iX
    El BMW iX, en las cadenas de producción de la factoría de Dingolfing, en Alemania

    El nuevo BMW iX ya está siendo fabricado en Alemania

    El SUV es el segundo modelo con una carrocería de este tipo con el que cuentan los de Múnich, un tope de gama que se sitúa entre medias del X5 y del X7, en términos de medidas, y en el de espacio interior con éste último. Milan Nedeljkovic, miembro de la Junta de Producción, ha señalado que «El año que viene, el BMW iX será uno de los modelos de mayor volumen en el Dingolfing», unas palabras muy certeras que ponen de relieve la confianza en un gran volumen de ventas, a pesar de su precio.

    El iX está desarrollado sobre la plataforma CLAR We, una estructura que permite la concepción de modelos de combustión, híbridos enchufables y eléctricos. Se presenta, por dentro y por fuera, con un diseño inédito en la marca, rasgos más modernos y, especialmente el interior. Vanguardismo puro con un salpicadero dominado por una gran pantalla dispuesta en horizontal, y la primera del mercado con un formato curvo. Una solución que permite enfocar la sección táctil de la consola central hacia el conductor.

    Por ahora, la gama del BMW iX contará con dos opciones, ambas con tracción total eléctrica xDrive fruto de dos motores eléctricos, uno por eje. La versión básica, el xDrive40 con una potencia máxima de 240 kW, equivalentes a 326 CV, y la segunda opción, más deportiva, es el xDrive50 con 523 CV. La firma combina ambas con una batería de iones de litio, que rinde una capacidad neta de 70 kWh en el primero y de 100 kWh en el segundo, ofreciendo autonomías de 400 y 600 kilómetros con una sola carga.