¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • El asistente para maniobras de Bosch es capaz de prevenir el 58% de los atropellos

Proyecto UR:BANEl asistente para maniobras de Bosch es capaz de prevenir el 58% de los atropellos

Como parte de la iniciativa de investigación UR:BAN, el fabricante alemán de componentes para automóviles Bosch está desarrollando nuevos sistemas de seguridad que previenen los accidentes con peatones y ciclistas en zonas urbanas. Un nuevo paso hacia la conducción automatizada.

El sistema de Bosch detecta la posición y dirección de los peatones

El proyecto UR:BAN (acrónimo del alemán para ‘el espacio urbano: sistemas de asistencia de fácil uso y gestión de la red’) tiene como objetivo el desarrollo de sistemas de asistencia al conductor en el entorno urbano, evitando accidentes y atropellos. La importancia de investigaciones de este tipo se observan al darnos cuenta de que en España se producen unos 11.000 atropellos cada año, de los cuales la gran mayoría (el 93%) tienen lugar en zonas urbanas ya que es donde, evidentemente, hay una mayor presencia de peatones.

Los costes de UR:BAN rondan los 80 millones de euros aproximadamente y se financia con fondos públicos -por el momento, la mitad ya ha sido sufragada por el Ministerio Federal Alemán de Economía y Energía- y la colaboración de 31 empresas y organismos de diferentes sectores.

El fabricante alemán de componentes para automóviles Bosch es una de ellas y sus investigadores, entre los que se encuentran Dietrich Manstetten y Lutz Bürkle, han contado cuáles son las claves del proyecto presentado este mismo mes y cómo funcionan los sistemas de asistencia que han desarrollado.

Los procesadores del estudio analizan los datos recogidos por las cámaras más de diez veces por segundo

Los trabajos de Manstetten, Bürkle y sus equipos de investigadores del proyecto UR:BAN han dado como resultado un sistema que monitoriza el entorno del vehículo, identificando dónde están los peatones y ciclistas. En el caso de detectar un posible impacto, ayuda al conductor a detener el automóvil y a realizar una maniobra de esquiva en caso de que sea necesario. El sistema funciona hasta los 50 km/h.

Manstetten señala que estas tecnologías de seguridad son el paso previo a la conducción autónoma. “La conducción automatizada está llegando también a las ciudades. El nivel de automatización está aumentando gradualmente, comenzando con los sistemas de asistencia al conductor”, explica.

Detectar al peatón... y saber hacia dónde se dirige

Los dos aspectos claves para que sistemas de seguridad como éste eviten la mayoría de accidentes es identificar el entorno y adelantarse a los acontecimientos. Por ello los vehículos en estudio emplean múltiples sensores que monitorizan todo lo que sucede alrededor del automóvil. Bosch ha desarrollado una cámara de vídeo estéreo para reconocer el entorno.

El asistente para maniobras de esquiva también detecta ciclistas en el entorno del coche

“Sólo cuando sabemos lo que está pasando alrededor del coche podemos determinar la estrategia correcta de conducción”, señala Bürkle. Un procesador se encarga de analizar los datos recogidos por la cámara, y no sólo detectar dónde están los peatones y ciclistas sino también a dónde se dirigen.

Hace poco nos preguntábamos: ¿puede un algoritmo predecir accidentes? Pues bien, Bürkle explica que “por medio de algoritmos inteligentes, hacemos que el equipo calcule cualquier cambio que se produzca en el entorno y hacia dónde se dirigen los objetos”. De esta manera aumentan las probabilidades de evitar el posible accidente. “Una de las cosas que hemos enseñado a los coches es a predecir lo que va a ocurrir a continuación, y ayudar así a los conductores a realizar una acción evasiva cuando se produce un inminente riesgo de impactar a un peatón”, concluye Bürkle.

Ante una situación de riesgo, el sistema de Bosch puede detener completamente el coche antes de que se pueda llegar a producir un accidente ayudando al conductor a aplicar los frenos con mayor intensidad. Además, si el conductor da un volantazo para esquivar el obstáculo, el sistema apoyar la maniobra de dirección para que sea más precisa y no se pierda el control del vehículo.

Otros sistemas investigados tratan de avisar a los conductores distraídos ante una situación de riesgo

Las pruebas iniciales se han mostrado satisfactorias y Bürkle señala que “siempre que el conductor reacciona al menos medio segundo antes de una posible colisión, el sistema de asistencia puede ayudar a evitar que éste finalmente se produzca en el 58% de los casos".

Éste es uno de varios sistemas que se están estudiando. Interesante también resulta la asistencia a la conducción que ayuda a las maniobras del vehículo a través de espacios reducidos. A través de las imágenes tomadas por la cámara de vídeo estéreo, el procesador calcula la trayectoria que debería llevar el coche y controla la dirección eléctrica para pasar a través del hueco estrecho de forma segura.

Tampoco hay que olvidar que muchos de los accidentes son producto de las distracción del conductor por lo que otra línea de investigación señala que, según explica Manstetten, “mediante la supervisión de la línea de visión del conductor, unas diminutas cámaras situadas en el interior del vehículo pueden saber si sus ojos están mirando en la dirección correcta”.

Fuente: Bosch

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto